Volver a sección

Educación

El Frente de Unidad Docente protestó en una radio abierta

Se escucharon reclamos salariales y de infraestructura. Hubo un repudio al despido de una profesora de la Escuela Santa María.

 Los secretarios generales preparan la emisión.

El Frente de Unidad Docente realizó una radio abierta en la plaza San Martín en el marco de un nuevo paro de 48 horas.

Participaron los representantes de ATE, FEB, Suteba, Udocba y Sadop, quienes reclamaron un incremento del presupuesto en educación, mejoras salariales e inversión en infraestructura para garantizar la seguridad en los establecimientos.

“Tuvimos que perder dos vidas, como la de Sandra y Rubén, para que el gobierno nos empiece a dar bolilla”, dijo Graciela Perazzo (ATE), en tanto que Rolando Paciente (FEB) apuntó contra la falta de respuestas del gobierno de Vidal: “Nuestros salarios están depreciados y nuestras escuelas están en un estado caótico, con un ambiente que no es propicio para poder enseñar y aprender. Nos llama la atención que durante tanto tiempo estemos insistiendo sobre lo mismo”.

El reclamo también incluyó un repudio contra el Obispado de Gregorio de Laferrère por el despido de una profesora de la Escuela Santa María, afiliada al gremio Sadop. Por ese motivo la radio se instaló frente a la Iglesia Nuestra Señora del Carmen.

“El Santa María es un colegio privado subsidiado por el Estado Provincial. En ese colegio despidieron sin causa a una profesora. Si es difícil sostener la lucha en las escuelas estatales imagínense en las privadas, donde hay un patrón” expresó el titular de la filial Cañuelas, Juan Manuel Cascardo.

Marcela Ponce, delegada gremial de Sadop en el complejo parroquial, denunció que “No hubo llamada de atención ni acta. No existió nada. En algún momento le dijeron que iba a tener más horas y un día la citaron para informarme que no iba a seguir. Por eso estamos pidiendo que recupere su lugar de trabajo”.

“Sabemos por qué la despidieron. El motivo es que era una profesora afiliada al sindicato, sabía cuáles eran sus derechos y reclamó que le pagaran correctamente” concluyó Cascardo, quien exigió una respuesta por parte del obispo Gabriel Barba.