Volver a sección

| Deportes

Murió el “Bulldog” López, una gloria del Cañuelas FC

Además de lucir los colores de la institución fue el técnico que logró el primer ascenso a la C en 1996.

Además de lucir los colores de la institución fue el técnico que logró el primer ascenso a la C en 1996.

Murió el “Bulldog” López, una gloria del Cañuelas FC

 Bulldog López en 2016. Archivo InfoCañuelas.

Este miércoles 13 de abril el Cañuelas Fútbol Club y todos los que aman el deporte perdieron a un noble exponente: Héctor Daniel “Bulldog” López. Tenía 72 años.

Fue jugador de fútbol y básquet en Cañuelas en la década del 60, pero en su carácter de deportista se destacó como un gran goleador en el fútbol del ascenso. 

Jugó en Talleres de Remedios de Escalada (club donde se consagró como un verdadero ídolo), Los Andes, Temperley y Quilmes; mientras que en la primera división de Argentina fue parte de Huracán Central Norte de Salta.

En el exterior jugó en Millonarios de Bogotá y en Deportes Quindío, ambos de Colombia. 

Entre sus pergaminos se destaca por haber sido el técnico con el que Cañuelas consiguió el primer ascenso a la C, en 1996.

Precisamente en 2016, a 20 años de esa hazaña, gracias a un proyecto impulsado por el concejal Carlos Álvarez, el Concejo Deliberante de Cañuelas le rindió un homenaje a Bulldog e integrantes del plantel responsables de la “epopeya del ´96”, como reza la resolución legislativa Nro. 131/16. 


Homenaje a los héroes del ascenso. Archivo InfoCañuelas.

En esa oportunidad lo acompañaron los jugadores Ciro Guzmán Duarte, Carlos Moreno, Marcelo Luchetti, Julio García, Carlos Arzumendi, Marcelo Sánchez, Lucas Arrieta, Sergio Seiano, Claudio Monzón, Pablo Lormino, Hugo Quiroga y Luis Marcelo Delgado; como así también José Medrano, presidente de la Subcomisión de Futbol; el periodista partidario Enrique Lucena (h) y los dirigentes Daniel Roncoli y Luis García.

“Tengo la sangre roja y blanca para toda la vida. Tengo el privilegio de ser un NIC de verdad, nacido y criado en Cañuelas y en el Cañuelas Fútbol Club. Y encima tuve la suerte de sacarlo campeón” dijo en esa ocasión, en la que también recordó al fallecido Daniel Cuchetti.

López estaba radicado en Jujuy donde tenía familia. Dueño de un gran carisma, era un proveedor inagotable de anécdotas de su vida como futbolista. Desde hace años lo aquejaban problemas de salud, producto de los cuales sufrió la amputación de una pierna. Y a pesar de su frágil condición, en enero de 2021 estuvo en la tribuna del Arín celebrando el nuevo ascenso de Cañuelas a B Metro, como un hincha más.


Bulldog en el día del ascenso a la B. Augusto de la Rosa.

El 12 de noviembre pesado, advirtiendo que su salud se resquebrajaba, Daniel Roncoli le dedicó tiernas palabras en su muro de Facebook. “Una vez -recordó el ahora ex presidente albirrojo- poco antes de convertirse en entrenador de la Primera de Fútbol de Cañuelas, lo crucé frente a mi casa y me adelantó lo que de algún modo fue su satisfacción más plena como hincha: parangonó a aquellos años de la D con las selecciones argentinas previas a Menotti y me dijo que cuando le dieran la posibilidad le iba dar al equipo el profesionalismo que le faltaba para ascender por primera vez a la C. Lo cumplió en toda su dimensión, transformando aquel virtuosismo de las formaciones del Gallego González en una bala de plata. Allí se mostró de otra forma. Llevaba el ejemplo de una conducta deportiva incomparable y abrió el abanico de una personalidad extrovertida, fascinante, lunática, cabulera, que hicieron singular su andar como DT.”

“Una crónica justa –continuó Roncoli– debería decir que está en Jujuy, junto a sus hijas, cuidado, mimado, querido, ayudado para no perder fuerza, ni hidratación, ni la cadena de las medicaciones que debe tomar. Pero también podría decirse que está en otra parte, en otra galaxia, colgado del alambrado del tiempo gritando un gol de triunfo, habitando aquel mundo que cabía en una pelota de goma y en el que sin pudor comenzamos a amarlo. A veces se necesitan demasiadas palabras para decir ´Te quiero´. Te quiero Mi Daniel, te quiero para siempre”.


Leonardo Garavaglia.