Volver a sección

| Deportes

Sueño cumplido: Cambiaso campeón con Poroto

La Dolfina derrotó a La Natividad por 13 a 9 y se adjudicó el Abierto Argentino de Polo.

La Dolfina derrotó a La Natividad por 13 a 9 y se adjudicó el Abierto Argentino de Polo.

Sueño cumplido: Cambiaso campeón con Poroto

 Foto: Matías Callejo.

Hace unos años Adolfo Cambiaso declaraba que su último sueño era ponerle fin a su extraordinaria carrera jugando el Abierto Argentino de Palermo con su hijo Poroto. Era un deseo que sonaba algo utópico dado la precocidad de éste último y el hecho de que el crack eterno debía para ello prolongar su carrera más allá de lo que habitualmente se estila en el más alto nivel. Pero Cambiaso se reinventó adaptando su juego a su actualidad física y Poroto dio un salto de calidad meteórico lo que hizo que el sueño estuviera al alcance de la mano. 

Luego con una enorme organización detrás y con la vuelta de Juan Martín Nero a sus huestes, La Dolfina se constituyó como un candidato natural a aspirar a los títulos. Lo que resultó sorpresivo fue que Poroto se erigiera en la principal arma del conjunto de Cañuelas mostrando un aplomo y una jerarquía inusual para sus 17 años recién cumplidos. 

Y ese sueño primario fue entonces adquiriendo otro cariz, no siendo otro que terminar padre e hijo levantando la copa más importante del polo mundial. Cambiaso padre es un animal competitivo que se pone metas y las logra como sólo pueden hacer los grandes de verdad. Y en el Campo Argentino de Polo, la tarde del viernes se vivió un hecho histórico nuevamente pergeñado por la cabeza más grande de la historia del polo. 

La Dolfina derrotó en la final a La Natividad por 13 a 9 dando por momentos una exhibición de polo. Con muchísima autoridad, dando muestras de un aceitado funcionamiento y con una actuación soberbia de Juan Martín Nero, el equipo de los Cambiaso dominó de punta a punta la final. 

En ningún momento La Natividad pudo sentirse cómodo en el juego para que los hermanos Castagnola tuvieran chances desplegar su talento. Con una impresionante dotación de caballos de calidad, con una defensa asfixiante y una gran precisión en los relevos, La Dolfina maniató a su rival y se llevó la final de manera incuestionable 

Desde el inicio y con la precisión de Poroto el conjunto vestido de azul marcó la pauta del juego. A su vez contó con variantes para sortear las distintas alternativas que el partido podía ofrecer. Como las incursiones ofensivas de Juan Martin Nero (la figura de la final) que marcó verdaderos golazos con espectaculares corridas. A su vez Pelón Stirling fue un verdadero motor y rueda de auxilio permanente en toda la cancha y Adolfo padre expuso toda su categoría en una nueva versión de su juego, en este caso más asistidora que goleadora. 

 Y así fue que La Dolfina fue estableciendo diferencias en el marcador con el correr de los chukkers, manejando los tiempos del partido y controlando los arrestos de La Natividad cuando Camilo Castagnola desde su taco amenazaba con ponerle incertidumbre al partido en su etapa final. 

Pero este sin dudas era el año de los Cambiaso y el final de la historia iba a terminar con ellos en lo más alto del podio. Poroto es el jugador más joven de la historia en consagrarse campeón de Palermo, hacía casi 40 años que padre e hijo no ganaban este título y Adolfo padre consiguió su título nº 18 en la Catedral del polo mundial. 

La Dolfina sigue escribiendo la historia del polo. A través de su mentor y leyenda, hoy revitalizada por la aparición fulgurante de su hijo, dispuesto a seguir continuando su legado. 

Adolfo Cambiaso tenía un sueño y lo cumplió. Uno más de los tantos que su mente le fue dictando. Treinta años después de su debut en Palermo, sigue siendo campeón y figura y una calle llevará su nombre en su pueblo. Pero más allá de los récords y reconocimientos, el triunfo del viernes es seguramente el momento más feliz de su carrera. Un triunfo del corazón que seguramente para él es el más grande de los trofeos. 

SÍNTESIS

La Dolfina Saudí: Adolfo Cambiaso (h) 10 (2 goles, uno de córner), David Stirling (h) 10 (1), Adolfo Cambiaso (n) 9 (5, dos de penal) y Juan M. Nero 10 (5). Total: 39. 

La Natividad: Camilo Castagnola 10 (6, tres de penal), Pablo Pieres 10, Bartolomé Castagnola (h) 10 (3) e Ignatius du Plessis 9. Total: 39. 

Jueces: Gastón Lucero y Martín Pascual. Árbitro: José I. Araya. 


Marisa Fassi en la premiación.

EL ABIERTO FEMENINO TAMBIÉN QUEDÓ EN CAÑUELAS

En la cancha 2 de Palermo se disputó también el viernes la final del sexto Abierto Argentino de Polo Femenino, en la que La Dolfina, el campeón defensor, venció por 10-6 a La Irenita.

El equipo -integrado por Mía Cambiaso (hija de Adolfito), Milagros y Candelaria Fernández Araujo (hijas de Milo) más la inglesa Nina Clarkin- se consagró por cuarta vez. Es el máximo ganador de este certamen (2017, 2018 y 2021) y es el único que llegó a las seis finales.

La Municipalidad de Cañuelas fue uno de los sponsors del torneo, en tanto que la intendente Marisa Fassi participó de la entrega de premios de certamen.

Leonardo Garavaglia.