20 de mayo. Cañuelas, Argentina.

weather 14º

Carlos Alvarez presentó al intendente Iguacel como la contracara de la gestión municipal de Cañuelas

El jefe comunal de Capitán Sarmiento encabezó un acto partidario en el que describió algunas políticas desarrolladas en su distrito.

El intendente de Capitán Sarmiento, Javier Iguacel, llegó a Cañuelas el pasado miércoles invitado por el referente de Patricia Bullrich en el distrito, el ex concejal del PRO Carlos Álvarez.

El ex Ministro de Energía y ex administrador de Vialidad Nacional del gobierno de Cambiemos -que aspira a ser candidato a Gobernador- brindó una conferencia de prensa en “La casa del PRO”, el local partidario de este sector de Juntos, ubicada en la calle 9 de Julio 459; y luego participó de una reunión con un centenar de vecinos en una quinta del casco urbano de Cañuelas.

Ante el nutrido auditorio, Álvarez presentó a su invitado como "un intendente exitoso, con un esquema de gobierno y de políticas públicas diametralmente opuesto al que se aplica en Cañuelas". La intención del anfitrión fue mostrar a Iguacel como un intendente creativo con ideas innovadoras para aplicar en el ámbito local.

Javier Iguacel comenzó su alocución contando el proceso por el cual eliminó 120 tasas municipales en Capitán Sarmiento, dejando sólo 10 activas. Según explicó, esa decisión provocó un aumento del 40 % en la recaudación con respecto al gobierno anterior, encabezado por el Frente de Todos.

Asimismo, dijo que puso en marcha un plan de austeridad que derivó en la eliminación de 23 de los 35 cargos políticos que tenía el municipio. Destacó que en la actualidad sólo tiene tres secretarios (Hacienda, Gobierno, Obas y Servicios Públicos) y que hace obra pública con fondos propios porque el gobierno de la provincia "no manda nada".

"Capitán Sarmiento no cuenta con Secretario de Seguridad, me reúno directamente con el comisario porque en los distritos que cuentan con policía comunal, el intendente es responsable de la seguridad y de sostener económicamente el sistema, salvo en lo concerniente a los sueldos del personal policial. Me reúno una vez a la semana con el Foro de Seguridad y todos los vecinos cuentan con una aplicación en su celular para llamar a un patrullero o una ambulancia, con solo apretar un botón" agregó.

Otro aspecto que puso en relieve fue la reciente aprobación de la llamada "ficha limpia" que impide que las personas con antecedentes penales puedan ejercer cargos municipales. La intención de Iguacel es que esta norma de su distrito se replique en otras localidades.

Capitán Sarmiento cuenta con un hospital municipal, como en Cañuelas. Para jerarquizar la atención Iguacel dijo que firmó convenio con el FLENI, el Hospital Austral y la Fundación Favaloro. También explicó como, por ordenanza, liberó a los empleados públicos de la obligatoriedad de estar afiliados a la obra social IOMA. Esto les permite elegir entre ésta o cualquier otra obra social.


Por último, describió el crecimiento de habilitaciones comerciales en su distrito en el año de la pandemia, por no haber adherido a las restricciones impuestas por el gobierno nacional y provincial y porque, en Capitán Sarmiento, en los primeros seis meses de actividad no se cobra por habilitación comercial, y luego, si es responsable inscripto, el comerciante tributa según su categoría.

Álvarez, por su parte, tomó el micrófono para desgranar los "problemas estructurales" que arrastra el gobierno de Arrieta Fassi desde hace 15 años. En ese sentido dijo que ninguno de ellos pudo resolver la atención primaria de salud ni ordenar el funcionamiento del Hospital Ángel Marzetti y las unidades sanitarias. Apuntó además contra la "escasa prestación de servicios públicos y la falta de maquinaría propia del municipio, la inseguridad en curva creciente y con hechos cada vez más violentos, y la falta de transparencia en el manejo de fondos públicos, lo que hace que no sea sorpresa que un presupuesto de 3500 millones de pesos, como el que ejecutó el municipio el año pasado, no le alcance para cubrir con las prestaciones básicas que se esperan de la Intendencia".

El ex edil también habló sobre la "falta de capacidad" del municipio para hacer cualquier obra menor con fondos propios y la dependencia de los giros del gobierno de Alberto Fernández o Axel Kicillof, e hizo hincapié en lo que definió como "obra pública berreta" del gobierno municipal, consistente en un frágil asfalto sin la obra hidráulica correspondiente y con carpetas que corta durabilidad.

Junto con Álvares estuvieron los concejales de su espacio, Natalia Blasco y Eduardo Recalt, pero además concurrieron otros dirigentes que integran el mosaico de Juntos, como el presidente del Bloque de Concejales, Leonardo Iturmendi, los concejales Santiago Mac Goey, Emma Corvalán, Claudia Pelereteguy, Cristian Pérez Armari; y las consejeras Escolares Eva Corvalán y Andrea Galarregui.

Escrito por: Redacción InfoCañuelas