Volver a sección

Información general

Así está la estación de micros de Cañuelas

La sala de espera muestra un aspecto abandonado y deplorable. El contraste con la lujosa estación de Lobos.

1 / 5

Fotos gentileza David Da Fonseca.

1 / 5

Esperar un micro en la estación de ómnibus de Cañuelas es encontrarse con una de las peores caras de la ciudad.

Los usuarios del transporte público no sólo deben aguardar largos minutos la salida de los micros, cuyos horarios son cada vez más irregulares, sino permanecer en un ámbito totalmente sucio y abandonado.

La sala de espera cuenta con unas filas de bancos plásticos, varios de los cuales tienen el asiento roto o el respaldo partido.

Uno de los vidrios, destruido hace más de un año, está tapado por un plástico negro, y el cielorraso da la impresión de que puede caerse en cualquier momento.

Las oficinas de venta de pasajes tienen un aspecto precario y desordenado, no hay información de horarios y tampoco baños.

En contraste con la estación de Cañuelas, la Terminal de Lobos se ve moderna, limpia y reluciente. Fue inaugurada el 2 de junio de 2009 por el actual intendente, Gustavo Sobrero (FpV). 

Las instalaciones ocupan una superficie total cubierta y semicubierta de 1120 m2. Consta de nueve andenes para ascenso y descenso de pasajeros, estacionamiento para vehículos particulares, Oficina de Informes, boleterías, depósitos para encomiendas, modernos y confortables espacios interiores y exteriores, así como servicios de kiosco y confitería.

Sin lugar a dudas un mejor mantenimiento de la terminal de Cañuelas, una ampliación de las instalaciones y un traslado de la misma a otro ámbito más adecuado debería ser una de las prioridades de la gestión del intendente Gustavo Arrieta. No sólo brindaría un poco de confort a los maltratados pasajeros, sino que permitiría el ingreso de micros de media y larga distancia que por su porte en la actualidad no hacen escala en nuestra ciudad.

INFOCAÑUELAS

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos