Volver a sección

| Deportes

Adolfo Cambiaso fue reconocido como Deportista del Bicentenario

“Soy de Cañuelas y me voy a morir en Cañuelas” sintetizó el polista cuyo nombre será asignado al Camino del ´80.

“Soy de Cañuelas y me voy a morir en Cañuelas” sintetizó el polista cuyo nombre será asignado al Camino del ´80.

Adolfo Cambiaso fue reconocido como Deportista del Bicentenario

 Cambiaso junto a familiares y funcionarios.

La intendente Marisa Fassi encabezó el martes un acto en homenaje al polista cañuelense Adolfito Cambiaso, distinguido como “Deportista del Bicentenario”.

Además, la jefa comunal dio a conocer un proyecto de Ordenanza enviado al Concejo Deliberante, imponiendo el nombre de Cambiaso al llamado “Camino del 80”, en Alejandro Petión, y nombrando también calles rurales transversales como “Dolfina Cuartetera” y “Dolfina Toro”, dos equinos que hicieron historia en el mundo del Polo y que han sido incorporadas al Salón de la Fama de la Asociación de Criadores de Caballos de Polo. 

El acto se llevó a cabo en el Salón Manuel Belgrano del Concejo Deliberante, y contó con la presencia del propio Cambiaso, acompañado de su esposa María Vázquez, su madre Martina de Estrada y su hermana Camila, además de otros familiares, amigos, colaboradores, y allegados.

También estuvieron presentes el administrador de Vialidad Nacional, Gustavo Arrieta y la presidenta del Concejo Deliberante, Margarita Trejo, además de funcionarios, concejales y concejalas, consejeros y consejeras escolares y representantes de Centros Tradicionalistas del Partido.

Por la Asociación Argentina de Polo participaron Gonzalo Delger y Maximiliano Funes, en tanto que también asistió el presidente de la Asociación de Criadores de Caballos de Polo, Santiago Ballester.

Tras el Himno Nacional entonado por la cantante Yamila Cafrune, el emotivo acto incluyó un video con un repaso de la historia de “Adolfito”, contando su infancia y su vida en Cañuelas y destacando el amor por su tierra, con palabras de algunos de sus amigos.

No faltaron los conceptos de su maestra de primaria Elisa “Mimi” Bolla, que lo recordó con afecto: “Es un  orgullo que hayas sido mi alumno”, resumió.

Invitado a hacer uso de la palabra, Cambiaso se emocionó al recordar a sus familiares y amigos “que me acompañaron toda la vida” y dedicó especialmente el reconocimiento a sus padres y a su esposa.

“Yo soy de Cañuelas, y me voy a morir en Cañuelas”, sintetizó el jugador más grande de la historia del Polo.


Reconocimiento en el Concejo Deliberante.

CUARTETERA Y TORO

Durante el acto se leyó el decreto de la intendenta que destaca a Cambiaso como “Deportista del Bicentenario” en virtud de sus inconmensurables logros; y el proyecto de Ordenanza enviado por la intendenta al HCD imponiendo su nombre al “Camino del 80” y de las yeguas Cuartetera (de Cambiaso) y Toro (de Bartolomé Castagnola) a dos caminos transversales aledaños a los clubes los clubes de polo La Dolfina, La Natividad, La Dolfina Polo Ranch y Chacras de La Trinidad. 

Invitado a hacer uso de la palabra, el presidente de la Asociación de Criadores de Caballos de Polo, Santiago Ballester, contó que “Dolfina Cuartetera” fue votada por los 34 jugadores con 10 puntos de hándicap como la número uno del salón de la fama, en tanto que “Dolfina Toro” llegó a jugar 17 minutos en la cancha 1 de Palermo, algo histórico.

En referencia a Cambiaso, Ballester aseguró que “tengo una profunda admiración por lo que ha hecho, no sólo como deportista, sino que revolucionó la cría de los caballos de polo”.

También expresó un reconocimiento a Cañuelas y a la jefa comunal “por haberse tomado esto tan a pecho; Cañuelas es una tierra de oportunidades y el polo en Cañuelas se ha convertido en una gran oportunidad”, cerró el presidente de la Asociación de Criadores de Caballos de Polo.


Adolfito con amigos de Cañuelas. Foto: Pablo Ramírez.

MITO DEL DEPORTE NACIONAL

En el cierre del acto, tomó la palabra Gustavo Arrieta, quien aseguró: “Estamos en presencia de uno de los mitos del deporte argentino; se contarán anécdotas de que estamos ante un deportista único e irrepetible”.

“Cambiaso ha marcado a las próximas generaciones del polo, y lo ha hecho desde su comunidad, desde Cañuelas, y con aquellos que lo han construido como un ser único dentro del deporte argentino”, agregó Arrieta.