17 de abril. Cañuelas, Argentina.

weather 23º

Con una oposición fragmentada, la UCR vuelve a tener bloque propio en el Concejo

También habría dos bancadas del PRO, cuya unidad se tornó insostenible.

Iturmendi, Blasco, Mac Goey y Augusto.

Iturmendi, Blasco, Mac Goey y Augusto.

El próximo jueves la intendente Marisa Fassi tomará posesión de su mandato y en la misma jornada jurarán los nuevos concejales en el marco de una situación inédita: la oposición estará atomizada en cuatro bloques, algo que jamás sucedió desde el retorno de la democracia.

Si en el transcurso de este miércoles se confirman los movimientos que están en marcha, habrá un bloque de radicales; otro del PRO liderado por Santiago Mac Goey; otro bloque unipersonal del PRO bullrichista conformado por Natalia Blasco y un cuarto bloque de La Libertad Avanza.

Por un lado, ya está confirmado que la Unión Cívica Radical volverá a tener un bloque propio, como lo tuvo hasta 2013. Leonardo Iturmendi ya le entregó una carta a la presidenta del Concejo Deliberante, Margarita Trejo, anunciando que conformará una nueva bancada junto a Claudia Pelereteguy y Ema Corbalán.

“Desde la vuelta de la democracia somos el Partido que más años gobernó el distrito. El Radicalismo sentó las bases para el desarrollo y tuvo gestiones que decididamente le mejoraron la vida a nuestros vecinos. Tenemos que retomar ese camino fortaleciendo la identidad y trabajando en momentos de crisis por una ciudad y un país mejores” dijo Iturmendi a InfoCañuelas.

La decisión terminó de madurar el lunes pasado en una reunión que mantuvo la comisión directiva de la UCR. Allí se llegó a la conclusión de que era el momento justo para despegarse del PRO en línea con lo sucedido en la legislatura provincial y el congreso nacional y recuperar un protagonismo que en Cañuelas se vio opacado por la dirigencia amarilla. Tanto es así que en las últimas PASO el radicalismo, por primera vez desde 1983, no tuvo un candidato propio.

“Cada vez que hemos liderado la oposición los resultados electorales fueron muy positivos. Para poder ser una alternativa al kirchnerismo, necesitamos retomar ese liderazgo” añadió Iturmendi destacando que mantendrán el espíritu de “gestionar temas en común con el resto de los espacios políticos”.

En cuanto al PRO, si bien el líder de ese espacio, Santiago Mac Goey, todavía no presentó una nota formal en el Concejo Deliberante para comunicar la integración que tendrá su bloque, trascendió que ya hubo algunos indicios de que impulsará un bloque de tres junto a Patricia Rolandelli y Darío Morena, sin Natalia Blasco.

Se sabe que desde hace tiempo Blasco y Mac Goey tienen una relación distante y que Blasco tiene más afinidad con el sector radical que con el PRO larretista. Sin embargo, ninguno de los dos quiere dar el primer paso para confirmar la ruptura.

“No creo que Santiago sea el que decida esas cuestiones. Nos enteraremos el jueves... Pero claramente, la decisión de estar con el resto del PRO o no, es de Natalia” dijo a InfoCañuelas un hombre cercando a Mac Goey.

Blasco, por su parte, tampoco lanzó una definición tajante. “Para mí la división del bloque es un error porque no es lo que quiere la ciudadanía. Lo puedo entender del radicalismo, que intenta recuperar su identidad, pero no lo entiendo del PRO. Si Santiago decide prescindir de mí, armaré un bloque unipersonal de PRO bullrichista al que pertenezco. Supongo que se definirá este miércoles en la reunión parlamentaria”.

La Libertad Avanza, en tanto, tendrá un bloque unificado de dos concejales: Valeria Medina (representante del vecinalismo) y Juan Bautista Augusto (mileísta). Ya está definido que el presidente del bloque será Augusto.

“Si bien Martín (Augusto) y yo los vamos a acompañar para darles una mano en el comienzo, lo que queremos es que ellos sean los protagonistas y marquen la agenda del bloque. Lo que todos pretendemos es que contribuyan a sacar ordenanzas que ayuden a la gente”, dijo Pablo Olveira a InfoCañuelas.

En ese sentido dijo que los concejales utilizarán el método de la “Prueba cuádruple” para medir tanto los proyectos propios como los del resto de la oposición y el oficialismo. Es una especie de código de ética ideado en 1932 por el rotario Herbert J. Taylor según el cual una idea o propuesta es buena si reúne las siguientes cuatro características: si apuesta a la verdad; si es equitativa para todos los interesados; si promueve la buena voluntad; y si es beneficiosa para el conjunto de los ciudadanos.

“A todos los proyectos que nos toque analizar, sean propios o de los demás bloques, le aplicaremos este filtro y si son buenos proyectos, los aprobaremos sin importar quién los propuso. Lo importante es que sean beneficiosos para el vecino”, concluyó Olveira.
 

Escrito por: Redacción InfoCañuelas