Volver a sección

| Información general

Clausuraron la obra en la sociedad de fomento Sargento Cabral

Agentes municipales realizaron una inspección y obligaron a suspender los trabajos.

Agentes municipales realizaron una inspección y obligaron a suspender los trabajos.

Clausuraron la obra en la sociedad de fomento Sargento Cabral

 La obra quedó paralizada.

Este jueves inspectores del área de Obras Particulares de la Municipalidad de Cañuelas clausuraron la obra que se construye en un terreno ubicado sobre la calle Sargento Cabral, dentro del predio que formaba parte de la Sociedad de Fomento.

La construcción se ubica sobre la parcela 7A, partida 20301, vendida el año pasado a un comerciante del mismo barrio por 6,5 millones de pesos, según dijo a InfoCañuelas el presidente de la entidad, Ricardo Da Fonseca.

En forma extraoficial este medio pudo saber que la clausura se produjo porque los planos de la obra, a cargo del estudio Arquitectura y Diseño del Arq. Gastón Taberna y el MMO Alan Taberna, todavía no están aprobados.

Hace unos días el profesional realizó la presentación de planos, boleto de compra venta y documentación adicional formando el expediente 4017-17045/21 que se encuentra pendiente de aprobación.

“Ante la escasez de personal competente, los propietarios y profesionales, apurados por iniciar las obras, empiezan a edificar cuando inician el trámite, sin tener los planos aprobados. A eso hay que sumar que muchas veces el inicio de una obra se autoriza de palabra”, dijo a InfoCañuelas un técnico que conoce el funcionamiento de la oficina municipal.

“También es cierto que el Código establece un plazo de 10 días para visar los planos, un plazo que nunca se cumple. A veces pasa un año y la aprobación sigue pendiente. Por eso es que las obras arrancan siempre antes”, agregó.

Otro vocero consultado dentro del muncipio aseguró que la clausura no se relaciona con la polémica que trascendió en los últimos días por la venta de un lote perteneciente a la entidad fomentista. “No tiene nada que ver. Fue una inspección de rutina, algo que se hace en forma permanente”, dijo intentando quitarle peso.

Sin embargo, está claro que la visita de los inspectores fue producto de la difusión que la controvertida operación inmobiliaria ha tenido en los medios, poniendo a la sociedad de fomento en el ojo de la tormenta.

x