Volver a sección

| Información general

Carolina Torrilla: “El cementerio debería ser intervenido”

La concejal de Juntos lamentó lo ocurrido con Fermín Salazar y pidió que el Ejecutivo tome medidas drásticas. También se mostró molesta por no haber podido hablar del tema durante la sesión.

La concejal de Juntos lamentó lo ocurrido con Fermín Salazar y pidió que el Ejecutivo tome medidas drásticas. También se mostró molesta por no haber podido hablar del tema durante la sesión.

Carolina Torrilla: “El cementerio debería ser intervenido”

 Carolina Torrilla. Archivo InfoCañuelas.

La concejal Carolina Torrilla opinó que ante el cúmulo de irregularidades conocidas en los últimos tiempos, el Cementerio Municipal de Cañuelas “debería ser intervenido” y pasar a depender directamente de la Intendente municipal. 

Torrilla -que anoche asumió temporalmente una banca en remplazo de Patricia Rolandelli-  se mostró indignada por el traslado de los restos de Fermín Salazar a tierra y al mismo tiempo expresó su malestar con Leonardo Iturmendi, presidente de la bancada de Juntos, por no haberle permitido abordar el tema durante la sesión legislativa.

“En primer lugar hay que decir que nos enteramos del traslado de los restos de Fermín gracias a un medio de comunicación, InfoCañuelas. De otra manera posiblemente nunca nos habríamos enterado. A partir de esta noticia nos queda la incertidumbre de si Fermín es el único caso”, dijo Torrilla a este medio.

“Desconozco si administrativamente el Cementerio cumplió a rajatabla con la ordenanza o no, pero me queda claro que no se agotó la vía administrativa. Sabiendo quién era Fermín, es evidente que no actuaron bien y se olvidaron de la parte humana. El secretario Legal y Técnico (por Sebastián Demicheli) es nuevo en Cañuelas y no le podemos pedir que sepa quién era Fermín Salazar, pero ¿Carabajal no sabe quién era?; ¿Valeria Ríos no lo sabe? ¿La Intendenta municipal tampoco lo sabe? Fermín no era un NN sino una persona que dedicó su vida a los demás. Por eso me da tanta bronca lo que han hecho”.

Torrilla también puso en duda las razones por las cuales se hizo el traslado a tierra. “Si realmente se hizo porque uno de los cajones perdía, ¿por qué sacaron los tres? No respetaron el deseo de Fermín y su familia, que era estar en esa nichera. Y lo que más me sorprende es que el municipio se llamó a silencio. Todos los días los vemos publicando comunicados y saliendo en redes sociales por infinidad de temas. En este caso ni siquiera fueron capaces de sacar un comunicado escueto”.

La concejal radical -integrada al sector de Ezequiel Rizzi y Cristian Pérez Armari- consideró que hay elementos más que suficientes para proceder a una intervención. “Ya cuando trascendió que el perro de una funcionaria había sido enterrado adentro del cementerio, al lado de una tumba humana, empecé a preocuparme, no por el perro en sí, sino por la situación. Pensé que si había pasado eso podra pasar cualquier cosa. Ya en ese momento como oposición tendríamos que haber pedido la intervención”.

“Estamos muy al límite de la profanación de tumbas. Después nos enteramos de que hay un cajón con un cuerpo que no sabe de quién es. Todo esto no se soluciona con un sumario. Con tantas irregularidades el cementerio debería estar intervenido y  depender orgánicamente de la Intendenta, que es la máxima responsable, no de la Secretaria de Gobierno”.

“UN CONCEJO DELIBERANTE MUY RARO”

En la sesión de anoche, en la que asumió por 13 días en sustitución de Patricia Rolandelli, Carolina Torrilla tenía pensado pedir el micrófono para hablar del “caso Salazar” en una moción de privilegio, pero finalmente no lo hizo. A regañadientes aceptó la indicación del presidente de la bancada, Leonardo Iturmendi. “Me dijo que había tenido una reunión muy cordial con el Ejecutivo y que del tema iba a hablar él”, dijo Torrilla a InfoCañuelas.

En esa línea, Torrilla lamentó que debido a un acuerdo que hay entre las bancadas, los concejales no pueden hacer “mociones de privilegio” sobre temas que están mencionados en el orden del día. En la sesión de anoche ingresó una carta del Hogar de Ancianos y al parecer eso bloqueaba cualquier alusión a la necrópolis.

“El Concejo debería ser un lugar de libre debate, siempre ha sido así, pero aparentemente existe una negociación de las dos bancadas según la cual no se puede hacer mociones de privilegio sobre temas que están en el orden del día. Lo que dice el oficialismo es que esto fue acordado el año pasado por el presidente anterior de nuestra bancada, Carlos Álvarez, y ahora Iturmendi lo ha mantenido. Solamente puede haber tres mociones, siempre que no se refieran a temas del orden del día, lo que es ridículo. Nos pasamos escuchando discursos sobre Macri, Vidal o Evita, pero no podemos hablar de temas locales que afectan en forma directa a la comunidad”. 

“Es un Concejo Deliberante muy raro. Con este tipo de negociaciones entre los presidentes se ha desvirtuado por completo la labor legislativa. El oficialismo termina digitando de qué puede hablar la oposición”, sentenció.