Volver a sección

Deportes

Magalí y Camila Días: la felicidad de haber sido voluntarias en los YOG

Las chicas de Cañuelas colaboraron en el desarrollo de los Juegos Olímpicos de la Juventud, una experiencia que consideran enriquecedora e inolvidable. Fotogalería

1 / 10

Magalí y Camila en el Parque Olímpico.

1 / 10

Las hermanas Magalí (20 años, estudiante de Gestión Ambiental) y Camila Días (22 años, finalizando la misma carrera) estuvieron entre los 8 mil voluntarios que asistieron al público y a los atletas de los Juegos Olímpicos de la Juventud desarrollados en Argentina.

A pocos días de la finalización de la gran cita olímpica Camila habló con InfoCañuelas para contar la maravillosa experiencia que les tocó vivir.

-¿Por qué decidieron participar en los YOG?
-A ambas nos gusta el deporte y nos pareció que ser parte de la historia olímpica sería algo inolvidable. Brindar nuestro tiempo y esfuerzo para ayudar a los demás nos pareció importante y algo de lo que no nos íbamos a arrepentir jamás. 

-¿En qué lugar estuvieron colaborando?
-Estuvimos en el Parque Olímpico. Yo me encargué de cubrir todos los deportes que se desarrollaban allí (Esgrima, Karate, Hockey, Básquet, Atletismo, Natación, Boxeo, Lucha Olímpica, Pentatlón Moderno, Ciclismo, Beach Vóley, Balonmano de Playa, Judo, Gimnasia, Saltos) ya que me tocó el área de Gestión de Sedes. Eramos los encargados de asistir a los atletas en los entrenamientos y también en las competencias, y al mismo tiempo orientar al público. 

Mi hermana Magalí, con su grupo, se encargaban que los niños de entre 6 y 12 años pudieran aprender sobre los distintos deportes que se podían ver en el Parque Olímpico como levantamiento de pesas, hockey, atletismo, gimnasia, karate, esgrima, entre otros. La idea era que los más chicos conocieran la variedad de deportes que pueden practicar y que tal vez no son tan conocidos como lo es el fútbol. Además de enseñar lo básico de cada uno de los deportes identificábamos posibles potencialidades y les dábamos a conocer el lugar más cercano al que podían ir a aprender el deporte (de forma gratuita) dependiendo de su ubicación geográfica

-¿Cómo era la rutina de los voluntarios?
-Comencé el 3 de octubre, cuando todavía no habían comenzado los juegos. Nos encargamos de asistir a los atletas, acompañarlos a los entrenamientos y ayudarlos en lo que fuera necesario. Entrábamos a las 7 de la mañana y nos quedábamos hasta las 3 de la tarde. Algunos días, por decisión propia, me quedaba hasta más tarde. Llegábamos, desayunábamos y nuestras coordinadoras nos dividían para ir a los entrenamientos o competencias para asistir en lo que era necesario.
 La rutina de Magalí era similar, sólo que cambiaba la actividad que hacía (Iniciación Deportiva).



Camila Días: "Estamos orgullosas de haber podido ayudar".
 

-¿Cómo calificarían la experiencia?
-Única e inolvidable. La volveríamos a repetir, nos pareció increíble todo, desde el día 1 hasta el día 13. Estamos orgullosas de haber podido ayudar y dejar nuestra huella en la historia olímpica.

-¿Qué es lo que más les impactó de esta experiencia?
-En la previa uno se imagina unos Juegos Olímpicos súper competitivos y no es tan así; al contrario, no se incentivaba a que los chicos y chicas compitieran entre ellos sino a generar un clima de amistad e intercambio de culturas.
 Se priorizaba transmitir valores como respeto, amistad y excelencia. Que los atletas, siendo tan jóvenes, transmitan estos valores, es increíble. Se podía ver a atletas de diferentes nacionalidades pasando tiempos juntos, compartiendo entrenamientos, riéndose. Era hermoso. 

-¿Quedaron en contacto con gente de otros países?
-Sí, pudimos quedar en contacto con mucha gente ya que estábamos continuamente con los atletas y los entrenadores. Recibimos muchos agradecimientos para Argentina y para todos los voluntarios que hicieron posible que este evento pudiera realizarse. Gente de Holanda, México, Costa Rica, Chile, China, Tailandia, Brasil y de otras naciones se mostró muy agradecida. Nos comentaban que estaban sorprendidos por el trabajo que habían hecho los voluntarios, la amabilidad que teníamos y la predisposición. Y que sin nosotros, los voluntarios, los Juegos no se hubieran podido realizar.

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos