Volver a sección

| Deportes

Alexis Hernández: “Martín ya es parte de la familia”

El piloto peruano de cuatriciclo ponderó la labor del cañuelense Martín Belagardi como mecánico de su equipo Yamaha en el Dakar que acaba de concluir. Aseguró que su tarea fue fundamental para llegar a la meta y adelantó que volverá a convocarlo en 2015.

El piloto peruano de cuatriciclo ponderó la labor del cañuelense Martín Belagardi como mecánico de su equipo Yamaha en el Dakar que acaba de concluir. Aseguró que su tarea fue fundamental para llegar a la meta y adelantó que volverá a convocarlo en 2015.

Alexis Hernández: “Martín ya es parte de la familia”

 Hernández flanqueado por su padre y Martín.

Alexis Hernández se convirtió en uno de los animadores del Rally Dakar sudamericano en la categoría de cuatriciclos. En 2013 tuvo que abandonar promediando la competencia por problemas técnicos que no fueron correctamente atendidos por sus auxiliares. Para la edición 2014 decidió convocar a Martín Belagardi, un joven mecánico egresado de la Escuela Técnica de Cañuelas, y otro fue el resultado: el piloto superó las 13 etapas de la competencia arribando en un meritorio puesto 14.

Alexis es un ingeniero Industrial y Comercial de 29 años, residente en Lima. Amante de la cocina y los deportes extremos, practica MTB, quadcross y quadenduro.  

Tras cuatro días de descanso, tiempo que le demandó reponerse del duro trajín y volver a la rutina, habló con InfoCañuelas. 

-¿Cuál es el balance de tu desempeño en el Dakar 2014?
-Creo que ha sido muy satisfactorio pues logre mi objetivo que era cruzar la meta en Valparaíso. Desde un inicio dije que la posición no importaba y que llegar era lo más importante, así que creo que vamos de 10 en evaluación del desempeño.

-¿Cómo describirías la labor de tu mecánico, Martín Belagardi?
-Excelente. Creo que convocarlo fue la mejor decisión que tomé el año pasado con mi familia, ya que ahora él es parte de ella. Somos amigos y formamos un equipo sólido. Su experiencia en rallys y las ganas que le pone a su trabajo hacen que las cosas funcionen como deben ser.

-En la segunda etapa tuviste complicaciones en tu cuatri. Imaginamos que allí fue fundamental la labor de Martín. ¿Qué sucedió exactamente?
-Al parecer tuvimos un problema eléctrico y algo con la refrigeración del motor. No te puedo decir exactamente porque todavía no lo hemos revisado al detalle. Sólo nos concentramos en llegar, cambiar el motor y dejar el cuatri listo en tan sólo tres horas. Como dices, el trabajo de Martín fue fundamental en ese momento y su experiencia sumó.

-Se vieron algunas imágenes de  la televisión francesa que te captaron en la quinta o sexta etapa, al borde de la deshidratación. ¿Cómo hiciste para tolerar el clima del desierto?
-Con muchas ganas de seguir adelante. Pensar en que mi familia, amigos, equipo y que todo el Perú estaba esperando que llegara al final de esa etapa. Creo que estar calmado y tomas las cosas con mucha serenidad me hicieron pensar y decidir correctamente qué hacer. Terminé la etapa con Nelson Sanabria, pues él también sufrió los estragos del calor… Pero creo que pudieron más mis ganas de terminar el Dakar que los casi 60 grados... tenían que sacarme antes de abandonar ,ja ja ja.

-Volviendo a Martín, ¿cómo llegaste a él? ¿Volverías a convocarlo en el próximo Dakar?
-Nos conocimos por un amigo, Federico Gowland, quien formaba parte del equipo de Paco Gómez en el Desafío del Litoral. Ambos son mis amigos y me escribo de vez en cuando con ellos. Con Martín entablé una relación de amistad más fluida a raíz del Ruta40, donde me dio una mano y después de eso conversamos con mi papá, quien e mi principal compañero en estas locuras y dijimos: él es la persona indicada, no sólo por sus cualidades como mecánico, sino como persona, pues tiene mucha cosas en común con mi familia en general. Martín ya es parte de la familia y sin él no sería el mismo equipo.

INFOCAÑUELAS

x