Volver a sección

Información general

Cómo pasaron el sábado los candidatos a intendente

Gustavo Arrieta, Horacio Cabrera, Cristina Rasquetti y Carolina Viera, entre familia, asados, amigos y recorridas de último momento.

1 / 4

Carolina Viera junto a una de sus mascotas.

1 / 4

A pocas horas de las elecciones de este domingo 25, los candidatos a intendente tuvieron un abanico de actividades. Mientras que algunos aprovecharon para compartir unas horas en familia después de varias semanas de campaña intensa, otros mantuvieron reuniones con sus militantes más cercanos planificando la logística del comicio y otros aprovecharon para mantener el último contacto con algunos vecinos.

Cristina Rasquetti, por ejemplo, pasó gran parte del día en su local partidario, recibiendo gente, organizando las viandas para la gente que monitorerará los centros de votación y participando en la charla de instrucción para fiscales.

Al mediodía volvió a su casa y almorzó con su esposa e hijas una carne al horno con papas que cocinó Agustina, la mayor. El plan para la noche era compartir una nueva cena en familia. También hizo una mini recorrida por el centro de Cañuelas y se sacó fotos con algunos jóvenes. ¿Cábalas para el domingo? "No tengo cábalas, sólo acostumbro rezar", dijo la candidata de Sergio Massa en el distrito.

Gustavo Arrieta, por su parte, a pesar de estar de licencia en el municipio, por la mañana encabezó una reunión de coordinación de seguridad y cobertura sanitaria para el fin de semana. Posteriormente se dirigió al local del FpV para participar en la coordinación de la logística de los comicios y recibió un informe de los referentes de las localidades sobre la situación en cada lugar.

A las 15 regresó a su casa porque había coordinado con su esposa Marisa Fassi que ella llevaría a Bautista -el menor de la familia- a jugar al fútbol y que él se ocuparía de organizar la cena: por supuesto un abundante asado con achuras para todo el grupo familiar más los amigos que suelen "caer" de improviso.

Como en todas las elecciones anteriores que lo tuvieron como candidato la cábala de Arrieta es ser el último en acostarse y levantarse el domingo a las 5 de la mañana.

Carolina Viera, la joven candidata del Frente de Izquierda pasó el día visitando a vecinos de las zonas más alejadas del distrito, como Máximo Paz, Gobernador Udaondo y Uribelarrea. Entre mate y mate algunos le comentaron que la habían visto en el debate de candidatos realizado el lunes en el Concejo Deliberante. También visitó algunas radios y fábricas llevando las ideas del FIT.

Para esta noche, el plan era cerrar varias semanas de intenso trabajo con un asado hogareño junto a los militantes e integrantes de la lista.

Horacio Cabrera, el candidato de Cambiemos, se levantó a las 6 de la mañana, leyó textos de medicina hasta las 9 (no pasa un día sin que se actualice leyendo algún material de su especialidad) y luego participó en la organización de la comida para los fiscales. 

Tras atender a algunos pacientes volvió a pasar por el local de Cambiemos y luego cumplió con su infaltable siesta de 13 a 15. Después del reparador descanso compartió unos mates con su esposa Daniela y por la tarde visitó a algunos vecinos de Máximo Paz, entre ellos una santiagueña de 93 años que, mitad castellano mitad quichua, le contó su rica historia de vida. Antes de despedirlo la anciana lo convidó con patay, un alimento tradicional del norte argentino elaborado con harina de algarroba. Cabrera cerró su día sábado con un asado en familia y se fue a dormir temprano, su cábala previa a cada elección.

INFOCAÑUELAS

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos