Volver a sección

| Deportes

La Dolfina eterna: por octavo año consecutivo alzó la copa en Palermo

Superando adversidades y en un torneo en el que no partía como favorito, el equipo de Cañuelas derrotó por 10 a 8 a Ellerstina y obtuvo por decimocuarta vez el Abierto Argentino de Polo.

Superando adversidades y en un torneo en el que no partía como favorito, el equipo de Cañuelas derrotó por 10 a 8 a Ellerstina y obtuvo por decimocuarta vez el Abierto Argentino de Polo.

 La Dolfina eterna: por octavo año consecutivo alzó la copa en Palermo

 Foto: Pablo Ramírez.

Cuando parecía que el paso del tiempo iba pasando factura, cuando las dificultades se acumulaban más allá de lo previsible y cuando enfrente tenía un rival pletórico de fe que lo iba a poner duramente a prueba, La Dolfina sacó su reconocida casta de equipo campeón para coronarse nuevamente en Palermo, ese lugar que es prácticamente el patio de la casa del equipo de Cañuelas. 

La Dolfina, con Adolfo Cambiaso como figura, derrotó en la tarde del sábado a Ellerstina por 10 a 8 y se alzó con el décimo cuarto título para el club con base en el Camino del '80, el noveno para esta formación y el octavo consecutivo. Atrás quedaba una temporada plagada de dificultades e incertidumbres caracterizada por las recurrentes lesiones y la imposibilidad de reunir a sus cuatro jugadores en los dos primeros torneos de la Triple Corona. 

Recién en Palermo, el conjunto de Cañuelas pudo contar con “los cuatro fantásticos” y tampoco allí consiguió en principio despejar las dudas que se generaban a partir de la indudable falta de ritmo de sus jugadores. Como prueba de ello es que en un match de clasificación en su zona vio caer su invicto de 34 partidos en el Abierto Argentino a manos de Murus Sanctus. 

Pero allí afloró entonces la madera y la pasta de los que están hechos de otro material. Con una muestra de actitud y gran polo, arrollaron a La Natividad en semifinales y se dieron la posibilidad de volver a acariciar la gloria en una nueva final palermitana. 

Allí los esperaba Ellerstina, el mejor equipo del año hasta allí, que venía de ganar todos sus partidos en la temporada y de levantar las copas de Tortugas y Hurlingham. Pero esta formación de La Dolfina se crece en la adversidad y este tipo de partidos y desafíos están hechos a su medida. 

Marisa Fassi acompañó la entrega de premios.

El partido final se jugó sin el clásico calor de las tribunas en un marco atípico originado por la pandemia del coronavirus. Pero además tuvo la tarde del sábado otro invitado que les hizo las cosas difíciles a los jugadores y conspiró contra el espectáculo. El fuerte viento que surcó Palermo toda la tarde condicionó la performance de ambos equipos, al punto de que ambos se vieron forzados a revisar sus estrategias conforme el lado que transitaran por el campo de juego de acuerdo a la dirección de las ráfagas. 

 La Dolfina pareció acomodarse mejor en la primera parte del juego, aprovechando cierto nerviosismo de Ellerstina, que en el afán de asumir el protagonismo, cometía faltas evitables que Cambiaso supo aprovechar en los tres primeros parciales. Al finalizar el tercer chukker La Dolfina se imponía por 6 a 3 dando la sensación de controlar las acciones ante un rival que consumía energías discutiendo con los árbitros y que parecía salido de foco. 

Pero las dificultades originadas por el viento y el mal estado del campo de juego hicieron que La Dolfina perdiera precisión en sus remates y prácticamente se “secara” en materia de goles en los parciales siguientes. Casi tres chukkers y medio le costó al conjunto de Cañuelas volver a convertir, lapso en el que Ellerstina consiguió ir limando la diferencia hasta llegar a la igualdad en el sexto período. 

En el séptimo chukker, con un par de muy buenas jugadas de Facundo Pieres, Ellerstina consiguió ponerse al frente en el marcador por 8 a 7 e ingresar al parcial definitivo en ventaja, ante una Dolfina que había decrecido en su rendimiento. 

Foto en familia

Pero el equipo multicampeón es un conjunto hecho para este tipo de instancias, para este tipo de definiciones. Con gran determinación, que le permitió llevarse la mayoría de las bochas divididas, se llevó por delante a su rival para dar vuelta el marcador y coronar su victoria con un golazo de Cambiaso a poco del final arriba del clon 09 de la Cuartetera, elegido a la postre como el mejor ejemplar de la final. 

Fue victoria para La Dolfina, pero no fue un triunfo más. Pensada en principio como la última temporada de esta formación, el título final sería la coronación perfecta para un ciclo histórico del polo mundial. Pero este equipo y la gente que los ha seguido durante todos estos años se merecen otro tipo de despedida. Una con las tribunas llenas, para rendir tributo a estos genios del polo. 

Ojalá que la historia no se haya cerrado definitivamente y los aficionados tengamos la oportunidad de disfrutar nuevamente en un campo de juego a un equipo irrepetible. 

DATOS DE LA FINAL

Fue el 17° Abierto Argentino ganado por Adolfo Cambiaso (3 con Ellerstina y 14 con La Dolfina) 

El de ayer fue el 9° título de la actual formación de La Dolfina (Cambiaso, Stirling; Mac Donough y Nero) y el octavo en forma consecutiva). 

Poco más de 1000 personas pudieron presenciar el evento. A raíz delas restricciones impuestas por el Cofid-19 se vendió un número limitado de entradas 

La intendente de Cañuelas Marisa Fassi fue a invitada a saludar en el podio al equipo ganador en la entrega de premios 

Marisa Fassi junto al equipo de El Overo.

ABIERTO FEMENINO

En la misma jornada se disputó el Cuarto Abierto argentino de Polo, que al igual que en las últimas tres temporadas contó con la particularidad de que dos equipos con base en Cañuelas llegaron a la final.

En el partido definitivo El Overo Z7 derrotó por 11 a 4 a La Dolfina Brava y consiguió su segundo título en Palermo para igualar a su rival en lauros conseguidos en la Catedral del Polo. 

El equipo dirigido por el ex multicampeón con La Dolfina Lucas Monteverde y que cuenta con Lía Salvo (la mejor jugadora argentina) en sus filas dominó todo el partido basado en la calidad de la propia Salvo y de la inglesa Hazel Jackson, ambas jugadoras de 10 goles de hándicap. Ante la superioridad manifiesta del conjunto ganador La Dolfina Brava le opuso tenacidad, pero siempre estuvo lejos de su rival tanto en el marcador como en el juego. 

La intendente Marisa Fassi participó de la entrega de premios y saludó a los dos equipos finalistas, destacando el hecho de que Cañuelas una vez más fue protagonista excluyente de la máxima cita del polo mundial 

SÍNTESIS DE LA FINAL MASCULINA

• La Dolfina Saudi P. T.: Adolfo Cambiaso (h) 10 (6 goles, tres de penal y uno de córner), David Stirling (h) 10, Pablo Mac Donough 10 (3 penales) y Juan M Nero 10 (1). Total: 40. 
• Ellerstina Johor: Facundo Pieres 10 (6) (Recibió una tarjeta amarilla en el tercer chukker), Hilario Ulloa 10 (1), Gonzalo Pieres (h) 9 (1) y Nicolás Pieres 10. Total: 39. 
• La Dolfina Saudi P. T.: 1-2, 3-2, 6-3, 6-5, 6-5, 6-6, 7-8 y 10-8. 
• Jueces: Guillermo Villanueva (h) y Martín Pascual. 
• Árbitro: Gastón Lucero. 

La Dolfina Brava alcanzó el segundo puesto

SÍNTESIS DE LA FINAL FEMENINA

• El Overo Z7 UAE: Clara Cassino 8 (1 gol), Millie Hine 5 (2), Hazel Jackson-Gaona 10 y Lía Salvo 10 (7, tres de penal). Total: 33. 
• La Dolfina Brava: Mía Cambiaso 7, Milagros Fernández Araujo 7 (Convirtió un gol en contra en el segundo chukker), Fátima Balzano 6 (3) y Candelaria Fernández Araujo 8 (1 penal). Total: 28. 
• El Overo Z7 UAE: 2-0, 3-1, 5-1, 6-2, 7-2, 9-2, 9-3 y 11-4. 
• Jueces: Martín Aguerre y José I. Araya. 
• Árbitro: Rafael Silva.

Leonardo Garavaglia

x