Volver a sección

Deportes

Básquet: El segundo fue para Korn

Cañuelas tenía todo para ganar, pero Korn ejerció su paternidad y se quedó con la segunda final 65-56. Las peleas internas del grupo fueron determinantes en el resultado. Hubo serios incidentes y heridos a la salida de la cancha.

El equipo del "Wally" Alem saltó a la cancha en la inicial con Matías Casey (12 puntos), Alex Richmond (3 puntos), Lucas Cagnetta (14 puntos y goleador), Nicolás Alesini (7 puntos) y Sergio Caracotche (3 puntos), mostrándose dominante en las acciones y neutralizando bien a un rival de jerarquía como resulta el Social de Alejandro Korn. De hecho Cañuelas-Korn es la tercera final consecutiva en que definen la liga. Las anteriores (2006 y 2007) fueron triunfos del Social. Cañuelas busca no sólo el título, sino reivindicarse con el equipo que le ganó dos series finales.

El primer cuarto terminó en favor de los tamberos 9-13, pero el segundo lo ganó Korn 16-15, cerrando el primer tiempo con color rojo 25-28.

Lentamente Cañuelas venía cómo su propio cansancio y fastidio generalizado entre jugadores propios iba autocomplicando el juego; el ingreso de Facundo Vidal (11 puntos) aportó algo más de claridad, pero los enojos -cada vez más notorios- iban subiendo la temperatura en el estadio y el partido.

Sorprendió el ingreso del juvenil Julián Godoy en la rotación. También entró el representante de Vicente Casares: Gastón Trejo (ambos sin puntos), y el ascendente Tomás Irigoyen, que aportó 6 puntos al juego.

El tercer cuarto terminó a favor del Social 17-12; es decir en el resultado general ya Korn había pasado al frente 32-30.

El último cuarto de Cañuelas fue pésimo (23-16) y las discusiones entre Cagnetta y Caracotche; el partido personal que Sergio Caracotche jugó con los hinchas de Korn (su ex equipo hasta el año pasado); y las desafiantes miradas entre Wally y algunos de sus dirigidos fueron "sacando" al rojo del partido, por eso no sorprendió la derrota.

Para el análisis queda que Caracotche sólo marcó 3 puntos en el juego, no aportó los rebotes a los que tiene acostumbrado al equipo; la cantidad de yerros bajo el aro y la tozudez de tirar tiros externos cuando la "muñeca no está caliente".

Fue victoria del Social de Alejandro Korn, por mérito propio, pero más porque Cañuelas no supo hacerle caso a aquella verdad de "Fierro": si entre ellos se pelean...
 
UN HERIDO Y ATAQUES DE PANICO
Convulsionada salida de los hinchas tamberos (todas familias con muchas damas y chicos) tuvo el micro que acompañó al equipo.

A la salida, cuando se preparaban para el regreso, una lluvia de proyectiles (algunos de gran tamaño) impactaron sobre el micro, produciendo gran estruendo y varios vidrios rotos de la unidad. "Parecía Sarajevo", graficó el ex dirigente Marcelo Pelorosso que cuerpo a tierra en el micro trató de darle protección a su hijo y a una nena que terminó con un ataque de nervios por la situación vivida.

La mamá del técnico, Lidia Manzoni, resultó con algunos cortes, al igual que otra nena producto del estallido de los vidrios; mientras seguía la lluvia de proyectiles. Uno de los referentes de la hinchada tambera también debió refugiarse para evitar ser alcanzado por los hinchas de Social, que para nada fueron sociales.

INFOCAÑUELAS