Volver a sección

| Deportes

Rugby: Osvaldo Damiani habló del crimen de Villa Gesell

El referente de Cañuelas Rugby se refirió al asesinato de Fernando Báez Sosa. Dijo que los valores de ese deporte no están en crisis y apuntó contra las drogas y el consumo excesivo de alcohol.

El referente de Cañuelas Rugby se refirió al asesinato de Fernando Báez Sosa. Dijo que los valores de ese deporte no están en crisis y apuntó contra las drogas y el consumo excesivo de alcohol.

Rugby: Osvaldo Damiani habló del crimen de Villa Gesell

 Osvaldo Damiani.

El asesinato de Fernández Báez Sosa provocado por un grupo de rugbiers en la salida de un boliche de Villa Gesell provocó un fuerte impacto en la sociedad y especialmente en el mundo del rugby.

Osvaldo Damiani, durante 30 años integrante de Las Cañas como jugador y entrenador; y desde hace tres años referente del nuevo club Cañuelas Rugby, es una voz autorizada para hablar de esta aparente comunión entre este deporte y la violencia.

“Se dice que los valores del rugby están en crisis, pero no es así. En la cancha, si llegás a pegarle una patada a tu rival, te echan de por vida. No solamente te desafilian como jugador sino que te echan del club, de hecho eso pasó en un clásico de preintermedia de Pucará contra Lomas. Y si te enganchan en un doping te suspenden de 3 a 5 años. Es un deporte de contacto pero con muchas reglas que lo hacen un deporte de caballeros”.

“La idiosincrasia del rugby es que somos todos uno, que hay que ir juntos detrás de un objetivo y estar unidos. Por eso generalmente los grupos de rugby salen en grupo y por ahí se puede ver que las peleas son en manada, pero eso no tiene que ver con los valores del rugby, sino con la droga y el alcohol” añadió el dirigente.

“Todos los clubes fomentan la unión, que estemos todos juntos, pero también respetar al rival y al referee. Se trabaja mucho en el autocontrol. Es un deporte que te prepara para el contacto y si un jugador se pelea en la calle va a tener una ventaja sobre el otro, como la tiene un karateca, por eso se fomenta el autocontrol y las sanciones son muy fuertes cuando se pierde el control. Pero una cosa es hacerlo en el club y otra muy distinta en la calle. Es por eso que también se fomenta mucho que el jugador es representante del club en la calle. El problema es cuando las cosas se salen de control e intervienen las drogas y el alcohol. Eso tiene más que ver con lo social y familiar que con el deporte”.

Sobre el consumo de alcohol en la finalización de los partidos, Damiani explicó que se ha ido erradicando. “Muchas veces había esponsoreo de marcas de cerveza que le regalaban la cerveza a los clubes para los terceros tiempos. Eso fue cambiando. Sobrevive el mito de que en los terceros tiempos corre mucho alcohol pero no es así. Puede haber algún caso, pero no es la generalidad”.

Por último Damiani destacó que la mayoría de los clubes fomentan la unión y la actividad “en manada” con un objetivo positivo. “Nosotros lo hacemos en nuestro club promoviendo la inclusión social pero de la misma manera puede haber diez tipos que potenciados por la droga y el alcohol cometan una masacre como la de Gesell. Eso no tiene nada que ver con el rugby”.

x