Volver a sección

| Información general

Atencio no quiso hablar del caso Massa

El juez brindó una charla sobre Seguridad y Justicia pero se rehusó a dar detalles de la causa. Aseguró que si se liberan delincuentes “es porque la ley lo dice”.

El juez brindó una charla sobre Seguridad y Justicia pero se rehusó a dar detalles de la causa. Aseguró que si se liberan delincuentes “es porque la ley lo dice”.

Atencio no quiso hablar del caso Massa

 Atencio, hablando en el Concejo Deliberante.

A pesar de la expectativa que generó la sorpresiva visita del juez Guillermo Atencio a Cañuelas, el magistrado no se refirió a la causa por el asesinato de los hermanos Leonardo y Marcelo Massa.

“Hablar de ese tema puntual me llevaría a incurrir en alguna opinión y luego tener que apartarme de la causa, cuando es una causa que está en muy trámite”, se excusó.

Atencio habló el miércoles a la noche ante unas 200 personas reunidas en el Salón del Concejo Deliberante. El encuentro fue organizado por la Municipalidad, que manejó la convocatoria mediante invitaciones puntuales. Por lo tanto, el grueso del auditorio estaba conformado por militantes y funcionarios de la comuna.

En una conferencia de dos horas, Atencio abordó el impacto que una deficiente administración de justicia genera en la inseguridad.

Cuestionó la reforma judicial de 1998 y sus consecuencias: la excesiva prolongación de los procesos mediante recursos que las partes aplican en las múltiples instancias judiciales; y el beneficio que obtienen los reos a través de excarcelaciones, morigeraciones, probations y juicios abreviados contemplados en la ley para compensar las dilaciones del sistema.

Aseguró que de los 27.547 presos en unidades carcelarias bonaerenses sólo 10.896 se encuentran condenados y 16 mil se encuentran procesados a la espera de una condena.

Esta demora, según Atencio, diluye el “poder intimidatorio” de la pena mientras que el hacinamiento de las cárceles conspira contra la re educación de los presos.

Sostuvo que para enfrentar el problema del delito es esencial atender sus causas (la pobreza, la falta de vivienda, la educación), lo que sólo podría realizarse en el largo plazo.

En lo inmediato abogó por adoptar “políticas de estado” que modifiquen las arbitrariedades de la ley, es decir que marcó la responsabilidad de los legisladores en la sanción de normas superadoras.
 
Si bien en ningún momento se refirió expresamente al doble homicidio de los hermanos Massa, a la errónea detención de Ignacio Chavero y a su posterior liberación; Atencio deslizó algunas frases que parecieron aludir al tema.

Recordó que con la reforma de 1998 se produjo una “bicefalización” de la instrucción de las causas. “Hoy hay un fiscal que investiga lo que no va a resolver y un juez que resuelve lo que no investiga”, dijo, tras lo que reclamó volver al sistema de los jueces instructores “que den la cara por el éxito o el fracaso de la instrucción”.

“Si un detenido sale y comete un crimen, ¿qué culpa tengo? Lo largo porque la ley lo dice” agregó más tarde. Y sobre el final volvió sobre el mismo concepto, apuntando nuevamente a la necesidad de cambiar la legislación: “¿La culpa la tiene el intendente? ¿La policía? ¿O lo tiene la ley?”.

En la primera fila algunos integrantes de la familia Massa seguían con desazón el discurso de Atencio. Esperaban alguna declaración más concreta que les diera la esperanza de hallar y condenar de manera ejemplificadora a los responsables del crimen.

Beatriz, la esposa de Marcelo, se levantó antes del final y volvió al supermercado para continuar con su trabajo. “Me voy porque si no voy a decir cualquier guarangada”, comentó a InfoCañuelas.

INFOCAÑUELAS

 


 

x