Volver a sección

| Defunciones

Murió “Bocha” Berrueta, histórico pelotari del Cañuelas Fútbol Club

Tenía 88 años. El frontón de Lara y 25 de Mayo lleva su nombre.

Tenía 88 años. El frontón de Lara y 25 de Mayo lleva su nombre.

Murió “Bocha” Berrueta, histórico pelotari del Cañuelas Fútbol Club

 Bocha Berrueta. Foto familiar.

Amílcar Roberto Berrueta -conocido como “Bocha”- falleció el jueves 17 de diciembre a la edad de 88 años, como consecuencia de un paro cardíaco que lo sorprendió en la vía pública.

El deceso se produjo cuando cruzaba la calle en la esquina de Paraná y Lavalle de la ciudad de Buenos Aires, en momentos en que se dirigía a realizarse un control médico programado, junto a su hijo Raúl y su pareja.

Nacido en Cañuelas en 1932 en el seno de una de las familias más tradiciones del partido, Berrueta trabajó desde muy joven en el Banco Provincia hasta jubilarse.

A la par de su actividad como bancario fue un activo deportista fuertemente vinculado al Cañuelas Fútbol Club y durante un breve período al Club Estudiantes.

Bocha en el sector de paleta que lleva su nombre. Foto: CFC.

En la década del ´50 se inició como futbolista del Tambero en la etapa amateur y luego incursionó en la pelota a paleta. Si bien nunca llegó a competir por títulos provinciales o nacionales federados, sí fue un activo impulsor de este deporte y colaborador en torneos internos, ya sea como jugador, organizador o juez. Debido a este compromiso con el CFC, el sector de pelota a paleta lleva su nombre.

Aficionado al boxeo, hincha de Racing y del Cañuelas FC, era socio vitalicio de la institución. En 2009 integró como revisor de cuentas la Comisión Directiva que encabezaba Roberto Irigoyen.

Bocha tuvo cuatro hijos (Analía, Raúl, Ignacio y Graciano), seis nietos y una bisnieta.

El 27 de noviembre, celebrando los 88 años en familia.

Sus restos serán velados este viernes en Servicios Cañuelas (en horario a confirmar) y luego serán inhumados en el Cementerio Municipal de Cañuelas.

“En el terreno de sus pasiones, la pelota a paleta y la bandera del club flameaban junto a su corazón sin descanso. Inmortalizado en el espacio de los pelotaris, nos toca despedir a uno de nuestros emblemas: Amílcar Roberto Berrueta, Bocha, vivió 88 años activos, yendo del frontón al lugar del delegado y el dirigente, sin perder jamás las ganas del principiante Saludamos a sus familiares, amigas y amigos, en especial a su hijo, Raúl, deportista y dirigente de enorme valía, en este momento de dolor” fueron las palabras de despedida de la institución que lo albergó durante gran parte de su vida.