Volver a sección

Información general

Debate con muchas coincidencias

Los cuatro precandidatos coincidieron en varios temas centrales de la administración. Fernández fue el que se mostró más agresivo, especialmente con Guillermo Pérez. <br>Cuando se les preguntó sobre el gasto de la campaña, Pérez fue el único que no quiso revelar la cifra.

Miguel Fernández, Sergio Nucifora, Guillermo Pérez y Eduardo Recalt debatieron  por primera vez en sociedad durante una exposición pública de propuestas organizada por InfoCañuelas.

El encuentro se realizó el viernes 10 de agosto en el flamante salón Victoria del Hotel y Spa Cañuelas (en Rivadavia y Basavilbaso) ante la presencia de unas cien personas.

Los cuatro precandidatos se mostraron coincidentes en muchas propuestas, como el aumento de las tasas, la seguridad o la necesidad de encarar pequeñas obras públicas entre el municipio y los vecinos, pero exhibieron estilos diferentes en su relación con los rivales.

Mientras que Nucifora estuvo apagado y por momentos no quiso utilizar los minutos disponibles para exponer, Fernández se mostró especialmente agresivo y punzante con Guillermo Pérez.

Se realizaron dos sorteos -uno al comienzo y otro para el mensaje de cierre- para establecer el orden de las respuestas y en ambos casos a Miguel Fernández le tocó hablar en primer término.

Luego de una presentación inicial de un minuto, los precandidatos dispusieron de entre uno y dos minutos para hablar sobre 23 temas. A lo largo de las dos horas del debate hubo dos cortes en el que pudieron responder los dichos de sus contrincantes.

ACCION SOCIAL
Sergio Nucifora aseguró que su compromiso será "despolitizar el área de acción social y que sea manejada únicamente por asistentes sociales. No vamos a tener más empleados porque son encargados de comedores.  Vamos a tener que gente que estudió y se preparó para eso".

Fernández sostuvo una posición contraria: dijo que acción social "es un área relacionado con el aspecto político, lo que no necesariamente significa regalar comida por un voto".

Pérez considero que "política social debe ser política pero no politiquería", en tanto que Recalt reclamó la presencia de voluntarios y de instituciones como Cáritas y el Grupo Sol para armar "redes" en Cañuelas y las localidades.

SALUD
Recalt dijo que es necesario "priorizar la atención en las unidades sanitarias" y "trabajar en capacitación" y adelantó que brindará su apoyo para que se concrete la terapia intensiva impulsada por el Rotary Club.

Nucifora señaló que es necesario restablecer  "una cadena de mando" y subrayó que "el mayor esfuerzo se debe hacer en la prevención  a través de las unidades sanitarias".

Fernández dijo que de acuerdo a su concepción hay dos sistemas de salud: "El reactivo y el proactivo. El reactivo es el actual, un sistema caro, ineficiente y con malos resultados porque no conoce al paciente, no tiene censos, no sabe qué problemáticas hay y trabaja en función de las demandas. Nosotros estamos proponiendo sistema proactivo: saber qué pasa, qué gente tiene los problemas e interactuar con el área de política social".

En este sentido propuso digitalizar las historias clínicas y conectar al Hospital con las unidades sanitarias para conocer de manera fácil el historial de cada paciente.

También reclamó capacitar a los médicos y establecer un profesional clínico las 24 horas en las unidades sanitarias.

Pérez retrucó la propuesta de la capacitación. "Tenemos que contratar médicos que ya estén capacitados. El estado no puede encargarse de eso.  Para eso estudiaron. La realidad es que tenemos que contratar médicos capaces de ponerse la camiseta del hospital y transpirarla hasta romperla".

Además, dijo que del mismo modo que se logró la instalación de un puesto de Gendarmería cuando se consideró que Cañuelas es un lugar estratégico para la seguridad de las rutas "también tenemos que trabajar para que las autoridades naciones y provinciales se den cuenta de que deben intervenir en el Hospital. Vamos a hacer un esfuerzo sobrenatural  para que nuestro hospital se transforme en subzonal".

SEGURIDAD
Este fue uno de los temas en los que todos estuvieron de acuerdo. Salvo algunos matices, los cuatro precandidatos manifestaron su apoyo al sistema de seguridad.

"Yo fui el que redactó el proyecto de seguridad integral. Cañuelas está más segura y puede estar más segura todavía" intervino Pérez, mostrando sus blasones.

El único aspecto en el que mostraron diferencias fue en el financiamiento. "Los fondos para seguridad son suficientes, lo que pasa es que no han llegado porque el intendente los usó para otra cosa. Hay una mala administración de la plata", disparó Nucifora.

"De ninguna manera hubo una mala administración. Tal vez no llegaron los fondos o el intendente no los entregó. Eso es muy distinto a hablar de una mala administración", retrucó Pérez.

TASAS
También en este aspecto los cuatro consideraron que es necesario un ajuste.

"Lamento que no se hayan aumento hace dos años en forma progresiva.  Ahí hubo un error compartido. Eso sí, antes de cualquier aumento hay que brindar un mejor servicio y hay que saber cobrar más. En los últimos tiempos eso se está haciendo mejor pero hay que llegar a una cobrabilidad del 70 %", sostuvo Fernández.

Pérez tiró algunos dardos a los intendentes y funcionarios anteriores del área económica: "Si los distintos intendentes hubieran tomado la decisión del ajuste, hoy no estaríamos pasando lo que pasamos. Es muy fácil mantener una economía municipal si durante cuatro años no se le da un aumento a los trabajadores".

Recalt, en tanto, mencionó una propuesta concreta en la que está trabajando su grupo:
"Estamos evaluando la contribución de mejora diferenciada por barrios y localidades para que el vecino sepa en qué se va a usar el dinero. Por ejemplo, si una localidad necesita iluminación, crearemos una contribución para esa localidad y para ese fin específico  por un determinado tiempo. Y luego se creará otra contribución para otro destino".

SUELDOS Y GASTO PUBLICO
Miguel Fernández propuso crear una "auditoría interna" para controlar el gasto público que incluya una publicación permanente del dinero ingresado y gastado y además consideró que es necesario mejorar el salario de los secretarios (los sueldos actuales rondan los 2 mil pesos) porque "si los secretarios ganan poco pueden tener ingresos ´de alguna otra forma´", es decir mediante sobornos.

Pérez, por su parte, dijo que es necesario "bajar los gastos superfluos y los subsidios, cuidar el dinero como si fuera de uno".

DESARROLLO Y MEDIO AMBIENTE
Eduardo Recalt planteó con fuerza la dicotomía entre industrias y desarrollo sin chimeneas. Sobre este aspecto dijo que apoyará un crecimiento "que no nos lleve a perder nuestro modo de vida. Tal vez si propiciamos un desarrollo industrial terminemos perdiendo esas cosas que nos gustan y por las cual hemos crecido.  No podemos permitir industrias que ofrezcan trabajo a cambio de contaminar el medio ambiente".

Además, dijo que incluirá al turismo como una política de desarrollo.

Nucifora dijo que su propósito es "no sólo salir y buscar industrias de manera desesperada, sino ayudar a las industrias y comercios ya radicados y ayudar al campo a vender sus productos y gestionar créditos".

También dijo que propiciará "elevar Medio Ambiente a Subsecretaría, porque es prevenir para el futuro".

Miguel Fernández indicó que una de sus premisas será ejercer "mucho control" sobre la industria y "contactar a las pymes con instituciones de crédito", en tanto que para Guillermo Pérez lo primordial será "agregarle ciencia y técnica al área de desarrollo para redimensionar un nuevo plan urbanístico. De nada vale crecer como Pilar. Hay que crecer ordenadamente".

DELEGACIONES
Los cuatro estuvieron de acuerdo en que es necesario descentralizar mayores funciones en las delegaciones, especialmente tareas como el cobro de tasas.

Sobre la elección de los delegados por medio del voto popular, Recalt rechazó esa posibilidad en tanto que Fernández se inclinó por una opción intermedia: "Vamos a hacer que la gente proponga a candidatos de la zona y nosotros evaluaremos cuál es el mejor".

SINDICATOS
Sobre la relación con los sindicatos, Fernández dijo que impulsará algunas iniciativas como guarderías para los hijos del personal, en tanto que Recalt apuntó a una relación de mayor distancia con los gremios: "Hay que entender que todos estamos en el mismo barco. Tiene que haber un respeto hacia al otro; no se puede llegar a un acuerdo si no tenemos un mínimo de respeto".

Pérez terció en el tema: "Yo fui delegado gremial y sé hasta donde se puede dar y hasta dónde se puede pedir".

SERVICIOS Y OBRAS PUBLICAS
En este tema de vital importancia los cuatro fueron prudentes al no prometer obras que saben que no podrán realizar. Coincidieron en que en un primer momento sólo se podrá hacer lo básico, como zanjeo y rellenado  de juntas. Recién en una segunda etapa se podrán encarar algunas obras con un sistema mixto de financiación entre vecinos y municipio.

Nucifora insistió con un proyecto polémico que consiste en vender inmuebles municipales para volver a dotar al corralón con maquinaria nueva.

Fernández le respondió que de ninguna manera yo vendería un inmueble para comprar algo que dentro de tres o cuatro años se va a depreciar. Hay que buscar otro método".

CRITICAS CRUZADAS
En varios momentos los precandidatos se cruzaron algunos dardos, pero siempre con moderación y hasta con sutileza. El más punzante fue Miguel Fernández, quien dirigió todos sus tiros a Guillermo Pérez.

"A veces me sorprende que haya gente con tanto tiempo en el gobierno y que necesiten una oportunidad más para demostrar qué se puede hacer con Cañuelas". En otro pasaje insistió con la misma idea: "Todos decimos cosas parecidas pero habrá que ver cómo se llevan a la práctica. Me resulta difícil de creer cuando los históricos dicen que van a implementar cambios. La verdad que no lo veo".

Pérez le respondió con algunas cifras, comparando los resultados de sus antecesores (entre ellos Fernández) con los propios: "En el 2003 había un 46 % de negocios sin habilitar que venían del anterior gobierno. Yo subí las habilitaciones al 97%. Con sólo 8 inspectores logré recomponer el tránsito. En Bromatología no había control. Hoy el control es extraordinario. Y en seguridad está todo a la vista. No tengo que decir nada" .

En otro momento Pérez dijo que es necesario imprimirle "carácter" a la función pública. Fernández fue otra vez a la carga: "No hace falta gritar para tener la verdad. La verdad es una cuestión de lo que se dice, no del volumen de la voz".

Cuando les tocó hablar de obras públicas, Pérez aseguró: "las cosas también se pueden hacer con poco dinero. Hay que usar las ganas y la inventiva". Fernández volvió a responderle: "no hay que poner  voluntad sino conocimiento al tema".

EL hombre de la UCREI también ironizó sobre el hecho de que Pérez se haya mantenido en el gabinete de Rivarola a pesar de su pase al kirchnerismo:  "La política siempre la marca el intendente y cuando uno no está de acuerdo tiene que dar un paso al costado. Es lo que yo hice en las dos oportunidades en las que estuve en el Ejecutivo".

Recalt habló una sola vez de sus oponentes y fue para ubicarse como la mejor opción frente a una elección general: "Todos tienen derecho a ser candidato, la gran discusión es quién puede llegar y quién puede tener el apoyo de la ciudadanía en una elección general".

Nucifora, en tanto, dijo que su grupo es el único que puede resistir un archivo.

LOS GASTOS DE CAMPAÑA
En la organización del debate se habían previsto dos minutos finales para que cada precandidato hiciera el cierre (a pedido de Recalt el tiempo se extendió a tres minutos). Dentro del cierre, una de las condiciones era mencionar el gasto de la campaña y las fuentes de financiamiento.

Lo curioso es que tanto Miguel Fernández como Sergio Nucifora y Guillermo Pérez (por sorteo, hablaron en ese orden) no mencionaron el tema del gasto, pero sí lo hizo Recalt, quien reconoció haber  utilizado 5.000 pesos, todo facilitado por los militantes de su grupo.

Luego, los otros precandidatos se vieron en la obligación de volver al tema. 

Fernández reconoció un gasto de 15.000 pesos aportados por él y por la gente de su grupo, destinado a publicidad y tarjetas telefónicas "porque nosotros no tenemos teléfono pago", otra ironía dirigida a Guillermo Pérez, quien sigue utilizando el celular del municipio.

Nucifora detalló que su grupo rifó un automóvil con lo que se recaudó 63.000 pesos. 20.000 se utilizaron para la compra del coche y 37.440 es lo que se lleva gastado hasta el momento en publicidad, movilidad y comidas.

Pérez, en tanto, se excusó de dar la cifra gastada: "El cuestionario de InfoCañuelas nos llegó a las 6 de la tarde y no tuve posibilidad de sacar cuentas. Nuestra campaña ha sido muy austera, con aportes de amigos y personas que creen en nosotros y que no han pedido nada a cambio. El aporte que hemos tenido no ha sido a cambio de ninguna prebenda para el futuro gobierno".

INFOCAÑUELAS
13-08-07