Volver a sección

| Información general

Crecen los conflictos con un director municipal por el trato hacia el personal

El director del Cementerio, “Paco” Carabajal, denunció a un empleado por lesiones.

El director del Cementerio, “Paco” Carabajal, denunció a un empleado por lesiones.

Crecen los conflictos con un director municipal por el trato hacia el personal

 Cementerio municipal.

La Municipalidad de Cañuelas abrió un sumario administrativo a raíz de una denuncia penal por lesiones efectuada por el director del cementerio Municipal, Alberto Carlos “Paco” Carabajal, contra un empleado de esa repartición.

El incidente, ocurrido el 27 de mayo, es el punto culminante de una seguidilla de conflictos que Carabajal mantuvo con distintos empleados que lo cuestionan por su trato prepotente. 

Las versiones indican que luego de varias discusiones previas, el jueves Carabajal le dio una serie de indicaciones a Martín Véliz, operario del área de inhumaciones y mantenimiento. Lo hizo en un tono que provocó una reacción inesperada. “Es un pibe muy humilde, lo venía aguantando, reaccionó mal y se fue a las manos” describió un compañero.

Este viernes la Secretaría Legal y Técnica a cargo de Sebastián Demichelis recibió una copia de la denuncia por lesiones que Carabajal radicó en la UFI 1 contra el agente. Acto seguido se inició un sumario administrativo y se le pidió un descargo.

¿Qué fue exactamente lo que el funcionario declaró ante la Fiscalía? Dijo que tiene 12 empleados a su cargo, que Véliz venía pidiendo que lo derivaran a otro sector y que ante la negativa al traslado comenzó a tener conflictos con sus compañeros.

Sobre el día del incidente dijo que estaba en su oficina hablando con otro empleado, Julio Pérez, quien le estaba contando que minutos antes había discutido con Véliz; y que durante ese diálogo Véliz irrumpió en la oficina y que sin mediar palabra comenzó a propinarle golpes de puño en la cabeza y patadas en las piernas. Destacó que fue la primera vez que sufrió un incidente físico y que anteriormente hubo sólo insultos.  Por último aclaró que no deseaba instar la acción penal contra el agente pero sí solicitar la mediación judicial.

Los choques no sólo se circunscriben al cementerio, donde Carbajal asumió en febrero de 2020, sino también en otras áreas municipales, ya que además se desempeña como director del Canil y director del Vertedero (Ecopunto). Lo que se dice un funcionario todo terreno.

GRITOS EN EL VERTEDERO MUNICIPAL

El 8 de mayo se produjo otro incidente, en esa oportunidad en el Ecopunto de la Ruta 6, donde Carabajal tuvo un cruce con una de las coordinadoras del predio.

De acuerdo a los datos que pudo reconstruir InfoCañuelas, el director le asignó tareas que no estaban contempladas y le prohibió que hablara con el resto del personal y con los recicladores. Posteriormente se produjo una discusión que se fue haciendo más áspera hasta que intervinieron otros empleados en defensa de la mujer. Afectada por la discusión, abandonó el lugar e hizo dedo para volver a su casa. Posteriormente solicitó asistencia psicológica y se contactó con el abogado Oscar Sayago. 

En la semana del 10 de mayo Sayago le envió una carta a la secretaria de Gobierno, Valeria Ríos, para explicarle la situación de violencia laboral a la que fue sometida la empleada, haciendo reserva de iniciar acciones legales si la situación de maltrato continuaba.

Además, hubo un contacto de la víctima con la Secretaría de la Mujer. En síntesis, la empleada del Ecopunto pidió que se aplicaran hacia adentro del municipio las mismas políticas de género que se proclaman hacia el resto de la sociedad. Le dijeron que lo hablarían con Carabajal y que la llamarían para explicarle el resultado de la gestión, pero nunca la llamaron. 


A LOS GRITOS EN UNA ESTACIÓN DE SERVICIO

Una funcionaria municipal, caracterizada por su perfil bajo, también sufrió un altercado con Carabajal, quien la increpó por un tema laboral en una estación de servicio, donde se cruzaron de forma circunstancial. Esta situación ocurrió frente a las empleadas de la gasolinera.

Luego de ese incidente la funcionaria increpada habló con Valeria Ríos para contarle que fue maltratada verbalmente. Le pidió que evitara asignarle tareas que implicaran compartir el mismo espacio físico. Además se contactó con la secretaria de la Mujer, Fernanda Rojo, para transmitirle lo sucedido.

VERSIONES CONTRAPUESTAS

Apadrinado por un sector del Frente Renovador local, Carabajal, de 47 años, asumió como director del Cementerio Municipal en febrero de 2020, en simultáneo a la asunción de Valeria Ríos. 

En los pasillos municipales todos coinciden en que las quejas que se han presentado contra el funcionario, tanto en la Secretaría de Gobierno como en la Jefatura de Personal, siempre terminaron archivadas. “Lo bancan porque es un buen recaudador en el cementerio. Llegó diciendo que iba a ordenar todo el municipio pero se le fue la mano y maltrata a todo el mundo. En el cementerio reinventó las normas y exige cosas que no corresponden en un tono que tampoco corresponde, por eso la gente termina reaccionando mal o pide el pase a otros sectores” describió un empleado con el que también tuvo diferencias.

En el Ejecutivo la versión es otra. Un alto funcionario consultado por InfoCañuelas afirmó que el cuestionado director “es muy exigente con el cumplimiento del trabajo, con los horarios, y eso a muchos no les gusta”.

Más allá de los matices e interpretaciones, la relación del funcionario con los empleados parece haber llegado a un punto de no retorno.