Volver a sección

| Educación

Alejandro Petión: el jardín de infantes está sin clases desde hace una semana

Por fallas en la bomba de agua el establecimiento sólo abre unas horas para el funcionamiento del comedor. El Consejo Escolar respondió que no tiene fondos para solucionarlo.

Por fallas en la bomba de agua el establecimiento sólo abre unas horas para el funcionamiento del comedor. El Consejo Escolar respondió que no tiene fondos para solucionarlo.

Alejandro Petión: el jardín de infantes está sin clases desde hace una semana

Los casi 110 alumnos del Jardín de Infantes Nro. 907 de Alejandro Petión están finalizando el año de la peor manera: sin clases.

El establecimiento suspendió la actividad el jueves de la semana pasada por falta de agua y desde entonces sólo abre de a ratos por turno para garantizar el servicio alimentario.

No está claro si la falta de agua es por el mal funcionamiento de la bomba elevadora o por una falla del pozo. Las autoridades se comunicaron con el Consejo Escolar para reclamar una asistencia pero la respuesta fue que ya estaban cerrando el balance de la gestión que finaliza y que no hay fondos para encarar la compra de una nueva bomba; mucho menos para hacer una nueva perforación.

Paula, la directora del establecimiento, relató a InfoCañuelas que los problemas comenzaron con la última inundación que sufrió el distrito. Por primera vez el establecimiento tuvo 15 centímetros de agua, lo que habría provocado algún daño en el sistema de agua.

Así están las canaletas, una muestra de la falta de mantenimiento.

Ante algunos caso de gastroenterocolitis, los padres, con ayuda del Club de Campo La Martona, comenzaron a comprar bidones de agua, ya que el Consejo tampoco dispuso fondos para ese fin.

“En las últimas semanas el problema de la bomba se fue agudizando. Tuvimos ayuda de La Martona y los empleados de Lomaser, que cambiaron algunos caños e hicieron otras reparaciones hasta que la semana pasada la bomba dejó de funcionar. Hablé con la presidenta del Consejo Escolar y la respuesta fue que no tenían fondos; que tratara de buscar la ayuda de los padres”, relató Paula a InfoCañuelas.

Se espera que este jueves a la tarde un pocero conocido de un padre del establecimiento concurra para hacer una evaluación.

La directora trabaja en el establecimiento desde hace 11 años (desde hace cuatro meses con cargo directivo). Al asumir comenzó a reclamar por otra situación preocupante: una supuesta pérdida de gas en la cocina, tema que tampoco ha sido solucionado hasta el momento, a lo que se suman canaletas tapadas, cañerías oxidadas y falta de pintura.

x