Volver a sección

Información general

Crece la preocupación por el humo del Molino

Varios vecinos de la planta realizaron consultas médicas por molestias respiratorias. Desde la empresa aseguraron que la situación estará controlada el domingo. El equipo directivo de la Escuela Santa María se reunirá el lunes para evaluar medidas.

 Panorama del viernes frente a las puertas de la escuela Santa María.

Desde hace cuatro días quienes viven en las inmediaciones de la planta industrial del Molino Cañuelas se encuentran sumidos en una densa nube de humo ácido que genera ardor en los ojos, irritación en la garganta y, en algunos casos dolor de cabeza. 

Las emanaciones son producto de la combustión parcial de pellet de girasol acumulado en el sector de elaboración de aceites. El pellet son pequeños conos de cereal prensado que tienen una textura similar a la madera.

El impacto del humo afectó, especialmente, al complejo educativo Santa María, ubicado frente a la planta fabril. Entre el jueves y el viernes varios padres retiraron a sus hijos o no los enviaron a clase ante el temor de que el humo pudiera ser tóxico. El efecto nocivo se vio acentuado por las condiciones meteorológicas adversas (humedad, baja presión y falta de viento) que impidieron la disipación de la nube gaseosa.

No pocos vecinos de los barrios circundantes (La Unión, Primero de Mayo, Arquitectura y Obrero) realizaron consultas médicas debido a molestias en el aparato respiratorio.

En las últimas horas un vocero de la empresa informó que personal de la planta está trabajando las 24 horas para remover los sectores del pellet en estado de combustión. El proceso de reducción de temperatura no se puede realizar con agua porque el ingreso de oxígeno a las celdas podría desatar un siniestro de mayor magnitud.

"Pensamos que el domingo la situación va a estar controlada. Estamos trabajando las 24 horas con personas que hemos derivados desde otros sectores, porque el personal de la aceitera se encuentra de paro", indicó la fuente.

El jueves la planta recibió una inspección de la OPDS, el organismo provincial de control ambiental. "Se labró un acta y se estableció que el humo genera irritabilidad pero no toxicidad" subrayó la fuente consultada.

El padre Mario Slongo, representante legal del complejo educativo Santa María, adelantó que el lunes habrá una reunión de todo el equipo directivo en la quinta de Mosconi y Tucumán. Además de analizar la situación se redactarán dos cartas, una dirigida al Molino y otra al intendente Gustavo Arrieta, exigiendo soluciones de fondo a la problemática.

No es la primera vez que el colegio sufre un incidente de estas características. En junio de 2008 se registró un fenómeno similar que obligó a los alumnos a permanecer encerrados en las aulas sin salir a los recreos.

"Ya hemos tenido otros problemas de humo, olores nauseabundos y dispersión de partículas o cáscaras, pero nunca sufrimos un hecho tan acentuado y durante tanto tiempo como esta vez. Estamos muy preocupados y pretendemos que la empresa y el área de Bromatología de la Municipalidad tomen las medidas del caso" indicó Slongo a InfoCañuelas.

Trascendió que si la humareda se agrava, el establecimiento evaluará la suspensión de las clases.

CRUCE DE ACUSACIONES

El miércoles, cuando se observaron las primeras columnas blancas subiendo de la planta, la empresa adjudicó el siniestro a una excesiva acumulación de pellet debido al paro de los trabajadores del sector aceitero que desde hace diez días permanecen apostados en el acceso, impidiendo el ingreso y egreso de camiones, en el marco de un conflicto que se repite en otras aceiteras del país.

Los empleados, sin embargo, en declaraciones a diversos medios, dijeron que años atrás hubo combustiones de pellet y que la crisis de esta semana no está relacionada con el conflicto laboral.

"Es cierto, hubo otros incidentes, pero cuando ocurrió la última vez se incorporaron distintos sensores de temperatura y otras medidas de seguridad. Esta semana la combustión se originó por la acumulación del material que no pudo ser movilizado debido al paro de los trabajadores", reiteraron desde la empresa.

Los empleados mantendrán la medida de fuerza hasta el lunes en reclamo de un aumento salarial del 42 %, muy superior al 19 % ofreció por los empresarios del sector aceitero. Ese día habrá una reunión en el Ministerio de Trabajo a la espera de resolver la demanda.

INFOCAÑUELAS