Volver a sección

| Cultura y eventos

Un León suelto en Cañuelas

León Gieco brindó un recital inolvidable en la plaza San Martín, cerrando su gira Por partida triple. En la última parte del show lo acompañó la banda D-Mente, liderada por Andrés Giménez.

León Gieco brindó un recital inolvidable en la plaza San Martín, cerrando su gira Por partida triple. En la última parte del show lo acompañó la banda D-Mente, liderada por Andrés Giménez.

1 / 36

1 / 36

2 / 36

2 / 36

3 / 36

3 / 36

4 / 36

4 / 36

5 / 36

5 / 36

6 / 36

6 / 36

7 / 36

7 / 36

8 / 36

8 / 36

9 / 36

9 / 36

10 / 36

10 / 36

11 / 36

11 / 36

12 / 36

12 / 36

13 / 36

13 / 36

14 / 36

14 / 36

15 / 36

15 / 36

16 / 36

16 / 36

17 / 36

17 / 36

18 / 36

18 / 36

19 / 36

19 / 36

20 / 36

20 / 36

21 / 36

21 / 36

22 / 36

22 / 36

23 / 36

23 / 36

24 / 36

24 / 36

25 / 36

25 / 36

26 / 36

26 / 36

27 / 36

27 / 36

28 / 36

28 / 36

29 / 36

29 / 36

30 / 36

30 / 36

31 / 36

31 / 36

32 / 36

32 / 36

33 / 36

33 / 36

34 / 36

34 / 36

35 / 36

35 / 36

36 / 36

36 / 36

Hasta las campanas de la Iglesia de Cañuelas repicaron poco después de las 20 para darle la bienvenida a León Gieco, invitado por el gobierno municipal para cerrar las actividades programadas en la Semana de la Memoria.

Gieco brindó el último recital de su gira “Por partida triple” con un show de dos horas y media en el que abundaron las emociones, como una pareja de “Mundo alas” bailando “La memoria” o la banda D-Mente tocando los clásicos del santafesino en versión heavy metal.

Resulta difícil estimar la cantidad de público, que cubría la Av. Libertad y la plaza San Martín en toda su extensión.

Luego de una introducción acústica a cargo del cañuelense Sergio Massarotto, León abrió su presentación con un repaso autobiográfico desde su llegada a Buenos Aires, a los 18 años.

El show se dividió en tres bloques bien definidos. En la primera parte hizo los temas de su período setentista, como “Hombres de Hierro”, “Tema de los mosquitos” y “Sólo le pido a Dios”.

Cerró este bloque cantando “Como la cigarra”, en homenaje a María Elena Walsh. “Seguramente estará cantando con Mercedes Sosa, preparando el escenario para cuando nos vayamos nosotros”, la recordó.


Dos integrantes de su documental “Mundo Alas” bailaron el tema “La memoria” dedicado a las Madres de Plaza de Mayo, uno de los momentos más conmovedores del show.

En la boca del escenario colgaba una pancarta con la imagen de Esteban Reimer, secuestrado en Cañuelas en 1977, mientas su esposa, hijos y nietos coreaban en la primera fila: “Todo está clavado en la memoria, espina de la vida y de la historia...”.

Cerca de cumplir 60 años, León cantó sin pausa durante dos horas y media, siempre haciendo gala de su buen humor. Cuando lo interrumpieron las potentes campanadas de la Iglesia, siguió la melodía con una imaginaria batuta. “Che, no se rían, que después no van a poder ir a misa”, bromeó. E intercaló sabrosas anécdotas, como lo sucedido en 1978 cuando escribió la canción “Sólo le pido a Dios” ante la inminente guerra con Chile, situación que lo llevó al exilio. “Un militar me llamó y me dijo que yo no podía componer canciones de paz en tiempos de guerra…”. 

En el segundo bloque, de contenido más folklórico y ecléctico, se sucedieron las letras de “Carito”, “Cachito campeón de corrientes” y “Los salieris de Charly”.

Acompañado por el trío “Las guitarras de amor”, recordó a grandes nombres del cancionero sudamericano, con “Zamba por vos”, de Alfredo Zitarrosa; “Puentecito de mi río” de Antonio Tormo; "Chacareros de dragones" (dedicado a Víctor Jara); "Casamiento de Negros" (Violeta Parra); “Guitarra, dímelo tú” (Atahualpa Yupanqui); y “Cuando llegue el alba”, de Jorge Cafrune, que cantó a dúo con su hija Yamila, una vecina de Cañuelas. 

En el último segmento subió al escenario Andrés Giménez (ex líder de ANIMAL y vocalista de D-Mente) para cantar a capella con León uno de sus himnos, “Cinco siglos igual”.

En el final Giménez junto a sus músicos Lisardo Alvarez, Marcelo Baraj y Cristian Cocchiararo hicieron enloquecer al público más joven con una versión en rock pesado de “Todos los caballos blancos”, “El país de la Libertad”, “El ángel de la bicicleta” y “Pensar en nada”, prueba de la versatilidad del gran León y su música sin barreras.
 

 

x