Volver a sección

| Deportes

Golf: La lluvia fue protagonista en Cañuelas

Este viernes el torneo fue suspendido por mal tiempo. El chileno Benjamín Alvarado lidera el score.

Este viernes el torneo fue suspendido por mal tiempo. El chileno Benjamín Alvarado lidera el score.

Golf: La lluvia fue protagonista en Cañuelas

La segunda rueda del 2° Molino Cañuelas Championship quedó suspendida debido a las fuertes lluvias que azotaron el Cañuelas Golf Club. Hasta el momento de la suspensión, que fue a las 14:43, el chileno Benjamín Alvarado, con un score de 8 bajo el par, comanda las acciones seguido por los estadounidenses Michael Davan y Jonathan Sanders, el brasileño Alexandre Rocha y el finlandés Toni Hakula, que se encuentran a solo un golpe. Ninguno de ellos pudo iniciar su ronda. La primera vuelta se reanudará este sábado a partir de las 8:00. Aquellos jugadores que habían arrancado la ronda comenzarán desde donde dejaron este viernes.

Por otro lado el argentino Andrés Romero, una de las figuras estelares del torneo, sigue ubicado en el 9no. lugar con 5 bajo el par, al igual que su compatriota Tommy Cocha y Jorge Monroy, quienes tampoco pudieron salir al campo. Los locales que llegaron a jugar tres hoyos fueron Rafael Echenique, Leandro Marelli, Paulo Pinto y Thomas Baik, quienes se encuentran empatados en el puesto 12 con 4 bajo el par.

El inicio de la jornada también tuvo que ser demorado por el mal tiempo y los jugadores recién pudieron iniciar la segunda ronda a las 11:00. Pero solo pudieron disputar algunos hoyos, ya que nuevamente la tormenta dejó en condiciones injugables al campo y a las 12:06 volvió a suspenderse. No obstante, la lluvia no cesó, lo que obligó a los oficiales a postergar la acción hasta mañana.

La decisión de las autoridades de reglas se basó principalmente a que el pronóstico para lo que quedaba de este viernes no era para nada prometedor y la lluvia no paraba. “El día empezó muy mal con tormentas eléctricas y las condiciones no eran seguras para los jugadores. Después reanudamos el juego, pero otra vez la lluvia complicó las cosas y la cancha comenzó a inundarse, por lo que decidimos suspender todo nuevamente y finalmente decidimos que ya no se podía continuar”, reveló John Slater, Vicepresidente de Competiciones del PGA TOUR Latinoamérica. “Si mañana el clima ayuda, queremos que se realice el corte y esperar al domingo para ver cómo siguen las condiciones del tiempo. Recién ahí vamos a tomar una decisión con respecto a la finalización del torneo, pero el objetivo es jugar todo lo que podamos”, finalizó.

La intención de las autoridades del PGA TOUR Latinoamérica es jugar los 72 hoyos. Mañana será tiempo para analizar si ese objetivo primario se puede cumplir. El pronóstico del tiempo no es muy alentador para el fin de semana porque hay mucha probabilidad de tormentas y lluvias.

x