Volver a sección

Educación

El Santa María prepara un comunicado para los padres

El Obispado reconoció la existencia de una denuncia contra un sacerdote. “Lamentamos profundamente que un tema así sea tratado en la esfera pública” se afirma.

 

Ante la divulgación periodística de la denuncia de abuso presentada por una alumna contra un sacerdote, el Obispado reaccionó con un comunicado que en las últimas horas recibieron algunos docentes de la institución.

El texto menciona la “incomodidad” que sintió una alumna por “dichos y gestos” del cura a cargo de la catequesis. Y luego afirma que “en forma inmediata se le solicitó al sacerdote que suspendiera sus actividades”.

En otro párrafo se agrega que el sacerdote “está a disposición de las autoridades educativas a fin de colaborar con el esclarecimiento de los hechos”. 

También se alude a una supuesta elevación del caso a la DIPREGEP, órgano oficial que regula el funcionamiento de las escuelas privadas.

Todo parece indicar que éste es el texto que la institución enviará a los padres de los distintos niveles.

EL COMUNICADO

Deseamos por este medio y ante las versiones publicadas en medios periodísticos locales, las autoridades del Obispado de Laferrère y del Colegio Santa María de Cañuelas dejan aclarado lo siguiente.

En estos días una familia planteó a las autoridades del Colegio incomodidad en razón de dichos y gestos de un sacerdote habría tenido para la alumna en una entrevista sostenida en el colegio, en el horario escolar.

Tal como el protocolo de la entidad lo determina, en forma inmediata se solicitó al sacerdote que suspendiera sus actividades y presencia en relación a los alumnos del colegio, entendiendo que el tema debía ser esclarecido y resuelto en las instancias pertinentes.

En todo momento y tal como consta a todas las familias, el colegio y sus autoridades cuidan y protegen la integridad psicofísica de sus alumnos; por ello, solicitamos que se siga manteniendo la confianza otorgada con debido fundamento a la tarea desarrollada por la entidad.

Naturalmente, todos los adultos que tienen relación con este hecho están a disposición de las autoridades educativas a fin de colaborar en el esclarecimiento de los hechos. Las autoridades educativas oficiales están en conocimiento del episodio y de las acciones asumidas, a fin de asesorar y verificar que la normativa que rige la materia sea cumplida.

Queremos transmitir tranquilidad a la comunidad educativa toda, ya que nos encontramos en constante actitud proactiva para con el cuidado de los alumnos, siendo siempre ésta la principal preocupación.

Lamentamos profundamente que un tema así sea tratado en la esfera pública ya que se trata de un menor y es conveniente resguardarlo.

Las puertas de la escuela se encuentran abiertas para aclarar cualquier preocupación que los padres o docentes pudieran tener respecto de los alumnos, pero reiteramos que las particularidades del caso están siendo tratados en los ámbitos correspondientes.

Obispado de Gregorio de Laferrère
Equipo Directivo