17 de abril. Cañuelas, Argentina.

weather 22º

Debate por el asfalto de calle Yrigoyen, que a tres años de su finalización se está haciendo de nuevo

El oficialismo rechazó un pedido de informes de la oposición. La concejal Guardia comparó el grosor de los nuevos asfaltos con la tecnología de los celulares.

Alcoba, Guardia e Iturmendi.

Alcoba, Guardia e Iturmendi.

Hace unos días se puso en marcha la reconstrucción del asfalto de la calle Hipólito Yrigoyen entre las calles Azcuénaga y República Oriental del Uruguay, un tramo de 550 metros que fue asfaltado en 2019 para tránsito liviano y que a raíz del deterioro sufrido, ahora se está rehaciendo con una superficie más gruesa, para tránsito pesado.

A partir de esta reconstrucción a cargo de la empresa Ingevial, el bloque de concejales de Juntos presentó un pedido de informes en la sesión legislativa del jueves pasado. El presidente de la bancada, Leonardo Iturmendi, pidió conocer el nombre de la empresa que hizo el primer asfalto, si se firmó el final de obra, si existía garantía por eventuales fallas estructurales y si el municipio inició algún reclamo administrativo ante la empresa constructora por el rápido deterioro.

“Nos llama la atención que una obra finalizada tenga que hacerse nuevamente en dos años” dijo Iturmendi, pidiendo acceso al pliego de licitación y contrato firmado por el municipio con la empresa a cargo de la ejecución.

Sin embargo, el oficialismo votó en contra del pedido de informes con el argumento de que el reasfaltado iniciado hace unos días es “una obra nueva”.

El concejal Enrique Alcoba tomó el micrófono para explicar que el asfalto de 2019 estaba diseñado para tránsito liviano. A pesar de que los camiones no deben circular por el casco urbano (hay ordenanzas que lo limitan), dijo que se incrementó el tránsito de camiones en toda la zona, por lo que Vialidad Nacional desembolsó una suma para hacer una carpeta nueva preparada para vehículos de gran porte.

“Parece la misma obra, pero es diferente” insistió Alcoba, quien en ningún momento reconoció fallas estructurales en el primer asfalto del barrio Buen Pastor.

Minutos más tarde, cuando se discutió la rendición de cuentas del ejercicio 2021, la concejal Flavia Guardia apeló a una analogía tecnológica para replicar las críticas de la oposición expresadas años atrás en relación a la calidad de los asfaltos.

“Decían que era una feta de salame y que iba a durar dos días. Así como los celulares y televisores, el asfalto también viene más fino, sin perder el poder comparativo con los utilizados en décadas anteriores”, señaló.

 

Escrito por: Redacción InfoCañuelas