Volver a sección

| Deportes

Fútbol: La Liga Buenos Aires sancionó a Cañuelas por haber incluido a una niña en el equipo

Desde el CFC rechazaron la medida y promovieron a otra nena a pesar de la quita de puntos.

Desde el CFC rechazaron la medida y promovieron a otra nena a pesar de la quita de puntos.

Fútbol: La Liga Buenos Aires sancionó a Cañuelas por haber incluido a una niña en el equipo

Una polémica situación se está viviendo en la Liga de Fútbol de Buenos Aires en la que milita el Cañuelas Fútbol Club. La categoría 2012 fue penalizada con la quita de todos los puntos obtenidos en 12 partidos de los 13 que disputó por haber incluido a una niña en la formación titular.

La jugadora en la mira es Paula Bolaño, de 10 años, quien al inicio del torneo al igual que en cada una de las fechas fue inscripta con toda la documentación en regla sin que nunca sugiera alguna objeción, pero la situación cambió a partir de una queja presentada por los dirigentes del Club Alem. Molestos por una quita de puntos debido a una errónea inclusión de jugadores en las categorías 2007, 2010, 2011 y 2013, la dirigencia de esa institución reaccionó con una denuncia contra Cañuelas.

Si bien el CFC aún no respondió oficialmente (lo haría en el día de mañana a través de un comunicado), en la fecha 14 disputada este fin de semana el club decidió mantener la inclusión de Paula y además incorporar a otra niña (Agostina Argüello) en el equipo, incluso a riesgo de seguir sufriendo un punitorio.

De esta manera la dirigencia albirroja envió un claro mensaje a la Liga: le interesa más el deporte como herramienta de educación e inclusión que la competencia basada en reglamentos arcaicos.

Los compañeros de Paula se pusieron a la altura de la circunstancia y exhibieron un cartel con la frase “El deporte no tiene género; vamos las pibas”. “O jugamos todos o no jugamos” pareció ser el mensaje subliminal de la pancarta.

InfoCañuelas se comunicó con Gabriela de Santo, la mamá de Paula, quien compartió su sorpresa e indignación por lo ocurrido. “Todos sabemos que el Club viene luchando desde hace mucho tiempo para que debajo de los 12 de años se pueda participar con equipos mixtos. Tenemos el ejemplo de Martina Iraola, que ahora está en primera. Me parece razonable que en esta etapa de formación los equipos puedan incluir varones y niñas porque en esta edad aún no hay diferencias entre los sexos y además el que accede a los equipos es el que tiene condiciones”.

“Cuando la inscribieron a Paula junto al resto del equipo se presentó su DNI, ficha médica, certificados y jamás hubo un rechazo. En la previa de cada partido también se presenta el DNI y todos los jugadores, incluida Paula, firman una ficha. Los árbitros, que son los que envía la Liga, siempre estuvieron al tanto de la participación de ella en la cancha y nunca lo objetaron. Nunca se truchó un DNI ni se falseó su identidad. Por eso es injusto que ahora salgan con este planteo”.

Gabriela destacó que en los últimos días varios equipos que participan junto al CFC en este torneo llamaron para expresar su solidaridad mientras que la Liga se ha mantenido firme en la sanción, que ya ha sido publicada en el boletín de su sitio web.

En cuando al modo en que Paula está atravesando el conflicto, Gabriela contó que se siente contenida por el apoyo que ha tenido de sus compañeros a pesar de la poda de puntos. “En ningún momento los compañeros la culparon de nada. Se siente muy contenida por todos. Y mientras está en casa hace dibujos y reclama por la inclusión”.

“El objetivo de la Liga es organizar torneos de cancha de 11 y baby fútbol, con responsabilidad, organización y la política que tenemos es que compitan y jueguen todos los chicos, contenerlos y sacarlos de la calle. Organizamos torneos en forma recreativa para que todos los chicos tengan la posibilidad de hacer deportes sin tener en cuenta la competencia y resultados. Lo más importante del deporte no es ganar, sino, participar, por lo que lo esencial en la vida no es el éxito, sino esforzarse en conseguirlo” dice la Liga en su sitio web como una declaración de principios.

Con la participación de Paula el CFC estuvo en las antípodas de pretender una ventaja deportiva. El “Caso Paula” seguramente obligará a la Liga a revisar su código de conducta y ojalá se convierta en una bisagra.


Paula Bolaño, jugadora del CFC.

EL APOYO DE DANIEL RONCOLI

El ex presidente del Cañuelas Fútbol Club, Daniel Roncoli, uno de los más firmes impulsores del deporte con perspectiva de género, difundió una carta en la que expresó su incondicional apoyo a la decisión adoptada por los coordinadores, técnico e integrantes del plantel del fútbol infantil.

Entre las muchas alegrías que me provocó haber presidido a mi querido Cañuelas Fútbol Club, sin lugar a dudas, una de ellas es haber acompañado los comienzos de Paulita Bolaño. Me llamaba la atención como en un cuerpo tan frágil y candoroso pudiera caber tanta pasión por el fútbol. Cuando las muchachas y los muchachos de la Escuela de Fútbol llevaron adelante la implementación de los equipos mixtos en aquellas categorías donde las equivalencias físicas son manifiestas, me puse muy contento. Qué decir cuando el domingo 6 de marzo debutó entre compañeros y ni hablar del 11 de julio -marcada en el calendario en rojo-, próxima a cumplir los 10, cuando señaló su primer gol frente a San Martín de Monte Grande. Hoy, más que desde el placer, necesité ir a verla desde la barricada. 

La semana pasada, con trece fechas disputadas, la Liga de Buenos Aires por la protesta de un club cuyos dirigentes de infantiles atrasan siglos, apeló a su reglamento y tras observar la responsabilidad de Cañuelas Fútbol Club por no explicitarse que pudieran armarse equipos mixtos tomó la decisión, a debatir y cuestionar, de que se le quiten todos los puntos obtenidos y los que pudiera sumar si es que Paula continua en la formación. Sabemos que en estas divisiones el resultado es aleatorio y que a instituciones como la nuestra le preocupan más la formación que la competitividad en forma numérica, pero de mantener esta sanción lo que los dirigentes a cargo de la Liga acaso ignoren es que pueden provocar en la jugadora una pulsión de culpa, por el presunto prejuicio a su grupo de pertenencia, que la afecte emocional y psicológicamente. Abogo para que Sandro Costoya y su familia, tan futbolera y tan entrañable, desde los tiempos en que su padre y su tío dirigían al Deportivo Laferrere, como máximo responsable de la Liga de Buenos Aires, acepten sentarse en una mesa y revisar la reglamentación. Para quienes creemos que nos merecemos un fútbol con menor desigualdad, con perspectiva de género, disidente, inclusivo y que se preocupe por erradicar todas las violencias y los micromachismos, no se tolera más uno regido por el diario del lunes. Menos si el diario tiene fecha de un lunes de 1931.

De modo explícito, acompaño la decisión de los Coordinadores y DT de incluirla esta mañana a Paulita en la formación titular ante Lafe sin amedrentarse por punitorios. Y me da mucha felicidad que, además, haya debutado hoy en la 2012 otra nena, Agostina Argüello, a la que conocí hace once meses en la canchita de su abuelo, un talentoso futbolista de nuestro pasado mediato, Flavio Zampone. Pero por sobre todo, me sacó el sombrero por los integrantes varones del plantel, quiénes dándonos el ejemplo, son solidarios con sus compañeras y ninguna otra cosa les importa más que vivir y jugar en igualdad, sin ponerse límites de género, naturalizando lo que es natural.

Como una continuidad de las cosas que intentamos producir con Patri Ramírez, desde la Secretaría de Género de Cañuelas Fútbol Club, estaremos en aquellos foros de discusión a los que se nos convoque, poniéndole el cuerpo a esta transformación -los dirigentes solemos llegar a destiempo a las transformaciones, sin ser capaces de escuchar las resonancias del presente insertos en viejos preceptos y consignas demodé-, con el artículo 31 de los Derechos del Niño/a sobre la mesa. Mientras tanto, y para intentar evitar otras medidas con olor a naftalina y tufillo de injusticia, grité espontáneamente ante el primer córner en contra: ¡Marquen al Hombre de Cromañón!