Volver a sección

Deportes

Sevillano segundo en Chascomús

El triatlonista cañuelenes Lisandro Sevillano ganó en su categoría (35-39) y fue segundo en el triatlón desarrollado en Chacomús.

 

1 / 11

1 / 11

Lisando Sevillano, de 37 años, alcanzó la segunda ubicación de la clasificación general en el triatlón llevado a cabo el sábado 21 de enero en Chascomús.

En su categoría, reservada para atletas de 35 a 39 años de edad, se quedó con el primer puesto tras 55 minutos de competencia.

El triatlón propuso un spring de 500 metros de natación, 15 km de bicicleta y los últimos 3 km de pedestrismo.

El representante de Cañuelas es especialista en carreras pedestres. En natación fue su primera experiencia.

"Le pedí consejos a unos nadadores que estaban en la laguna. Hice lo que me dijeron, nadaba un poco, paraba y tomaba impulso”, contó a InfoCañuelas.

Así logró llegar entre los 30 primeros nadadores en el arranque de la competencia.

Ya montado en su rural Bike comenzó la remontada en busca de su objetivo: subir al podio de la general.

En los 15 km de bicicleta recuperó varios puestos, aunque dio ventaja porque el reglamento permitía bicis de rural y de ruta, éstas últimas tienen mejor perfomance. Sin perjuicio de ello remontó algunos puestos para llegar al momento de pasar de bici para empezar a correr en el puesto 12.

En su terreno, la carrera pedestre, hizo el esfuerzo para la última remontada.

Así se ubicó en la 2ª posición donde cruzó la meta. “Al puntero no lo podía alcanzar, pero quise asegurarme un lugar en el podio”, concluyó.

UN VIAJE DE LOCOS

Lisandro Sevillano representó a Cañuelas con esfuerzo propio.

“Terminé gastando más de lo pensando,
se me fueron como mil pesos”, explicó.

Además de la inscripción ($ 150) Lisandro no pudo viajar como lo tenía previsto, su compañero se accidentó y debió hacerlo por medio de transporte.

De Cañuelas a Chascomús no es fácil. Para ir viajó a La Plata, de allí hasta Chascomús, y de la terminal hasta la Laguna (20km) en su propia bicicleta.

El regreso no fue mejor, ya que no había colectivos a La Plata, por lo que debió volver hasta Retiro, y de ahí en remís a Cañuelas, para llegar a su casa en la madrugada del 22.  Todo un sacrificio.

Tampoco pudo cuidar su dieta. “En el camping no habías pastas (lo recomendable) y tuve que cenar choripanes, que era lo único que había” confesó a InfoCañuelas.

INFOCAÑUELAS

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos