Volver a sección

Información general

Cañuelas celebró las fiestas patronales

Se realizó una procesión desde la Escuela 11, encabezada por el obispo monseñor Juan Suárez.

Con la participación de unos 800 fieles, el lunes a la tarde se llevó a cabo la tradicional procesión con motivo de las fiestas patronales de la Virgen del Carmen.

La marcha, encabezada por el obispo monseñor Juan Suárez y el padre Mario Slongo, partió desde la Escuela Nº 11, entre los barrios Arquitectura y Primero de Mayo.

Por primera vez en muchos años la fiesta de la Virgen no fue un día gris ni lluvioso. Por el contrario, un sol espléndido y un clima agradable contrastaron con el frío polar que afectó la zona en el último mes.

La imagen de la Virgen salió desde la Escuela portada por una autobomba de los Bomberos Voluntarios. A su paso, una columna de alumnos arrojaba globos blancos y amarillos que dibujaban una alegre bandera papal sobre el azul del cielo.

Ante el temor de que el tiempo no fuera tan favorable, la misa central no se realizó esta vez en el exterior del templo.

Frente a la gran cantidad de fieles que colmaban la Iglesia, muchos optaron por seguir la celebración desde la plaza, gracias a los altoparlantes que transmitían los sermones hacia la calle.

Previo a la misa desfilaron los centros tradicionalistas, entre ellos El Potro, Don Bosco, El Cencerro, De mi Propia Sangre (fundado a fines del año pasado) y la agrupación gaucha La Tapera, que presentó un impecable carruaje.

A pocos metros del templo, los integrantes del taller de arte "Nosotros" que dirige el profesor Rodolfo Morfese vendían pequeñas cajas artesanales (en otros años habían sido platos decorados o grabados). El dinero recaudado se destinó a la Fundación SALES, una entidad que lucha contra el cáncer

INFOCAÑUELAS
16-07-07