Volver a sección

| Educación

Colegio Don Bosco: 125 años educando para el campo

El 28 de enero se inicia un cronograma de festejos abierto a la comunidad. Fue construido sobre las tierras donadas por Miguel Nemesio de Uribelarrea. Hoy alberga a 400 alumnos.

El 28 de enero se inicia un cronograma de festejos abierto a la comunidad. Fue construido sobre las tierras donadas por Miguel Nemesio de Uribelarrea. Hoy alberga a 400 alumnos.

Colegio Don Bosco: 125 años educando para el campo

El próximo lunes 28 de enero se cumplirán 125 años de la colocación de la piedra fundamental del Colegio Salesiano Don Bosco de Uribelarrea, la primera escuela agrícola de Argentina y de Sudamérica.

Ese mismo día se iniciará un cronograma de festejos con la celebración de una misa a las 19 hs. Luego tendrá lugar un breve acto formal que concluirá con la presentación de la Banda de Exploradores del Sagrado Corazón de San Justo.

La Dirección del establecimiento invitó a la comunidad para sumarse a los actos festivos de esta prestigiosa y pionera institución de Uribelarrea.

UN POCO DE HISTORIA

El 28 de enero de 1894 se colocó la piedra fundamental de la Escuela Agrotécnica Salesiana Don Bosco en una superficie inicial de 200 hectáreas donadas por Miguel Nemesio Uribelarrea. Allí comenzó la obra destinada para preparar niños y jóvenes en las tareas de trabajo rural. El primer director fue el padre Valentín Cassini, uno de los diez salesianos enviados por Don Bosco en el año 1875 a nuestro país. 

“La idea de esta escuela nació de una audiencia concedida por el papa León XIII a monseñor Lasagna, segundo obispo salesiano. El sumo pontífice le había preguntado qué establecimientos habían fundado los salesianos en la República Argentina. Lasagna le respondió que se habían abierto colegios de enseñanza primaria y secundaria, como asimismo escuelas de artes y oficios. El Santo Padre lo interrumpió diciéndole con insistencia: ´Vuestra misión especial en la floreciente Argentina ha de ser fundar numerosas escuelas agrícolas para el cultivo de aquellas extensas planicies y también para llevar a los campos tanta juventud que en las grandes ciudades no pueden desarrollar su actividad y acaban por perder el alma y el cuerpo” citan Adriana Gorostidi e Ignacio Marcos en su libro histórico de Uribelarrea.

Los comienzos fueron difíciles debido al desconocimiento de las actividades agropecuarias y a las características del suelo de la zona. Se organizó la primera etapa con huerta, frutales, animales de granja y talleres prácticos. Se llegó a plantar una viña que produjo 1000 litros de vino. Pero los bajos inundables después de las lluvias y los inviernos complicaban las actividades agropecuarias.

• 1894-1904. El padre Andrés Pestarino se abocó a la construcción del edificio.

• 1904-1911. El padre Serafín Rizzi continuó la obra de Pestarino y dio impulso a la quesería y la ganadería.

• 1911-1922. El padre Ignacio Hlond realizó trabajos de canalización que permitieron habilitar campos que se encontraban inutilizados.

• 1923-1924. El padre Jorge Turcuni extendió la plantación de árboles e impulsó la producción lechera.

• 1924-1930. El padre Bartolomé Demarco edificó el galpón de cereales.

• Hacia 1930 se incrementó la producción ovina y el título de formación concluía en 3er año. 

• 1937-1942. El padre Leopoldo Rizzi construyó la nueva capilla dedicada a Don Bosco Santo, erigió un nuevo dormitorio con capacidad para 45 camas y creó la cabaña Surgam.

• 1943-1948. El padre Bartolomé Demarco retomó la conducción del Colegio, ampliando las instalaciones para aves, depósitos de agua y construyó el nuevo edificio de industria láctea.



Crédito: Uribelarrea, un pueblo de puertas abiertas (Gorostidi-Marcos).
 

• Hacia fines de la década del 60 se comenzó con el tambo y su industrialización. Se buscó un sistema para mejorar el tratamiento y manejo hidráulico. 

• Desde 1977 la escuela logró la aprobación de su título de Agrónomo General de 6 años como escuela técnica.

• A partir de 1997 se consolidó la escuela mixta y articuló con los jóvenes que terminaban 6to año en la escuela primaria del pueblo de Uribelarrea.

Con una importante inserción territorial hoy se presenta como una Escuela de Nivel Secundario de Modalidad Agraria. Tiene una matrícula de 400 estudiantes con un porcentaje de 50% de varones y de mujeres.

El aporte de salesianos emprendedores como los padres Leopoldo Rizzi, Salvador Melita y Domingo Chiófalo, entre otros, logró en diferentes épocas afianzar la institución en lo productivo y en los aspectos académicos y de educación integral. 
Desde sus inicios se formaron jóvenes con el objetivo de insertarlos tanto en la actividad agropecuaria como en la vida universitaria siendo fundamentalmente reconocidos como buenos cristianos y honrados ciudadanos. 

Fuente: Colegio Don Bosco y “Uribelarrea, un pueblo de puertas Abiertas” (Silvia Gorostidi e Ignacio Marcos).

x