Volver a sección

| Deportes

Belmartino arrancó bien pero terminó golpeado

En la jornada de entrenamiento y clasificación del TC Pista el piloto cañuelense clasificó entre los 10 mejores con el flamante Ford Falcon de Garófalo Motor Sport en el circuito de Posadas, Provincia de Misiones. Pero la jornada empezó a complicarse en la serie y terminó con gran “piña” en la final.

En la jornada de entrenamiento y clasificación del TC Pista el piloto cañuelense clasificó entre los 10 mejores con el flamante Ford Falcon de Garófalo Motor Sport en el circuito de Posadas, Provincia de Misiones. Pero la jornada empezó a complicarse en la serie y terminó con gran “piña” en la final.

Todo ha comenzado más que bien para Gerardo Belmartino, cuya decisión de cambiar equipo le sentó más que bien en el arranque de la carrera en el autódromo Rosamonte de la ciudad de Posadas, provincia de Misiones.

El piloto local dejó el Dodge del P&P Racing Team por la falta de resultados, y desde esta competencia corre con un Ford Falcon del equipo Garófalo Motor Sport, cambiando así no sólo de equipo, sino también de marca.

El cambio fue muy satisfactorio porque el piloto Gerardo Belmartino quedó 10º en la primera tanda de clasificación que en la tarde del viernes ganaba Claudio Köhler con la Dodge 182 del TCP.

Luego el clasificación la POLE para las series del sábado se la quedó el compañero de equipo de Gerardo Belmartino: Mauro Giallombardo. Pero lo más destacado es que el piloto del Falcon que representa a Cañuelas repitió su buena actuación y volvió a “clavar” el 10º puesto en la clasificación oficial.

Con estos tiempos Belmartino corrió la primera serie. En momentos en que venía 9º en la 4ª vuelta, el piloto Ramiro Galarza lo tocó desde atrás obligándolo a salirse de pista por lo que perdió algunos puestos, para llegar en la 12ª posición que lo dejó bien para la final del domingo en Posadas.

FINAL GOLPEADA


La final del TCPistas ya comenzó con una carrera complicada, no sólo para la categoría sino también para el piloto de Cañuelas Gerardo Belmartino, que a pesar de las adversidades del fin de semana logró sortear los diferentes tumultos que generaba una carrera exigente en uno de los autódromos más complicados de la categoría.

A cuatro vueltas del final Belmartino venía en la 19ª posición de la fila india cuando Federico Laborito desestabiliza el Ford Falcon 38 de Cañuelas, sacándolo del radio de giro al entrar en una de las curvas del circuito Rosamonte, con tanta mala fortuna que Belmartino va derecho a golpear fuertemente con Leonel Sotro, quien se encontraba sobre la capa de leca ya detenido. La fuerza del impacto rompió toda la trompa del auto de Belmartino dejándolo sin ninguna chance de continuar.

La carrera la ganó Mauro Giallombardo, el compañero de equipo de Belmartino en el Garófalo Motor Sport.

x