Volver a sección

| Deportes

“Fue algo mágico”

Jordi Pau Díaz y Conforti habló con InfoCañuelas sobre el reciente título obtenido con el Borgosesia de Italia. “Cuando se te dan los resultados es una alegría inmensa”.

Jordi Pau Díaz y Conforti habló con InfoCañuelas sobre el reciente título obtenido con el Borgosesia de Italia. “Cuando se te dan los resultados es una alegría inmensa”.

1 / 3

Los festejos en un bar del centro.

1 / 3

2 / 3

Los festejos en un bar del centro.

2 / 3

3 / 3

Así se entrena en el Borgosesia.

3 / 3

Nacido en Barcelona, pero argentino hasta la médula, Jordi Díaz dio la vuelta con la bandera celeste y blanca.

"La verdad es que fue una cosa increíble, por todo, por el esfuerzo, por cada momento que vas viviendo en un equipo que apunta a ganar el campeonato" dijo el astro del Borgosesia, reconociendo que en el fútbol italiano hay otra mentalidad en cada entrenamiento.

"Tenés que demostrar lo que jugás. En un equipo que se prepara para ser campeón cada empate o derrota es una crisis, pero cuando se te dan los resultados es una alegría inmensa".

"Antes de que el arbitro terminara el partido se me pasó por la cabeza un collage de los momentos que me trajeron hasta acá y cuando terminó, empecé a correr como escapando de todos los momentos difíciles. Fue algo mágico" se emocionó Jordi en la charla con InfoCañuelas.

El Borgosesia ganó el ascenso de la Serie "D" del fútbol italiano, el fútbol de los campeones del mundo. Una categoría mucho más táctica y compleja en todo sentido, por el nivel de juego, por los estadios en que se disputa el torneo y por los campus que poseen para sus jugadores. "Ascender ha sido un gran paso, vamos a una categoría para nada fácil".

Jordi relató cómo festejó este logro deportivo, "Lo hice con el grupo y con un amigo que vive conmigo en el departamento, fuimos al bar del centro de la ciudad, donde estaban todos los hinchas, y ahí estuvimos regalando remeras, firmando banderas, haciéndonos fotos".

El catalán y cañuelense cayó en la cuenta de la repercusión del título cuando al otro día vio la ciudad empapelada, los diarios dando cuenta del logro en sus tapas o por el saludo y agradecimiento de los hinchas a cada paso, quienes lo tratan como un verdadero ídolo deportivo.

La fiesta fue de corrido desde el miércoles de la semana pasada. Todas las noches hubo bailes y festejos, compartiendo tragos y anécdotas de lo vivido.

De todos modos la Sociedad del Borgosesia está organizando una fiesta "bien grossa", como la califica Jordi, que sigue desfrutando de este título de campeón, con ocho puntos de ventaja, siendo invicto de local y con 60 puntos acumulados.

Ahora deberá jugar una Recopa Italiana, un par de amistosos y esperar la vuelta a la Argentina, a sus afectos, esos a los que nunca deja de mencionar en cada charla cibernética

INFOCAÑUELAS

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos

x