Volver a sección

| Cultura y eventos

Se estrenó una película filmada en Vicente Casares

Con buena repercusión de la crítica, el film de terror "El eslabón podrido" llegó a las salas porteñas.

Con buena repercusión de la crítica, el film de terror "El eslabón podrido" llegó a las salas porteñas.

 Luis Ziembrowski, Marilú Marini y Paula Brasca en el Bosque de la Virgen.

A dos años de su rodaje en locaciones de Vicente Casares, se acaba de estrenar "El eslabón podrido", el segundo film de terror del realizador argentino Valentín Javier Diment.

En un pueblo con apenas veinte casas viven Raulo, un deficiente mental; Ercilia, su madre, una curandera senil; y Roberta, la hermana, prostituta. Ante la proximidad de la muerte, Ercilia no duda en advertirle a su hija que si se acuesta con todos los hombres del pueblo, ella morirá. La amenaza es más inminente de lo que parece, pues tan solo queda un hombre con el que Roberta no ha estado.

El tono de la película -un festival de sangre y violencia que tiene como trasfondo las sórdidas relaciones sociales de una pequeña comunidad- generó una excelente recepción por parte de la crítica, que no dudó en calificarla entre "Buena" y "Muy buena".

"La idea de venganza, el temor, el desenfreno y la violencia visualmente impactante, enmarcados en ese pueblo hermético, le dan a El eslabón podrido un trasfondo superador para la media del cine de terror actual. Todo el tiempo ronda un clima, una sensación, comparable a la de películas como La comunidad, de Alex de la Iglesia, donde los personajes de la historia sólo pueden salir de ese encierro ´con los pies para adelante´. Una alegoría poderosa la de Diment, equilibrista del cine de género que apuesta en firme al espectáculo" escribió Horacio Bilbao en Clarín.

"El relato fluye, los actores se lucen, los constante movimientos de cámara denotan elegancia y los encuadres exhiben conocimiento del lenguaje para determinar la posición de los actores y los espacios en los que se mueven. El regreso a la ficción de Valentín Javier Diment es incuestionablemente sólido" dijo Roger Koza en La Voz del Interior.

Alejandro Lingenti, de La Nación, apuntó: "El tramo final de la película, cuando se desata la frenética ola de venganza que extinguirá definitivamente el entramado de miserias y perversiones del lugar, es lo mejor de una historia cargada de dilemas morales que incluye prostitución, relaciones incestuosas y algún atisbo de brujería".

"Como Quiroga, el director tiene un gran sentido del morbo y se vale de él para construir el clima opresivo de la primera mitad de la película. Pero a diferencia del escritor, Diment también maneja muy bien el humor asociado al morbo, y lo utiliza para provocar pequeñas disrupciones que aligeran el relato sin debilitarlo. No es casual haber señalado que El eslabón podrido juega entre lo trágico y lo sádico, afirmación en la que debe subrayarse el verbo jugar" describió Página/12 en su suplemento de Cultura y Espectáculos.

El film rodado casi en su totalidad en Vicente Casares, partido de Cañuelas, muestra con excepcional belleza algunos sectores de la estancia San Martín, el llamado "Bosque de la Virgen", la capilla nuestra Señora del Rosario y otros espacios rurales.

FICHA TÉCNICA

El eslabón podrido (Argentina, 2015) 
Dirección: Javier Diment 
Guión: Javier Diment, Sebastián Cortés y Martín Blousson
Elenco: Luis Ziembrowski, Marilú Marini, Paula Brasca, Germán De Silva, Susana Pampín, Marta Haller, Javier Diment, Luis Aranosky, Lola Berthet
Duración: 74 minutos 
Calificación: Apta para mayores de 16 años


Trailer oficial.

INFOCAÑUELAS

x