17 de abril. Cañuelas, Argentina.

weather 23º

Cañuelas y un mal arranque de local

El tambero perdió dos a uno frente a Defensores Unidos de Zarate. Pagó caro desatenciones defensivas y adoleció de profundidad en ataque

Uno de los goles del Celeste. Foto: CADU.

Uno de los goles del Celeste. Foto: CADU.

Cañuelas no pudo sumar de local en su primera presentación del año en el Estadio Arín. El equipo de Zermatten en una dispar producción cayó por dos tantos contra uno frente a Defensores Unidos de Zárate, que en esta temporada es conducido por Reinaldo “Mostaza” Merlo. 

Había comenzado mejor el tambero, con el buen trabajo de Ojeda en el medio. El ex volante de Deportivo Merlo ha sido el mejor jugador de Cañuelas en estos dos primeros partidos. Criterioso distribuyendo el balón y generoso en el retroceso a la hora de los relevos, el volante manejó los tiempos de la primera media hora de Cañuelas en el partido que coincidieron con el mejor lapso de rendimiento de equipo de Zermatten. 

Intentando mover la pelota y haciendo ancha la cancha, Cañuelas se mostró mejor en esos primeros instantes del encuentro. Con las permanentes subidas de Cano y Suárez Costa por las bandas, inquietaba al visitante, que en gran parte de ese primer tiempo exhibió una actitud pasiva, especulando solo con pelotazos largos en busca de su dupla atacante. 

 En ese esquema iba a ser Cañuelas el que iba a contar con las mejores situaciones de gol. Lo tuvo primero Maraschi, cuando el arquero Aquino desvió el remate del delantero luego de un rebote en el área. Después fue Suárez Costa, quien remató ante Aquino aprovechando un gran centro de Cano quien se había proyectado con éxito por su sector. Estuvo también cerca de marcar Sosa con una media vuelta que salió desviada y parecieron cometerle penal a Maidana con un empujón a escasos metros de la mirada del árbitro Del Barba. Cañuelas era más pero adolecía de profundidad y solo por los costados conseguía desequilibrio a través de las subidas de sus marcadores de punta. 

Y allí hallamos una de las deficiencias que pueden contabilizársele al equipo de Zermatten en estos dos primeros partidos. Si bien maneja el balón con criterio, lo que hace que en varios pasajes pueda constituirse en dominador del terreno, carece de cambio de ritmo para sorprender y llegar de manera asociada con mucha gente a posiciones de ataque. Así los delanteros quedan aislados, y absorbidos en una pelea numérica desigual con sus marcadores, circunstancia que padecieron Sosa y Maraschi en estas dos primeras presentaciones. 

El mejor trabajo de Cañuelas en la primera parte se fue diluyendo con el correr de los minutos y a medida que el CADU decidió adelantar sus líneas, las llegadas al arco de Aquino se fueron espaciando hasta concluir la primera etapa en la que el local no pudo aprovechar en el tanteador de sus momentos de superioridad. 

El segundo tiempo fue otra historia. El equipo de Merlo se mostró mejor y desde el inicio asumió el protagonismo. Así fue que en el minuto 11 del complemento y luego de un sinfín de dudas en el área, Velázquez aprovechó de cabeza luego de una arremetida de Giménez para marcar el primer tanto del partido. No era justo ya que hasta allí en el balance Cañuelas había sido un poco mejor. Pero el notorio quedo en el inicio de la segunda mitad y la clara desatención defensiva en la que incurriera la última línea albirroja hizo que el equipo de Merlo se pusiera en ventaja aún sin merecerlo. 

No conforme con lo que estaba viendo Zermatten movió el banco e introdujo tres cambios en una misma ventana. Y a partir de allí Cañuelas fue más empuje que fútbol pero de alguna manera salió de la abulia que lo consumía, por lo que los relevos parecieron inyectarle mayor energía. 

Y fue así que el tambero alcanzó a llegar al empate a través de un remate de Suárez Costa quien capitalizó un mal rechazo de Aquino luego de un centro. Iban 35 minutos del segundo tiempo y parecía que el golpe anímico de la igualdad podía inclinar la cancha en el último tramo del encuentro en favor del local. 

Pero nuevamente una desatención defensiva daría por tierra con las ilusiones de los hinchas locales ya que luego de una muy buena jugada de Escobar por la izquierda, Hernández ingresó casi sin marca desde la derecha para dejar sin chances a Cacace, cuando Cañuelas había quedado desbalanceado en el retroceso. 

 Dos a uno para el CADU y baldazo de agua fría para el local quien con esfuerzo había llegado al empate y dos minutos después veía como la chance de sumar su primer punto se escurría sin atenuantes. 

Fue derrota finalmente para Cañuelas que necesita mejorar sin dudas. Deberá buscar variantes que le permitan ser más incisivo en ofensiva y corregir fallas de concentración o excesos de confianza en su última línea que terminan pagándose caro. 

En la próxima fecha, Cañuelas visitará a Talleres de Remedios de Escalada buscando sumar por primera vez en el Apertura aguardando también la resolución del frustrado partido ante Villa San Carlos suspendido luego de la agresión a Lautaro Suárez Costa. 

Zermatten, sin respuestas. Foto: Javier Morales/Archivo.

SÍNTESIS

• CAÑUELAS 1: Ezequiel Cacace; Julián Cano, Matías Maidana, Cristian Trombetta y Lautaro Suárez Costa; Sergio Alegre (58' Franco López), Guillermo Ojeda, Gabriel López (70' Facundo Krüger) y Claudio Acosta (58' Emanuel Trejo); Federico Maraschi (58' Gianfranco Ottaviani) y Santiago Sosa. DT: Fabián Zermattén. Suplentes: Tomás Lingua Bender y Brian Guerrero. 

• DEFENSORES UNIDOS 2: Mauricio Aquino; Maximiliano Coronel, Facundo Laumman, Damián Zadel y Federico Cataldi; Franco Schiavoni (76' Rodrigo Hernández), Ezequiel Riera (68' Bahiano García, Maximiliano Ortigoza y Ricardo Priori; Martín Giménez (82' Mateo Escobar) y Javier Velázquez. DT: Reinaldo Merlo. Suplentes: Lázaro Allemann, Alejo Macelli, Claudio Francés y Juan Cruz Vera Borda. 

• Goles: 56´ Velázquez, 77´ Suárez Costa y 85´ Hernández 
• Cancha: Cañuelas 
• Árbitro: Javier Delbarba 

Leonardo Garavaglia

Escrito por: Leonardo Garavaglia