Volver a sección

| Información general

Ahora se permitirán locales de hasta 500 m

El Concejo aprobó anoche por mayoría una ordenanza de superficies comerciales que fue impulsada sin un acuerdo con la Cámara. Cadenas e hipermercados podrán abrir con aprobación de los concejales.

El Concejo aprobó anoche por mayoría una ordenanza de superficies comerciales que fue impulsada sin un acuerdo con la Cámara. Cadenas e hipermercados podrán abrir con aprobación de los concejales.

En la última sesión extraordinaria y con el oficialismo en mayoría por última vez, el Concejo Deliberante aprobó anoche una legislación que regula las superficies comerciales y que reemplaza a la ordenanza de 2001 que establecía un límite máximo de 220 m2.

La norma se aprobó por 10 votos contra 4, ya que Angel de los Santos y Ana Velázquez, del IPV, votaron a favor del oficialismo. La UCR y el cobismo votaron en contra.

La nueva ordenanza establece tres categorías de comercios: A) pequeños comercios hasta 220 m2; B) medianos comercios de entre 220 y 500 m2; C) cadenas (de cualquier metraje) y grandes superficies mayores a 500 m2.

Los comercios de la categoría B deberían cumplir requisitos como estudio de impacto, estacionamiento propio y área de carga y descarga. Los titulares deberán tener un mínimo de 5 años de residencia en el país (un vano intento de limitar los super de origen oriental) y el 80 % de los empleados deberá ser de Cañuelas con un mínimo de dos años de residencia en la localidad.

Los comercios de categoría A que intenten pasar a la categoría B deberán iniciar el trámite de habilitación desde cero y cumplir con todos los nuevos requisitos establecidos.

Las cadenas y grandes superficies seguirán reguladas por la ley provincial y para comenzar a funcionar deberán contar con la aprobación del Concejo Deliberante (actualmente la aprobación la otorga el Ejecutivo, como fue en el caso de VEA).

En las localidades la radicación de medianos comercios hasta 500 m también deberá contar con aprobación legislativa, aporte que fue realizado por el IPV.

El presidente de la Cámara, Pablo Olveira, junto a varios miembros de la entidad estuvieron presentes en el recinto de sesiones y se retiraron muy disgustados cuando el oficialismo aprobó la normativa que no fue consensuada con el sector.

"Estuvimos discutiendo un año en una comisión especial y no tomaron en cuenta nuestro aporte. Ahora sacan estar ordenanza de apuro. Esto da lugar a muchas sospechas", sostuvo Olveira.

BOMBOS Y PAPELITOS

La sesión transcurrió en un clima festivo ya que también anoche se aprobó el nuevo nomenclador de cargos para el personal municipal.

El viejo escalafón de seis categorías fue reemplazado por uno de 24 que permite a los agentes lograr ascensos y promociones dentro de la carrera municipal.

Cuando el nuevo nomenclador fue aprobado por unanimidad, los militantes del Fesimubo estallaron con una batucada y fiesta de papel picado.

No tuvo la misma suerte una ordenanza de control de agroquímicos impulsada por Pablo Arias y el colegio Las Cañuelas. El proyecto iba a ser aprobado anoche pero luego de una petición de la Sociedad Rural, el proyecto volvió a comisión para que lo trate el nuevo concejo que asumirá el 17 de diciembre.

INFOCAÑUELAS

x