Volver a sección

| Deportes

Con Zermatten confirmado como DT, Cañuelas y Villa San Carlos empataron en el debut

Igualaron cero a cero en la primera fecha del Clausura y con este resultado Cañuelas acumula ocho fechas sin perder. Lingua Bender le atajó un penal a Lucas Licht.

Igualaron cero a cero en la primera fecha del Clausura y con este resultado Cañuelas acumula ocho fechas sin perder. Lingua Bender le atajó un penal a Lucas Licht.

Con Zermatten confirmado como DT, Cañuelas y Villa San Carlos empataron en el debut

 Tomás Lingua Bender, héroe de la tarde. CFC.

Cañuelas empató en su debut en el torneo clausura de la Primera B y con eso alcanzó la cifra de ocho partidos consecutivos sin conocer la derrota. 

Con la confirmación en la semana de la continuidad de Fabián Zermatten (finalmente renovó su vínculo contractual con la institución) y la baja por cuestiones presupuestarias de Quinteros (continuará su carrera en Gral. Lamadrid), Cacace, Trombetta y Maidana, el tambero debía afrontar su debut en el Clausura luego de una gran campaña en el primero de los torneos que componen la temporada para la divisional. 

El rival en el primer encuentro fue era Villa San Carlos, un equipo siempre con aspiraciones que trató de no refugiarse en su campo en los primeros minutos ante un Cañuelas que intentó desde el inicio tomar las riendas del partido. 

Con la presión que ejercía Emanuel Trejo en el medio el equipo dirigido por Zermatten se insinuaba mejor que la visita y fue así que estuvo cerca de marcar cuando a los 9 minutos Facundo Krüger estrelló un cabezazo en el travesaño. 

Pero acto seguido llegaría una incidencia que bien pudo cambiar el rumbo del partido. Una desinteligencia en una pelota suelta en el área entre Díaz y Lingua Bender hizo que Samaniego aprovechara para llevarse el balón y obligar a que el arquero albirrojo le cometiera penal. 

De la ejecución del remate desde los once metros se hizo cargo el experimentado Lucas Licht (ex Gimnasia, Racing, etc.), quien pateó débil y de manera displicente prácticamente a las manos de Lingua que casi no se movió de su posición para atrapar la pelota.

Iban doce minutos de juego y Cañuelas se salvaba de lo que pudo ser un mojón dentro de un encuentro que hasta allí se había mostrado parejo. 

A partir de allí les costó a ambos equipos hacerse del control exclusivo de la pelota y el primer tiempo se caracterizó por la alternancia en el dominio. San Carlos a través de la movilidad de sus delanteros buscaba brindarles alternativas de pase a los volantes intentando llegar por los costados, A su vez el tambero procuraba que la pelota pasara por López y Acosta, que se mostraban discontinuos en la generación de fútbol. 

El trámite variaría en el segundo tiempo ya que Cañuelas se adueñaría del control de la pelota y con ello del dominio del juego. Con la presión de los volantes e intentando progresar por los costados, el local superaba a su rival al que le costaba hilvanar juego asociado en las pocas ocasiones en las que conseguía hacerse del balón. Con el claro adelantamiento de Cañuelas en el campo, las situaciones para el tambero llegaron por decantación. 


Primero fue Santiago Sosa el que estuvo cerca de marcar con un remate que se fue apenas desviado. Más tarde Centurión en una incursión ofensiva luego de un centro elevó su remate por encima del larguero desde una posición cercana al arco defendido por Banegas. 

Pero la fortuna no estaba del lado del local ya que en el minuto 32 y de manera casi consecutiva, los postes le negaron la posibilidad de ponerse en ventaja. Primero fue Cano quien remató ingresando por la derecha, dando su disparo en el poste izquierdo y en la continuidad de la jugada Krüger estuvo a nada de marcar, cuando rematando dentro del área su tiro daría en el palo derecho del arco “villero”. 

Fue Cañuelas en resumen el que contó con las mejores chances de marcar y el que se hizo cargo de asumir el protagonismo del encuentro en su mayor parte. Por eso seguramente fue merecedor de mejor suerte ante un rival con pretensiones que en muchas partes del juego se vio superado por el conjunto de Zermatten. 

Y así pasó el octavo partido consecutivo de Cañuelas sin conocer la derrota, que marcó el inicio del Apertura, en una etapa en la que los equipos se encuentran aún delineando la composición definitiva del plantel con el que afrontarán el certamen. 

En la próxima fecha Cañuelas visitará a Defensores Unidos de Zárate.

SÍNTESIS

CAÑUELAS 0: Tomás Lingua Bender; Santiago Centurión (79’ Guillermo Ojeda), Carlos Aguirre y Lucas Díaz; Julián Cano, Emanuel Trejo Claudio Acosta (71’ Lucas Chambi) y Brian Guerrero; Gabriel López (79’ Sergio Alegre); Facundo Krüger y Santiago Sosa. DT: Fabián Zermatten. Suplentes: Alexis Nocetti, Pablo Córdoba, Alex Morales y Fernando Ferre. 
 
VILLA SAN CARLOS 0: Lautaro Banegas; Juan Ignacio Saborido, Luciano Machín y Agustín Sienra; Gonzalo Raverta, Alexis Alegre (85’ Emanuel Sosa), Ignacio Oroná, Lucas Licht y Matías Fernández; Alejandro Lugones (79’ Maxi Badell) y Matías Samaniego. DT: Miguel Restelli. Suplentes: Rodrigo Benítez, Federico Slezack, Agustín Russo, Ángel Acosta y Rodrigo Cao. 

Incidencia: A los 12’ Tomás Lingua Bender le atajó un penal a Lucas Licht. 
Cancha: Cañuelas 
Árbitro: Américo Monsalvo 

Leonardo Garavaglia