21 de julio. Cañuelas, Argentina.

weather 10º

La empresa N. Ferraris volvió a parar la producción por 15 días

La medida se adoptó por tercer mes consecutivo debido a una fuerte caída en las ventas. Se mantiene el pago de los salarios completos.

La planta de Autoperforantes TEL, en Ruta 205 Km. 60,800.

La planta de Autoperforantes TEL, en Ruta 205 Km. 60,800.

Por tercer mes consecutivo la empresa cañuelense N. Ferraris, fabricante de tornillos auto perforantes, implementó un esquema de suspensiones por baja de producción.

Fuentes allegadas a la empresa confirmaron que del 8 al 22 de julio todo el personal de planta (excepto el de vigilancia y mantenimiento) quedará exceptuado de cumplir con la jornada laboral. A pesar de ello, se abonará el salario completo, equivalente a 9 horas.

Esta modalidad comenzó con dos días de suspensión en marzo y cuatro en abril. En mayo y junio sólo se trabajó medio mes, esquema que se repetirá en julio.

“Lo que nos dicen en la empresa es que no venden nada y que si esto sigue así van a tener que adelantar vacaciones en diciembre. A partir del 23 de diciembre la fábrica quedaría con todos afuera, excepto brigadistas y portería, que en total serán unas diez personas. Hasta ahora están aguantando bien los pagos, pero si la situación no mejora, va a ser complicado” explicó un operario a InfoCañuelas.

Agregó que la caída de ventas afecta especialmente a Ferrotel, la división especializada en fabricación de resortes y tornillos para rieles de ferrocarril, debido a la caída de un convenio que había con el gobierno de Alberto Fernández y que hasta ahora no se renovó.

Roberto Arce, el titular de seccional Cañuelas del gremio metalúrgico, confirmó el difícil panorama que atraviesa la empresa. “Mensualmente se está suscribiendo a un esquema de suspensión por baja de producción. En este momento el 85 por ciento de los trabajadores está suspendido por 15 días. A principio del mes que viene, según los números que aporte el sector de venta, se definirá si las suspensiones van a continuar”.

“Lo bueno de esto -continuó Arce- es que si bien no prestan tareas, los trabajadores cobran el 100 por ciento de su salario. Lo que acusa la empresa es que el gasto mayoritario lo tienen en el rubro de los servicios. En la parada ahorran mucho dinero de luz y gas, que hoy les representa el gasto mayoritario. Con el dinero que se ahorran en estos servicios pueden mantener perfectamente los sueldos”.

“No sabemos por cuánto tiempo este esquema va a ser sostenible. En Cañuelas por ahora la situación no es tan compleja, pero en el ámbito de la región Avellaneda tenemos varias empresas que están aplicando suspensiones”, concluyó Arce.
 

Escrito por: Redacción InfoCañuelas