Volver a sección

Deportes

Cañuelas Rugby, un nuevo club deportivo con perfil social

Osvaldo Damiani preside la flamante institución local dedicada a la difusión del rugby con un criterio inclusivo. En breve definirá la ubicación de su sede y comenzará a dictar clínicas en los barrios, combinadas con asistencia alimentaria.

 Damiani y Barbero, impulsores del nuevo club.

De sus 45 años Osvaldo Damiani pasó treinta en Las Cañas, primero como jugador y luego como entrenador. Incorporó de la filosofía del rugby hasta convertirse en uno de los referentes de este deporte en Cañuelas, pero con la madurez ciertos criterios del club, ciertos manejos internos terminaron resquebrajando la relación con la comisión auriverde. 

Fue así que el 18 de febrero, junto a un grupo de amigos que cosechó en su paso por la casa de la calle Pellegrini, fundó el Cañuelas Rugby, un club que apunta a un criterio inclusivo y que se planta en las antípodas de Las Cañas, criticado a veces por su sesgo elitista.

En una breve carta constitutiva el Cañuelas Rugby se define a sí mismo como "un club inclusivo que les da la oportunidad a todos los estratos sociales de compartir y crear un entorno de desarrollo deportivo y personal formando en primer medida personas de bien que contribuyan a la generación de una sociedad mejor".

Junto con Osvaldo Damiani (presidente) participan Jorge Beherens (vice), Julio Barbero (tesorero), Mariano Castello (secretario), el histórico goleador auriverde Franky Alberro (revisor de cuentas), Franco Beherens, Oscar Corda, Andrés Martínez y Adrián Elespe, entre otros. Julio Carrizo colabora como coordinador y preparador físico; mientras que Elespe dirige el Club de Veteranos denominado "Tocateros".

El nuevo Club ya diseñó su escudo y también su camiseta, una versión retro de la casaca del Paris Saint-Germain que incorpora una línea vertical blanca y roja en alusión a los colores del Cañuelas FC. Por estatuto se abocará exclusivamente al rugby, aunque a diferencia de Las Cañas, incluirá rugby femenino.

En estos días la comisión directiva presidida por Damiani está definiendo el lugar de la sede. A través de negociaciones con el municipio podrían ocupar un predio en el barrio El Buen Pastor o uno cercano al Hospital Marzetti, ambos con espacio para una cancha reglamentaria, quincho y vestuarios.

Una vez concretada la sesión del predio, la comisión iniciará el primer paso, que será brindar clínicas en los barrios para captar los primeros chicos, quienes entrenarán en la sede tres veces por semana con actividad de comedor en el tercer tiempo.

 


El escudo y la camiseta de la institución fundada el 18/02/2017.

 

"QUEREMOS SACAR A LOS PIBES DE LA CALLE"

¿En qué se diferencia el Cañuelas Rugby de Las Cañas?le preguntó InfoCañuelas a Osvaldo Damiani.

—Mientras estábamos en Las Cañas, con Julio Barbero siempre hablábamos de hacer algo por los pibes, de ayudar a través de un merendero, un comedor o algo así. Todos nosotros juntábamos ropa que enviábamos al Chaco o al padre Ale... Eran esfuerzos individuales. Y una vez que estuvimos afuera de Las Cañas y surgió la posibilidad de armar un nuevo club, bueno, decidimos hacer un club más inclusivo. Pero no es que nos fuimos de Las Cañas porque no nos dejaban hacer un merendero, nada que ver. Nos corrimos por ciertas cosas que pasaron y cuando se dio la oportunidad, armamos un proyecto distinto.

—¿Cómo se va a estructurar ese club que ustedes llaman "inclusivo"?

—La idea es darle una merienda a los chicos luego de la práctica deportiva. Vamos a ir sondeando qué familia necesita más ayuda. Armar un ropero, una biblioteca, apoyo escolar… Tenemos novias y esposas que nos van a dar una mano con eso. No queremos un club de pobres, sino un club de todos, desde el barrio Libertad hasta La Martona. Y que nadie sienta que viene a comer, sino que viene a jugar y que en el tercer tiempo compartimos una comida. 

—¿Esto ha generado alguna rispidez con la gente de Las Cañas?

—Ni idea, ya no miramos la otra vereda. Miramos el universo de los chicos. Incluso tampoco nos interesa algún día jugar un clásico con Las Cañas. Ellos están en un nivel deportivo al que nosotros no aspiramos por ahora. Nosotros queremos sacar a los pibes de la calle, tengan o no tengan guita.

—¿La intención es ingresar en alguna liga, por ejemplo la Cuenca del Salado?

—Lo primero que tenemos que hacer es lograr que los chicos se incorporen, que jueguen y se diviertan. Si el año que viene tenemos una M14 ó una M13, buscaremos un lugar donde puedan competir además de jugar, pero no es la prioridad.

—¿Hay algún club grande que los está asesorando o apadrinando?

—Sí, tenemos mucha amistad con el Club Hindú, especialmente con Nicolás Fernández Miranda, que es entrenador, ex jugador de Los Pumas (medalla de bronce en Francia 2007), un gran amigo, le pedí que nos apadrinara, nos dijo que sí, en la medida que tengamos una sede se va a acercar y nos va a dar una mano. Hindú es un club que nos gusta mucha por su esencia, basada en la humildad.

—¿Cómo van a financiar todo esto?

—Hablamos con gente de la política y con privados. Hay cuatro o cinco privados que nos van a acompañar. Una vez que tengamos el predio, todo va a ser más fácil. También vamos a tener socios con una cuota accesible. Además vamos a tener un sitio web con una sección auditable de los ingresos y egresos, para que todo sea claro para todos.


La comisión directiva del Cañuelas Rugby.

Descargar PDF con la carta constitutiva.

INFOCAÑUELAS