20 de abril. Cañuelas, Argentina.

weather 18º

Cancillería prepara el pedido de extradición del ex agente de la SIDE Daniel Oscar Cherutti

La detención solicitada por el juez Rafecas está siendo traducida para su envío al Ministerio de Asuntos Exteriores de Italia. Habló con InfoCañuelas el hijo del senador uruguayo Zelmar Michelini, una de las posibles víctimas del ex espía.

Cherutti en una foto reciente. InfoCañuelas.

Cherutti en una foto reciente. InfoCañuelas.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina enviará próximamente a su equivalente en Italia el pedido de detención del ex agente de la SIDE Daniel Oscar Cherutti, imputado en una serie de delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar.

Fuentes oficiales informaron a InfoCañuelas que el exhorto del juez Daniel Rafecas ya se encuentra en Cancillería. Cuando concluya la traducción al italiano será remitido al ministerio de Asuntos Exteriores del gobierno de Italia y recién entonces el llamado “Palazzo della Farnesina” con sede en Roma ordenaría la detención del ex espía, que hasta el momento sigue en libertad.

Si Cherutti decidiera salir de Italia -donde vive desde 2001- sería inmediatamente detenido por Interpol, pero debido a su doble ciudadanía, mientras permanezca dentro del territorio sólo puede ser buscado y capturando existiendo una directiva de la cancillería itálica.

Como lo reveló InfoCañuelas, el ex espía, de 76 años, se radicó en la región de Módena en marzo de 2001 junto a su familia. Al poco tiempo inscribió en el fisco el restaurante “Sólo Tango SRL” y luego “La Mucca Argentina”. Abrió su primer local en Casinalbo y luego se trasladó a diferentes localidades pequeñas como Romagnano Sesia y Pettenasco, frente al lago Orta. Actualmente el emprendimiento gastronómico continúa en Módena, a cargo de sus hijos.

En el alerta roja publicado por Interpol se indica que Daniel Oscar Cherutti, nacido en Cañuelas el 18 de enero de 1947, es requerido por la justicia argentina en calidad de autor de los delitos de privación ilegal de la libertad sobre un total de 108 personas; privación ilegal de la libertad agravada (por su duración de más de un mes) de siete personas; aplicación de tormentos respecto de 104 personas; y sustracción de menores de 10 años respecto de dos personas. Complementariamente se le atribuye el rol de cómplice primario del homicidio agravado de 19 personas.

Si bien fue agente orgánico y operativo de la SIDE durante casi una década (se jubiló a fines de los ´70 alegando razones psiquiátricas), el período de imputación contra él se circunscribe a 1976.

De acuerdo a la información reunida por el juez Rafecas, Cherutti integró el llamado grupo de Operaciones Tácticas (OT18) que bajo la órbita de la SIDE manejaba el centro clandestino de detención que entre marzo y mayo de 1976 funcionó en calle Bacacay 3570, en el barrio de Floresta; y entre junio y noviembre en Automotores Orletti, en calle Venancio Flores esquina Emilio Lamarca, dentro de la misma manzana.

En 2020, durante un relevamiento ordenado por la interventora de la AFI Cristina Caamañao, se encontró un sumario a Eduardo Ambrosio Giachino, ex agente de la SIDE ya fallecido, en el que contó que la OT18 comenzó a funcionar en marzo de 1976 en el sótano de Bacacay. En ese documento figura la primera mención de Cherutti. Posteriormente se sumó el aporte del periodista de la revista Brecha Fabián Kovacic, quien entregó a la justicia un intercambio de mails con el ex agente de inteligencia Miguel Ángel Furci. En esos correos Furci confirmó la participación de “El Loco” Cherutti en la OT18.

La investigación realizada por Rafecas permitió comprobar que en Bacacay estuvieron secuestrados, entre muchos otros, los legisladores uruguayos Zelmar Michelini y Héctor Gutiérrez Ruiz y el matrimonio de militantes tupamaros que formaban William Whitelaw y Rosario Barredo, quienes se hallaban refugiados en Argentina tras el golpe de Estado de 1973 en el vecino país. Todos ellos fueron secuestrados en Buenos Aires el 18 de mayo de 1976 y dos días después aparecieron acribillados en el interior de un Torino de color bordó. A estos asesinatos se sumó la desaparición del médico uruguayo Manuel Liberoff, quien al igual que sus cuatro compatriotas pudo haber pasado por la prisión clandestina de Bacacay.

InfoCañuelas se comunicó con el hijo de Zelmar Michelini, el ex senador y edil por el Departamento de Montevideo Rafael Michelini. “Hay muchos sobrevivientes de Orletti y por eso siempre circuló mucha información sobre ese centro clandestino, pero de Bacacay no había nada. Recién ahora, gracias a la investigación del Dr. Rafecas, pudimos saber que mi padre y Gutiérrez Ruiz pasaron 48 horas detenidos en ese lugar antes de ser asesinados” explicó.

“Alguna vez escuché vagamente que había un represor llamado Cherutti, pero nunca tuve ninguna información. Es un apellido que siempre asocié al cómico argentino. Jamás imaginé que había un hermano con doble vida” añadió Michelini.

¿Tuvo Cherutti relación directa con el crimen de los uruguayos? La justicia argentina todavía no pudo determinar qué papel concreto desempeñó el cañuelense ni qué represores intervinieron con mano propia en cada ejecución, pero de todas maneras su situación es muy comprometida. “En la medida en que se corrobora que Cherutti formó parte del staff de estos centros clandestinos y que podía disponer de la detención de esas personas; eso lo hace autor de los delitos de privación ilegal de la libertad y torturas. Y al haberse corroborado que esas personas, estando cautivas e indefensas, fueron entregadas con conocimiento de que iban a ser asesinadas, eso lo coloca como partícipes necesario de esas muertes” indicó una fuente cercana al expediente.

Escrito por: Redacción InfoCañuelas