21 de junio. Cañuelas, Argentina.

weather 14º

La sucursal Cañuelas celebró el bicentenario del Banco Provincia

La primera sede abrió sus puertas en la Manzana de las Luces el 6 de septiembre de 1822. En Cañuelas comenzó a operar en 1885.

El personal celebró en la sede local.

El personal celebró en la sede local.

El pasado martes el equipo del Banco Provincia, sucursal Cañuelas, celebró el bicentenario de la institución fundada el 6 de septiembre de 1822, siendo el primer banco de Hispanoamérica. Actualmente cuenta con 420 sucursales, una red de 1.900 cajeros automáticos y 10.500 trabajadores.

La casa local organizó un sencillo ágape que estuvo encabezado por el gerente, Orlando Goggi, y la subgerenta Paola Doyharzábal.

En representación del municipio concurrieron la secretaria de Gobierno, Valeria Ríos, y el secretario de Desarrollo Productivo, Marcelo Di Giácomo.

Participaron dos invitados especiales: el veterinario Daniel Sancholuz, el cliente con cuenta activa más antigua; y Rubén Berrueta, jubilado de la entidad que prestó servicios durante décadas.

También estaban invitados los directivos de las emprsas Extra Gas y San Satur S. A., los dos clientes más importantes, quienes no pudieron concurrir por cuestiones de agenda.

Sancholuz y Berrueta, invitados al evento.

LOS ORÍGENES DEL "PROVINCIA"

La creación del Banco se resolvió el 15 de enero de 1822, en una reunión realizada en el edificio del antiguo Consulado de Buenos Aires, donde también tuvo lugar la Asamblea del Año XIII. Su nombre original fue Banco de Buenos Ayres y nació como una sociedad anónima privada, la primera del país. Es también el primer banco de Hispanoamérica. 

Abrió sus puertas por primera vez el viernes 6 de septiembre de 1822. Ese mismo día puso en circulación los primeros billetes de la historia argentina. Estaban impresos sobre una plancha única y el valor era asignado a mano por un funcionario del Banco que los avalaba con su firma. 

Los primeros años funcionó en un sector de la "Manzana de las Luces", hasta que en 1826 se instaló en el antiguo Consulado. En ese mismo solar histórico ubicado sobre la actual calle San Martín 137 permanece desde entonces la Casa Central del Banco. 

En diciembre de 1863 abrió su primera sucursal en San Nicolás de los Arroyos, a la que le siguieron Dolores y Mercedes. Desde entonces, su presencia se extendió en todo el territorio que hoy conforman la Provincia y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Sus sucursales y cajeros automáticos son un sinónimo de progreso y crecimiento para las comunidades. Actualmente, es la única entidad financiera presente en 131 localidades bonaerenses. 

Su primera sucursal en La Plata fue inaugurada el 20 de noviembre de 1882, apenas un día después de la fundación de la ciudad. El 19 de abril de 1886 se inauguró la Casa Matriz, ubicada sobre Avenida 7 Nº 726. El edificio proyectado por los arquitectos Juan Buschiazzo y Luis Viglione fue la obra más importante de la Institución durante el siglo XIX.  

El equipo femenino de la sucursal Cañuelas.

En el transcurso de tres siglos el Banco superó diversas crisis económicas, algunas propias de la Argentina y otras globales. La más difícil fue la que enfrentó en 1890, cuando entró en moratoria y cerró la mayoría de sus sucursales, a excepción de la Casa Central, la Casa Matriz La Plata y las tres primeras filiales antes mencionadas. 

En 1906 se reorganizó como entidad mixta al fusionarse con el Banco de Comercio Hispano Argentino. Este régimen lo rescató de su moratoria y posibilitó su crecimiento sostenido y la adecuación a las condiciones del sistema bancario moderno durante cuarenta años. 

En 1946, a partir de la política de estatización de empresas impulsada durante el primer gobierno de Juan Domingo Perón, el Banco se transformó en una empresa estatal de la provincia de Buenos Aires. El presidente del Directorio durante esta etapa fue Arturo Jauretche, quien impulsó la apertura de 21 nuevas sucursales y desplegó una política de crédito orientada al desarrollo de la industria nacional y el campo. 

Entre los múltiples hitos en la historia de Banco Provincia, se destacan: el primer crédito hipotecario argentino (1856); el primer crédito del país diseñado específicamente para el sector agropecuario (1941); la creación de planes de vivienda y la construcción de conjuntos habitacionales en la provincia de Buenos Aires (1962); la incorporación del servicio de tarjetas de crédito Visa (1980); la inauguración de su propia red de cajeros automáticos (1989); la creación del Grupo Provincia, un holding de empresas de servicios financieros (1997); el nacimiento de Provincia Microcréditos, una empresa destinada a brindarles financiamiento productivo a trabajadores y trabajadoras independientes que no tienen acceso al sistema bancario tradicional (2009); la creación del primer comité de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual del sistema financiero argentino (2020). 

Personal de Cañuelas y funcionarios invitados.

Históricamente, Banco Provincia se ha caracterizado por ser una institución inclusiva. En 1919 incorporó la primera trabajadora, en un contexto mundial donde la mujer se incorporó al mercado laboral durante la primera guerra mundial. Hacia 1960 ingresó el primer trabajador con discapacidad y se inició así una cultura interna que promueve la diversidad en todas sus formas. A partir de 1984, con el retorno de la democracia, fue la primera entidad financiera que fomentó la incorporación de más de un centenar de veteranos de la Guerra de Malvinas. 

El último hito de su historia ocurrió en abril de 2020 cuando relanzó su billetera digital Cuenta DNI, una herramienta de inclusión financiera con 5,5 millones de personas usuarias que está transformando el sistema de pagos en la provincia de Buenos Aires. 

Torta del bicentenario.

PRIMERA SUCURSAL EN CAÑUELAS

Si bien el origen del banco es contemporáneo al nacimiento de Cañuelas como partido (1822), pasaron más de 60 años hasta que se inauguró la primera sucursal cañuelense durante la presidencia de Belisario Hueyo. La sede quedó formalmente inaugurada el 1 de agosto de 1885 en la casa de la familia Zelarayán, frente a la plaza principal.

Los primeros clientes fueron Pedro Abeleyra, Pastor Villati, Mariano Gorosito, José Galicia, Félix Morris y Emilio Argüelles.

En 1894 la sucursal cerró como consecuencia de la mencionada crisis de 1890, pero tras el reclamo de varias familias de Cañuelas, reabrió el 15 de diciembre de 1912, en su ubicación actual.

En 1922 se inauguró el nuevo edificio y el 8 de junio de 1979 se concretó el edificio actual, aggiornado en dos ocasiones.

Escrito por: Redacción InfoCañuelas