Volver a sección

Deportes

Básquet: se suspendió el clásico de la ciudad

Por la ausencia de efectivos policiales no se llevó a cabo el clásico entre Cañuelas y Juventud. Pasadas las 22 hs. quedo confirmada la decisión. Más de doscientas personas recibieron la devolución del dinero de las entradas. La probable fecha de realización: domingo 17 de agosto.

Como pocas veces se ha dado en los clásicos locales, los árbitros llegaron al Vicente Politano en el momento que la noche lo ameritaba para que el juego se desarrollara dentro de los parámetros pautados (21.30). Con la presencia de los jueces, la sensación era que el comienzo del duelo era inminente, pero no.

Sin efectivos policiales presentes dentro del estadio no había posibilidad de que la naranja busque el cielo.

Los árbitros estaban dispuestos a esperar la llegada de los efectivos para no generar la estampida y, por ende, la bronca del público.

La policía, que tras la intervención del primer mandatario municipal Gustavo Arrieta, custodió las adyacencias del estadio, en ningún momento quiso ocupar su lugar dentro del Politano.

¿Pero esa fue la verdadera causa? Una alta fuente manifestó que el partido no se jugó porque el estadio no estaba habilitado por el COPROSEDE (Comité Provincial de Seguridad).

La ABEE le envió un informe sobre los partidos de altos riesgo que nucleaba dicha liga. El COPROSEDE debía enviar responsables propios para inspeccionar el estadio y confirmar que éste se hallaba en condiciones de recibir el clásico.

Según la ABEE enviaron el informe en tiempo y forma pero los responsables de la seguridad deportiva no inspeccionaron las instalaciones.

En consecuencia, la policía local no tenían facultades para interceder en el operativo dentro del estadio, ya que el mismo no contaba con la aprobación del organismo que nuclea la seguridad deportiva.

Dentro del plano deportivo, el que contaba con intenciones concretas de jugar era Juventud. Los dirigentes verdes le solicitaron a sus hinchas que despejaran el estadio para que se pudiera desarrollar el partido sin público.

Distinta fue la postura de la dirigencia roja, que manifestó que no iba a comunicarle a la hinchada visitante que se retirara de las instalaciones, ya que no se sentía en condiciones de decirle a su gente qué hacer en este aspecto, teniendo en cuenta que era un problema ajeno a Cañuelas.

COMO SIGUE
Cientos de rumores se manejan sobre el contexto en el que transcurrió la noche "basquetbolistica" del sábado. Mientras tanto, se maneja como fecha probable del clásico el domingo 17 de agosto. Aunque la sensación es que el clásico se empezó a jugar ayer...

INFOCAÑUELAS