19 de abril. Cañuelas, Argentina.

weather 22º

Cierre anual de la Academia de Fútbol Indio Bravo y proyectos de desarrollo para 2023

Es un espacio donde se preparan deportistas para el alto rendimiento. Se planifica la creación de una nueva división de fútbol femenino.

En los últimos días de diciembre la academia de Fútbol Indio Bravo cerró el 2022 con la entrega de trofeos a los planteles de las categorías infantiles y juveniles. Así culminó el segundo año de trayectoria de la institución. 

La academia tiene el objetivo de formar jugadores a partir de los cinco años, desde lo deportivo y lo social, para que luego tengan la oportunidad de desarrollarse en el ámbito profesional. Participan futbolistas amateurs o que ya juegan en algún club pero que buscan evolucionar algún aspecto de su juego. 

El campo deportivo está ubicado sobre la colectora de la autopista Ezeiza-Cañuelas a la altura de la salida a Tristán Suárez. La institución comenzó su actividad en octubre del 2020 con alrededor de 30 chicos. Actualmente participan unos 150 deportistas, varios de ellos de Máximo Paz, Alejandro Petión y localidades cercanas.

Para la preparación en el alto rendimiento la academia cuenta con directores técnicos, preparadores físicos y de arqueros; entre otros profesionales. 

En diálogo con este medio, la directora institucional de la Academia Indio Bravo, Marianela Castagnola, explicó: “La idea surge porque en Argentina no hay academias de formación de fútbol y en Europa está implementado hace años. Queríamos armar una academia donde los chicos pudieran aprender profesionalmente con todos los profesores necesarios y que todos aprendan o evolucionen en su nivel”. 

En el transcurso de sus primeros dos años, Indio Bravo compite en la Liga ADCC de Canning y alguna de sus categorías ya obtuvieron campeonatos. Además, alrededor de 30 futbolistas que se prepararon en la academia fueron convocados por distintos clubes del ascenso. 

Para el próximo año, el proyecto deportivo-social prevé la preparación de un aula para dictar clases de idiomas y charlas de formación. También incorporar nutricionista y psicólogo con el objetivo de formar a los chicos fuera de las canchas. Por último, se planifica la creación de la división de fútbol femenino.

Gonzalo Torreiro y Marianela Castagnola.

En cuanto a las diferencias con un club o escuelita de fútbol, el director deportivo de la entidad, Gonzalo Torreiro, detalló: “La diferencia entre la escuelita y la academia es que la escuelita se ocupa de la parte técnica y deportiva; en la academia nos encargamos de la parte pedagógica, psicológica, nutricional, salud, técnica, táctica y física. Somos un conjunto de todo lo que necesita un deportista, no solo de lo que sucede adentro de la cancha sino también afuera”.

“Tenemos diferentes tipos de chicos, adolescentes y adultos. Planteamos objetivos bien marcados para que el que venga sepa que es lo que está buscando y si es lo que necesita. Hay chicos que tienen club y vienen para mejorar su rendimiento; chicos que tienen ganas de pertenecer a algún club para jugar en otro nivel pero que necesitan herramientas y saber dónde están parados, entonces le damos una devolución y un abanico de clubes de Argentina donde podrían participar. Y chicos que vienen a recrearse y aprender. Entrenan todos juntos pero luego se vuelve personalizado para cada uno”, completó Torreiro.

“Somos un punto intermedio. El club agarra jugadores que técnicamente ya están dotados y trabaja mucho lo táctico; las escuelitas trabajan la parte recreativa; y en el medio queda un bache entre lo técnico, lo táctico y lo físico en donde nosotros hacemos mucho hincapié”, finalizó el director deportivo. 

La academia funciona desde febrero hasta diciembre y se puede comenzar a entrenar en cualquier momento del año. Para más información se puede visitar la página web (academiaindiobravo.com) o el Instagram (@indiobravo.academia).

Marcelo Romero                 

Escrito por: Marcelo Romero