Volver a sección

| Deportes

Con técnica y guapeza, Claudio Daneff se consagró campeón nacional

En fallo unánime y amplio derrotó a Juan Nicolás De León y se consagró monarca nacional en la categoría liviano. Es el primer boxeador de Cañuelas que alcanza dicho lauro.

En fallo unánime y amplio derrotó a Juan Nicolás De León y se consagró monarca nacional en la categoría liviano. Es el primer boxeador de Cañuelas que alcanza dicho lauro.

Con técnica y guapeza, Claudio Daneff se consagró campeón nacional

 Foto: TyC Sports.

En la noche del sábado en el ring montado en la Sociedad Rural de Brandsen, Claudio “Chaíto” Daneff escribió sin dudas una de las páginas más importante del deporte de Cañuelas de todas las épocas al consagrarse campeón argentino de boxeo en la categoría liviano. 

El púgil cañuelense se impuso por decisión amplia y unánime de los jurados al anterior titular el juninense Juan Nicolás De León, quien se vio superado ante el mejor boxeo de Daneff que dominó el combate de principio a fin y se trajo a Cañuelas un título tradicional e histórico que en nuestro país poseyeron alguna vez púgiles de la talla de Alfredo Prada o Nicolino Locche. 

Desde el inicio de la pelea y decidido a borrar la imagen que había dejado frente a Quintana en su derrota de junio último, Daneff asumió el protagonismo del match con una clara actitud ofensiva. Fue así que en base a un muy buen trabajo de su jab de derecha y de su precisión para colocar sus directos de izquierda, el zurdo cañuelense puso en aprietos al juninense ya en el a primera vuelta Apoderándose de la distancia para poder conectar y dando el paso atrás en el momento justo para contrarrestar las arremetidas de León, Daneff se llevó con claridad el primer asalto. 

En la segunda vuelta el cañuelense acentuó su dominio. Se lo vio rápido y vigoroso a Daneff contrastando esa imagen con la pálida que había exhibido frente a Quintana, afectado aún por las secuelas del Covid. En ese segundo round se vio lo mejor de Chaíto quien dominó a voluntad a su rival llegándole a propinar además la única caída registrada en el combate. Con un preciso zurdazo, el hijo del Pingo tomó mal parado a su rival para enviarlo a la lona y llevarse el asalto con claridad. 

Apremiado por el cariz que tomaba el combate, De León modificó sustancialmente su plan de pelea y a fuerza de empuje salió decidido a asumir la iniciativa. Pero lo hizo sin claridad, con más enjundia que boxeo. Daneff resignó el tercer round en la necesidad de tener que acomodarse a un rival que con golpes ampulosos y alentado por el público que se hizo presente (los pocos que pudieron ingresar eran allegados del juninense) intentó modificar el trámite de la pelea. Si bien De León se llevó el tercer asalto, producto del nerviosismo que lo envolvía golpeó a Daneff de atrás cuando ya había sonado la campana, lo que le valió el descuento de un punto por parte del árbitro Víctor Sánchez. 

Pero a partir de la cuarta vuelta el cañuelense volvió a retomar las riendas del match. Habiendo hecho los ajustes necesarios, Chaíto se acomodó al boxeo desprolijo de De León y de contragolpe pasó a dominar por completo al pupilo de Látigo Coggi. Con un gran manejo de los golpes directos Daneff anticipaba a De León y lo conectaba claramente una y otra vez. Asimismo con una correcta traslación evitaba los embates del hoy ex campeón nacional, que se mostraba impotente para contrarrestar el buen boxeo del hombre del Barrio Primero de Mayo. 

Y así fue que durante la segunda mitad del combate, Chaíto dominó a voluntad casi sin pasar sobresaltos. Las rondas parecieron calcadas con Daneff pegando y haciendo pasar de largo al de Junín que además denotaba en su rostro tumefacto las huellas que iba dejando el combate. De nada le servían las indicaciones de un Coggi que se desgañitaba  en el rincón, pidiéndole mayor continuidad en su golpeo 

Con sobriedad y si asumir riesgos innecesarios, Daneff fue edificando una victoria clara y amplia, dominando todas las facetas de la pelea, sin dejar margen para eventuales sorpresas en la apreciación de los jurados. 
De León llegó a las rondas finales con mucho esfuerzo, dando la sensación de que Daneff si se lo proponía podía incluso alcanzar una victoria por la vía categórica. Pero la amplia ventaja acumulada, hizo que el cañuelense optara por conservarla y ampliarla boxeando en la larga distancia, haciendo fallar a su rival para después conectar siempre los mejores golpes de la pelea. 

Los jurados en sus guarismos finales consagraron campeón argentino a Daneff en fallo unánime. 


Javier Geido falló el combate 98½-90, Jesuan Letizia por su parte vio la pelea 98-90 mientras que Juan Carlos Palmieri firmó su tarjeta con un claro 98-90, todos para Claudio Gabriel Daneff que de esa manera se consagraba campeón nacional de una de las categorías más importantes del boxeo. 

Para InfoCañuelas Daneff se impuso 99 a 89, habiendo cedido solamente el tercer asalto, valiéndose además de la caída registrada en el segundo round y el descuento de puntos para de León en la mencionada tercera vuelta. 

Una victoria en definitiva de un valor notable para el cañuelense, no solo por la obtención de un título de real prestigio (mayor incluso a los títulos Latinos que había obtenido con anterioridad), sino por la manera en que lo consiguió disipando las dudas que había dejado en su última presentación. Con esta victoria, Chaíto se mete en el Olimpo de los mejores deportistas de la historia de Cañuelas y comparte con su padre el sitial de los exponentes más importantes en nuestro medio, de una de las disciplinas deportivas más populares de nuestro país. 

En uno de los combates preliminares también vio acción Jesús Chechu Daneff quien fue superado en fallo unánime por Nicolás Paz, púgil oriundo de Escobar que con un boxeo de contragolpe edificó una buena victoria ante el cañuelense. Daneff tuvo u pasaje muy favorable en la segunda vuelta cuando con una precisa derecha envió a la lona a su rival quien con esfuerzo superó el conteo de protección y capeó el temporal para después recuperarse y llevarse la victoria a través de las tarjetas de los jurados.

Leonardo Garavaglia

x