Volver a sección

Información general

Denuncian que hay peligrosos pozos en barrio Primero de Mayo

Quedaron en el sector donde una empresa está realizando la obra de cloacas. Peligro para niños pequeños y animales.

 Hueco detectado en calle San Lorenzo.

Vecinos del Primero de Mayo denunciaron la existencia de una serie de pozos de varios metros y unos 25 cm. de diámetro ubicados en un sector del barrio donde se realizó la obra de cloacas.

Estos orificios (que se encuentran semiocultos por el pasto) no tienen tapa ni están señalizados. Fueron simplemente abandonados con el riesgo que significan para la caída de un niño pequeño, un animal o un adulto que pueda pisarlos y fracturarse.

El tema comenzó a comentarse en el vecindario en el día de ayer, cuando la señora Mercedes Nascroile, pensando el dramático caso del niño que murió tras caer en un pozo en España, intentó taparlos. Mientras lo hacía su teléfono móvil cayó al orificio, del que no pudo recuperarlo por la gran profundidad. La mujer introdujo una varilla de tres metros con la que logró detectar agua en la parte más honda, pero no el fondo.

“La emrpresa de cloacas hizo una serie de perforaciones al menos en cuatro cuadras para extraer agua con bombas. Pero al finalizar las obras y continuar en la cuadra siguiente dejaron estos pozos descubiertos sin ningún tipo de señalización. Deben tener como cinco metros”, contó un vecino a InfoCañuelas.

En la calle San Lorenzo, entre 20 de junio y Braille, hallaron tres perforaciones de similares características, sólo en un tramo de 50 metros.

“Un nene de 2 ó 3 años podría caer. Si bien no llegaría hasta el fondo ya que al principio es más ancho y luego se va estrechando al diámetro de un palo de luz. Pero una persona puede meter el pie y quebrase y un animal o un perro chiquito podrían caer perfectamente. Cuando llueve se inundan y no se ven. De casualidad nadie metió el pie” agregó otro vecino.

Personal municipal debería exigirle a la empresa que de inmediato proceda a tapar y consolidar estos pozos antes de que se produzca algún incidente lamentable.