Volver a sección

Deportes

Colores en el cielo de Cañuelas

El fin de semana se realizó el Quinto Encuentro de Paramotor, con un centenar de pilotos. “Queremos que la gente de Cañuelas se familiarice con esta actividad”, sostuvo el organizador, Marcelo Toledo.

A pesar del mal tiempo que opacó el fin de semana largo, el domingo a la tarde se llevó a cabo el Quinto Encuentro de Paramotor en el predio de La Búsqueda, ubicado en el kilómetro 61 de la Autopista Ezeiza-Cañuelas.

Se inscribieron 104 pilotos de las provincias de Buenos Aires, Neuquén, Formosa, Chaco, Misiones y Corrientes más algunos representantes de Brasil y Uruguay, aunque muchos no alcanzaron a llegar por el temporal del sábado.

El domingo a la tarde una gran cantidad de gente se ubicó en la banquina de la Autopista para apreciar los despegues y aterrizajes de los paramotores, un dispositivo de vuelo similar al parapente en su estructura, pero con el agregado de un pequeño motor sujeto a la espalda del piloto.

El organizador del evento, Marcelo Toledo, explicó que su idea es poder difundir la actividad en Cañuelas y alrededores, teniendo en cuenta que los costos del equipamiento no son exorbitantes.

"Un parapente usado ronda los 15 mil pesos, menos de lo que vale una moto de mediana cilindrada. Un equipo nuevo, completo, cuesta entre 25 y 27 mil pesos. Un detalle a tener en cuenta es que la duración de un ala va de 7 a 10 años y el motor es para toda la vida", destacó Toledo.

Con relación a la seguridad de los vuelos, Toledo afirma que los estándares son superiores a los de otras aeronaves. "Si por una falla o por falta de combustible se apaga el motor no hay inconveniente porque el parapente se comporta como un ala que vuela, no como un paracaídas, es decir que sigue su curso con tendencia al aterrizaje. De hecho cuando llevamos pasajeros para hacerle sentir el silencio, entre los 200 y los 500 metros apagamos el motor".

Toledo tiene 12 años en la actividad, a la que considera "adictiva" y lleva acumuladas más de 4 mil horas de vuelo.

Una vez al año, en coincidencia con su cumpleaños, organiza estos encuentros con el objetivo de reunir a los seguidores del paramotor, actividad que en la Argentina cuenta con unos 6 mil matriculados.

La Municipalidad colaboró con Toledo aportando los baños químicos y una retropala que efectuó algunos canales para sanear la pista luego del temporal del sábado.

LA BUSQUEDA
Durante cuatro años La Búsqueda funcionó en Virrey del Pino, dos en el aeroclub de Las Heras y dos en la parrilla El Bagual de rutas 6 y 200.

Desde hace cinco meses Toledo trasladó su actividad a un predio ubicado sobre la Autopista, alquilado por tres años, distante a unos 2 kilómetros de la rotonda.

Los fines de semana se realizan vuelos de bautismo en paramotores biplaza y se dictan cursos de vuelo, que rondan los 1.600 pesos.

"Queremos que la gente de Cañuelas se familiarice cada vez más con esta actividad. Cuando hacemos vuelos la gente que pasa por la Autopista se detiene a observar pero también viene mucha gente de Cañuelas con sus reposeras a tomar mate y a pasar la tarde".

INFOCAÑUELAS