Volver a sección

Cultura y eventos

Se conocieron los ganadores del certamen Fogoneando

Carlos Gallardo entregó los premios del Séptimo Certamen de Literatura tradicionalista. El ganador fue Juan Carlos Pirali, de la ciudad de Dolores.

1 / 8

1 / 8

En el salón del Cine Teatro Cañuelas se llevó a cabo la entrega de los premios a los ganadores del 7mo. Certamen de Literatura Gauchesca.

El mismo fue organizado por el programa radial “Fogoneando”, creado y conducido por Carlos Gallardo.

El evento comenzó cerca de las 16.30 hs del domingo, con varios vecinos que se acercaron y esperaron la entrega de premios compartiendo mates, facturas y pasteles caseros.

Fogoneando es un programa costumbrista y tradicionalista iniciado en Cañuelas en 1989. Cuenta con 22 años de trayectoria ininterrumpida y en la actualidad se emite por AM 1560 (Radio Antena de Lobos) todos los sábados de 7 a 9.

El certamen literario tuvo sus inicios junto con el 175° aniversario de la ciudad de Cañuelas, y contó con el apoyo de la Dirección de Cultura a cargo de Susana Frasseren.

“Principalmente gracias a los amigos y a la audiencia
que nos ha permitido crecer” dijo Gallardo en el saludo a los presentes.

El jurado estuvo integrado por Luis Balbo, Carlos Gallardo y un representante de la “Asociación Argentina de Escritores Tradicionalistas”, que tuvo la deferencia de enviar a su vicepresidente, Agustín López, para que participara en la premiación.

Los ganadores fueron:

1er. Premio: Juan Carlos Pirali (Dolores).
2do. Premio: Alberto Zárate (Luján).
3er. Premio: Roberto Morete (Dolores).

Menciones:

-Néstor E. Mori (Cañuelas).
-Juan Carlos Artigas (Trenque Lauquen).
-Angel F. Mele (Maipú).
-Luis Balbo (por su participación en el jurado).
-“Asociación Argentina de Escritores Tradicionalistas” (por auspiciar el certamen)

OBRA GANADORA

Mi Poncho
 
De un nostálgico pasao
acoyarao al presente
como reliquia viviente
conservo un poncho rayao.
En la urdimbre y el tramao
ronda aborigen esencia,
y su intima presencia
con fidelidad de amigo,
ha sido cálido abrigo
pa`cobijar mi existencia
 
Al final de un largo arreo
al pago chivilcoyano,
se lo compré a un artesano
descendiente ´e Coliqueo;
el tiempo en su traqueteo
en el cuerpo le abrió heridas,
prolijamente zurcidas
por las manos de mi prienda,
viejo poncho y gaucha ofrenda
de rayas descoloridas.
 
Al contemplarlo recuerdo
la niñez de mis gurises,
hoy que mis cabeyos grises
me marcan el tiempo lerdo:
lo yevo en el hombro izquierdo
pa´lucir sus condiciones,
y un relieve de festones
que imita flores de cardo,
resalta en su fondo pardo
listas bayas y marrones.
 
En el arrorró temprano
fue caricia arruyadora,
y fue musa inspiradora
en mis sueños de paisano;
fue como escudo en mi mano
en una acción no buscada,
fue bandera improvisada
pa´largar una cuadrera,
y hoy es reliquia campera
de una época pasada.
 
Mi poncho fue tibio manto
cuando en el recao tendido,
campeaba un sueño perdido
mojao por nocturno yanto;
su boca se abrió en un canto
de paz, de amor, de armonía,
y hoy su grata compañía
de mi vida en el repecho,
tiene ganao por derecho
el honor de una poesía.
 
Seudónimo: El abrigado
Autor: Juan Carlos Pirali
Localidad: Dolores, provincia de Buenos Aires.

INFOCAÑUELAS

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos