Volver a sección

| Deportes

La Triple Corona de Polo aguarda definiciones para su inicio

Con La Dolfina que buscará ratificar su dominio y La Natividad que quiere afirmarse como el equipo sensación, los conjuntos de Cañuelas se preparan para el comienzo de temporada argentina de alto hándicap.

Con La Dolfina que buscará ratificar su dominio y La Natividad que quiere afirmarse como el equipo sensación, los conjuntos de Cañuelas se preparan para el comienzo de temporada argentina de alto hándicap.

La Triple Corona de Polo aguarda definiciones para su inicio

La pandemia del Covid-19 alteró los planes de todas las competiciones deportivas del mundo y el polo no ha sido una excepción. Como todos los años, la llegada de la primavera es aguardada por los aficionados de todo el orbe por coincidir con el inicio de la temporada argentina de alto hándicap, la más importante del planeta. 

Pero en esta oportunidad, el coronavirus ha modificado los planes deportivos, lo que ha hecho que la actividad no haya tenido comienzo aún. Al respecto la Asociación Argentina de Polo (AAP) ha establecido un calendario tentativo para el desarrollo de la Triple Corona Argentina, compuesta por los Abiertos de Tortugas, Hurlingham y Palermo. 

Conforme el esquema propuesto por la AAP, Tortugas se jugaría del 20 al 31 de octubre, Hurlingham del 3 al 21 de noviembre, y el Abierto Argentino de Palermo del 28 de noviembre al 19 de diciembre. 

La realización de la triada de torneos en dichas fechas está supeditada a la aprobación de las autoridades gubernamentales que aún no han dado luz verde a la realización de competencias deportivas en el ámbito nacional, por lo que al día de hoy resulta improbable que los torneos puedan dar comienzo en los plazos estipulados.

Una vez que esté el ok para que la bocha comience a rodar, el plan es que tanto Tortugas y Hurlingham se jueguen en el predio que la AAP tiene en Pilar que ya cuenta con protocolo aprobado por la Secretaría de Deportes Nacional.  A su vez el Abierto Argentino de Polo se desarrollaría como es habitual en Palermo, pero esta vez sin público en las gradas.

Mientras se aguardan definiciones, los dos equipos de Cañuelas ya han comenzado con las prácticas previas. La Dolfina buscará ratificar el extenso dominio que lo ha constituido en uno de los quipos más exitosos de la historia. En una temporada que puede significar la última para la actual formación (Cambiaso, Stirling, Mac Donough y Nero), el objetivo estará centrado en ganar todo cuanto dispute, con especial interés de imponerse nuevamente en Palermo y conseguir el octavo título consecutivo en la Catedral. 

A su vez La Natividad intentará ratificar todo lo bueno que hizo en el 2019 en el que se constituyó en el equipo revelación. Con los hermanos Castagnola ya afianzados en lo más alto del polo y la incorporación de Polito Pieres, el equipo verde será uno de los que mayores expectativas genere por ser promesa de un polo abierto y espectacular.
 

x