Volver a sección

Información general

Audiencia pública por la radicación de una polémica industria en Máximo Paz

Este viernes a las 19.30 en el CIC se discutirá si la población acepta o no el arribo de la controvertida molienda de vidrios Aretra S.A. Los vecinos están invitados a consultar y opinar.

La Asamblea Defensora del Medio Ambiente Máximo Paz (ADeMA) convoca a vecinos y organizaciones civiles a participar de una audiencia pública con las autoridades del partido de Cañuelas y los propietarios de la molienda de vidrios Aretra, firma  que pretende radicarse en Máximo Paz luego de haber sido clausurada en Lomas de Zamora.

La  audiencia para evaluar la instalación de la planta se realizará este viernes 7 de mayo a las 19.30 en Centro Integrador Comunitario (CIC) de Máximo Paz.

La molienda de vidrios Aretra S.A. estuvo radicada ilegalmente en un predio lomense conocido como Santa Catalina. A fines del año pasado solicitó al municipio de Cañuelas permiso para instalarse en el sector industrial contiguo al arroyo Cañuelas. ADeMA exige a las autoridades que no admitan a la empresa por sus antecedentes negativos en Lomas de Zamora.

En este sentido, la empresa fue clausurada en agosto de 2009 por el municipio lomense debido a su funcionamiento irregular y contaminante en el predio de Santa Catalina, una reserva natural histórica ubicada los lados de la Avenida Juan XXIII de Lomas de Zamora que por su nomenclatura municipal de usos no permite industrias dentro del predio. Pese a ello, la empresa trabajó ocho años a cielo abierto, afectando las condiciones ambientales del lugar. 

"El boletín ecológico Nº 14 de la multisectorial Todos por Santa Catalina advierte que en un análisis microscópico del material molido que la planta producía a cielo abierto verificaron que las astillas de vidrio de 50 a 100 micrones (0,05 a 0,1 milímetros), capaces de esparcirse por el viento, poseen puntas afiladas variando los fragmentos su tamaño. Por lo que se entiende que una vez en el organismo, ese vidrio molido no puede ser otra cosa que perjudicial. Al introducirse en el sistema respiratorio de un individuo, las partículas de vidrio son difíciles de eliminar por su pequeño tamaño, producen silicosis (una enfermedad pulmonar) y microheridas alrededor de las que pueden formarse células cancerosas", indicó ADeMA a través de un comunicado.

"Las partículas finas de vidrio esparcidas en el aire perjudican tanto a la vegetación como a las personas que habitan cerca del lugar", añadió la entidad ecologista.

La localidad de Máximo Paz, en el partido de Cañuelas, cuenta con la única zona industrial habilitada por el municipio para la radicación de industrias de "categoría 3", que según la Ley 11.459 son los sectores de "mayor complejidad ambiental, potencialmente peligrosos y no deben situarse cerca de centros urbanos", debido a los elementos químicos que utilizan para la elaboración de sus productos.

En el municipio cañuelense rige la ordenanza 2465-08 para todos aquellos que pretendan radicar un emprendimiento industrial en la zona. Básicamente, la ordenanza exige que los titulares de las industrias describan la actividad que van a desarrollar. De modo que la empresa deberá enviar al municipio un documento que aclare cómo será el proceso de reciclado de vidrios en el parque local y, claro está, que no puede presentarse en Máximo Paz con el mismo proyecto productivo que tenía en el predio de Santa Catalina, explicó ADeMA.

En tanto, los vecinos y referentes de la multisectorial lomense esperan que el municipio, desde la gestión del nuevo intendente, Martín Insaurralde, y la renovada conformación del Concejo Deliberante se coloquen del lado de comunidad para remediar los daños ocasionados en el predio y apoyen la declaración de Santa Catalina como reserva natural provincial, mientras que ADeMA espera el mismo apoyo de las autoridades cañuelenses para cuidar el espacio público.

INFOCAÑUELAS