Volver a sección

Información general

Clausuraron una comunidad terapéutica

En forma preventiva fue clausurado el predio de la Asociación Ligüen. Varios internos se habían escapado hacia las viviendas linderas. La Municipalidad intervino tras la protesta de los vecinos.

Luego de una enérgica protesta de vecinos, la Municipalidad de Cañuelas clausuró ayer el predio de la Asociación Civil “Ligüen” dedicada a la rehabilitación de adictos, ubicado en el barrio Los Campitos, partido de Cañuelas.

A través de un comunicado la Municipalidad informó que “El sábado 3 de septiembre funcionarios municipales realizaron una primera visita en forma informal, ante algunos reclamos de vecinos. Posteriormente y ante directivas del intendente Gustavo Arrieta, el pasado lunes se procedió a inspeccionar el establecimiento ubicado en la calle Madame Curie 457 del mencionado barrio”.
 
“Durante la misma se pudo advertir varias anomalías edilicias graves y por otro lado, irregularidades en cuanto al cumplimiento de determinadas normas nacionales y  provinciales. Ante esta situación, se procedió a informar a las autoridades provinciales competentes en la materia: la Subsecretaría de Adicciones, a través de la Lic. Gabriela Torres, y al Secretario de Medicina Preventiva, Alejandro Acosta.”

“Las autoridades provinciales dispusieron una inspección a cargo del director Provincial de Fiscalización Sanitaria, Eduardo Bardin, la cual se realizó en la mañana del miércoles 21 de septiembre, con la intervención del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires y el Gobierno Municipal, a través de la Dirección General de Inspecciones y la Dirección de Seguridad, con la participación de la Policía Comunal, el presidente del Concejo Deliberante, Dr. Salvador Egitto. También estuvo presente una ambulancia del Hospital Marzetti en forma preventiva.”.

“Durante la misma, el Ministerio de Salud confeccionó actas detallando las irregularidades edilicias detectadas en el establecimiento y se procedió a ejecutar la clausura provisoria del mismo. Asimismo, las autoridades provinciales realizarán las acciones correspondientes, para determinar los procedimientos a realizar y la posibilidad de traslado de los pacientes hacia otras instituciones, lo cual se determinará en conjunto con la Subsecretaria de Adicciones provincial”.

El martes a la noche un centenar de vecinos de los barrios La Garita, Los Campitos, Villa Adriana y Los Nogales se reunieron para protestar por la apertura de la comunidad terapéutica, de la que se escaparon varios internos, lo que generó temor en el vecindario.

“No queremos cárceles ni penitenciarías privadas”, fue el clamor de los vecinos que se reunieron el martes.

INFOCAÑUELAS