Volver a sección

Información general

Aprueban por mayoría las cuentas de 2009

El oficialismo tuvo que recurrir al desempate de Salvador Egitto para aprobar la rendición del ejercicio pasado. El ACyS denunció que el período arrojó un déficit de más de 3 millones y que el municipio se vuelve cada vez más dependiente de los subsidios.

Tras un debate de cuatro horas, el oficialismo tuvo que recurrir al voto desempate del presidente del Concejo Deliberante, Salvador Egitto, para aprobarla rendición de cuentas 2009.

Sobre la medianoche, por 8 votos contra 7, con el apoyo del concejal del PRO, Juan Cruz Irigoyen, el oficialismo logró convalidar las cuentas por mayoría, tanto en general como en particular.

El bloque vecinalista IPV, el Confe, el bloque unipersonal de Unión Celeste y el Acuerdo Cívico y Social coincidieron en una serie de observaciones en la documentación elevada por el Ejecutivo, como pago de facturas vencidas, proveedores que no cumplen requisitos de la DGI, faltante de documentación respaldatoria, falta de coincidencia entre el proveedor y el servicio brindado y llamadas a trivias, ringtones y horóscopos por medio teléfonos oficiales, observaciones que en su mayoría fueron realizadas previamente por el Tribunal de Cuentas.

El ACyS detalló una serie de puntos que no fueron detectados por el Tribunal, como 98 subsidios entregados a entidades intermedias por un monto de 172 mil pesos, que no están rendidos; 99 mil pesos entregados a funcionarios mediante decretos, que tampoco están rendidos; o pagos irregulares a las cooperativas del Plan Argentina Trabaja (las facturaciones son de junio y julio de 2007, pero los talonarios están impresos en octubre).

Otro punto denunciado por el ACyS fue la reiterada contratación del proveedor de Alejandro Korn, Emilio Buzán, para actividades tan variadas como construcción de pozos, jardinería o arreglo de techos, violando la recomendación de rotar proveedores.

Por otra parte el concejal Eduardo Recalt desvirtuó las afirmaciones del oficialismo acerca de un supuesto superávit cercano a los 100 mil pesos. De acuerdo a la interpretación del edil del GEN, el municipio tuvo, en realidad un déficit de 3,3 millones.

El concejal explicó que en el ejercicio 2009 el Ejecutivo tuvo ingresos por 50,7 millones y gastos por 54 millones. "Hay 7 millones de pesos en subsidios de los cuales se han pagado 3,8 millones y queda un remanente sin pagar que se hace jugar como superávit cuando en realidad es dinero afectado para determinadas obras, por lo que no puede ser considerado como superávit", explicó.

"Además, mi cálculo es que el déficit rondaría los 6 millones si no hubieran llegado subsidios provinciales de 2 millones de libre disponibilidad", agregó.

En virtud de esas cifras Recalt subrayó que la gestión de Arrieta se vuelve cada vez más "dependiente" de los subsidios del gobierno provincial y nacional, sumado a una ligera caída de la recaudación.

Curioso fue el voto del concejal del PRO, Juan Cruz Irigoyen, que a pesar de haber reconocido que el tribunal observó 394 órdenes de pago y detectó un faltante de otras 1290, terminó votando a favor de la rendición tanto en general como en particular.

Los concejales del FPV en reiteradas ocasiones hicieron un llamamiento a la oposición para que apoyaran las cuentas en forma general. "No se puede votar de una manera cuando se es gobierno y de otra cuando se es oposición", disparó Mirta Báez.

Sin embargo, el oficialismo contó con la adhesión de Irigoyen y el desempate de Egitto para conseguir una aprobación por mayoría.

INFOCAÑUELAS