Volver a sección

Deportes

Fútbol C: Andrés Bogado, un refuerzo sorpresa

El volante ofensivo surgido en Boca entrena desde el lunes como la nueva cara de Cañuelas. Carlos “Tubo” Fernández ya acordó su vuelta al rojo, aunque no ha entrenado por razones de salud.

Vamos por parte: Santamaría, Urcioli, Mellado, Ricotta, Benítez, Ramos, Gomis, Galfrascoli y Donato son –dentro de los jugadores que tuvieron mas minutos– los que no van a continuar en Cañuelas.

El entrenador Héctor Baillié manifestó que los jugadores que no formen parte de los primeros entrenamientos eran los que no iban a seguir. Los mencionados ni siquiera se asomaron, y de parte de la subcomisión de fútbol se comunicó que no vestirán más la casaca albirroja.

Con menos cantidad de profesionales, con variedad de pibes del club y dos caras nuevas comenzó la primera semana completa de trabajo el Tambero.

Andrés Bogado y Alejandro Muñoz (proviene de Tristan Suárez) son los dos primeros refuerzos.

Bogado se inició deportivamente en Boca Juniors, en donde jugó una decena de partidos en la temporada 1994.

Pasó su fútbol por Atlético Tucumán, Aldosivi, San Miguel, San Telmo, Atlético Rafaela, Laferrere e Independiente de Mendoza.

Por otra parte, Carlos Fernández no ha entrenado aún con el plantel por razones médicas.

El central, que vuelve luego de un año y medio a la institución tras pasar por Italiano y Colegiales, posee un cuadro de anginas y no ha podido sumarse al plantel, aunque es un hecho su arribo.

Mariano Quillutay y Pablo De Incola todavía no han confirmado su acuerdo con el club porque están definiendo otras ofertas. 

Héctor Baillié declaró que de darse la llegada de los nombres que quedan por definirse va a solicitar cuatro jugadores más: dos delanteros, un volante contención y un marcador central.

INFOCAÑUELAS